Seleccione un buscador
 Filtro semillas
Banco
Índica / Sativa
Clima
Sabor
Uso recomendado
Tipo de Semilla
Interior / Exterior
Perfil de cannabinoides
Efecto físico
Duración Floración interior
Tiempo de cosecha en exterior

Hay 3 productos.

NYC Diesel NYC Diesel
Soma Sacred seeds
  • -10%
  • Precio rebajado

NYC Diesel

(2) 
63,00 € 70,00 €
Ver

En Stock

Lavender Lavender
Soma Sacred seeds
  • -10%
  • Precio rebajado

Lavender

(1) 
63,00 € 70,00 €
Ver

En Stock

Somango Somango
Soma Sacred seeds
producto agotado
  • -10%
  • Precio rebajado

Somango

(1) 
58,50 € 65,00 €
Ver
Ir arriba

Soma Seeds

Soma Seeds banco de semillas feminizadas

Semillas de marihuana feminizadas americanas del banco Soma's Sacred Seeds 

Soma Seeds es un banco de semillas el cual tiene su origen en Estados Unidos. El nombre de dicho banco, es el nombre que tiene el propio dueño.

Origen y propiedades principales del banco Soma Seeds

La historia se remonta en el año 1967, cuando el señor Soma estaba trabajando en la empresa de ordenadores IBM, en Nueva York. Un compañero le proporcionó unos pocos porros de marijuana ya liados. En cuanto acabó el trabajo, bajó al East River a probar por primera vez la marihuana, teniendo 18 años. Se encendió el porro y comenzó a probarla, se enamoró de la sensación que invadió todo su cuerpo.

Cuatro años más tarde en el sur de Vermont, Soma tenía y llevaba, una panadería y un restaurante vegano. Pasó un tiempo de aprendizaje y conocimientos del mundo orgánico, dando paso a que comenzase a cultivar cannabis. Este momento fue cuando comenzó la historia como cultivador cannábico.

Le maravilló tanto esta planta que, aprendió a cultivar en interior, el arte de nurturing, el de la fotografía, etc. Gracias a la marihuana, abrió su mente hacia intereses que sin ella probablemente no habría perseguido. A pesar de las leyes de muchos países en contra del cannabis, Soma no quiso renunciar al uso de esta planta. Tras mucha experiencia y años, comenzó a escribir artículos sobre el cultivo de marihuana orgánica. Finalmente escribió un libro llamado, “ Organic Marijuana Soma Style” en el que puedes aprender sus trucos y formas de cultivar cannabis de forma orgánica.

Somango, la mayor creación del Gran Soma

Somango: Es una variedad mayormente índica, se obtuvo cruzando una Jack Herer, una Big Skunk Korean y una Super Skunk. Esta variedad antes llamada Soma#5, tiene una distancia entre nudos corta y de la cual le salen multitud de ramas laterales. La podremos cultivar en exterior y en interior, pero probablemente dentro tengamos que controlar su altura de alguna forma (como una malla de Scrog). Su periodo floración es intermedio, siendo de unos 2 meses y poco en interior, y sobre octubre en el exterior. Conforme va floreciendo, la planta adquiere tonalidades púrpuras, y gran cantidad de tricomas. Desprende un aroma dulce, que en la boca recuerda al caramelo y a frutas tropicales. Su efecto es potente, produciendo un estado euforia y creatividad.

Lavender: Cepa que se consiguió tras cruzar cepas de distintas regiones: Hawai, Afganistán, Corea, Estados Unidos y de Europa. Su estructura es de planta ancha, hojas oscuras y gran dureza en las ramas, debido a su herencia índica. En el exterior la podemos cultivar en cualquier zona de climas templados, siendo los de calor y poca humedad en los que mejor se encuentra. En interior podremos cultivarla también se nos desarrollará perfectamente, solamente habrá que darle un periodo de crecimiento corto para que no se hagan demasiado altas. La producción es buena, aunque lo que más la caracteriza, es la calidad que obtendremos después de unas 9 semanas de maduración. El sabor con el que cuenta esta cepa, es algo parecido al del hachís afgano. Su efecto es realmente relajante, perfecto para cuando quieres desconectar de todo, e incluso para problemas para poder dormir.

NYC Diesel, perfecta sativa de efecto estimulante

NYC Diesel: Variedad mayormente sativa que procede de los Estados Unidos. Un amigo de Soma trajo unas semillas de Nueva York, diciendo que eran de la mejor marihuana que había probado. Y de ésta manera se consiguió una de las cepas más exóticas de este banco. Tiene una talla alta y una distancia internodal larga, por lo que deberemos de controlarle un poco la altura. Si la cultivamos en interior será conveniente utilizar algún tipo de filtro anti-olor, pues el olor que desprende es extremadamente fuerte. Las plantas tiene una buena producción, sobrepasando los 300g/m2 . Al estar en exterior recomendamos tutorarlas también, y así ganar algo de resistencia, frente las inclemencias del tiempo. Al fumarla nos deja un sabor en la boca, que nos recuerda a los pomelos rojos bien maduros. El efecto que produce es activo y despierto, perfecto para si vas a quedar con tus colegas a charlar un rato.