>> Hidroponía y aeroponía

Hidroponía y aeroponía

			NULL

		
 Hidroponía y aeroponía

El cultivo hidropónico es una técnica avanzada para cultivar plantas tanto de marihuana como de cualquier tipo de forma muy sencilla, sin tener que preocuparnos del riego y con el que siempre tendrán el agua y los nutrientes necesarios.

La hidroponía es un sistema de cultivo que se basa en un principio muy sencillo. Un sustrato inerte donde sujetar las raíces y la planta a la maceta, y un sistema de recirculación de agua que va desde un depósito hasta la maceta a través de mangueras y el agua sobrante vuelve al depósito. Las plantas siempre tienen agua y nutrientes disponibles y salen mucho más rápidas y más productivas, a la vez que su cultivo necesita menos dedicación que en la tierra.

Uno de los sistemas más sencillos de cultivo hidropónico es el Wilma, unas macetas que se colocan encima de un depósito y el agua recircula constantemente.

Al cultivar en hidroponía el agua será parte del medio de cultivo, con lo que tendremos que regularla con un nivel de Ph correcto y una electro conductividad (EC) adecuada a nuestras plantas. En la marihuana suele rondar el Ph en crecimiento a 5,5 Ph y en floración a 6,5 Ph. La electro conductividad es la cantidad de sales o abonos que lleva el agua, y la cantidad para cultivar marihuana debe ser en crecimiento del 0,8 al 1,0 de Ec y en floración desde el 1,2 hasta el 2,0.

También tendremos que tener en cuenta otro factor importante, la temperatura del agua. La temperatura que tenga el agua tiene mucho que ver con el nivel de oxígeno que queda en el agua, cuanto más caliente menos PPM de oxígeno y cuanto más fría más nivel, pero no pude bajar de 16º o se bloquearán las raíces. La temperatura óptima para enraizar la planta los primeros días es 25º. Para que las plantas se alimenten bien y asimilen todos los nutrientes debe estar a 20º.

Cuando cultivamos en hidroponía es muy fácil que nuestras plantas se doblen del peso, con lo que tendremos que tutorarlas con tutores de plástico o en su caso una malla SCRoG, sino nuestra cosecha corre peligro. Otro de los peligros es que se estropee la bomba de agua y dejemos nuestras plantas sin suministro de agua, con lo que hay que tener siempre una bomba de repuesto por si falla un Domingo poder mantenerlas vivas. Duran unas horas con el foco apagado sin bomba, pero muy pocas horas si están las lámparas encendidas.

El agua del depósito se cambia todas las semanas, aunque puedes poner un Bio Filtro de GHE que quitará la materia orgánica del agua y al no podrirse nada en el agua aguantarla hasta 2 semanas, rellenando el agua que se beba y abonando con el medidor de Ec para volver a los parámetros correctos.

Una forma diferente de plantar cannabis de forma automatizada y sacando producciones como nunca. Es como subir un escalón en tu cultivo de marihuana.