Cocinar con marihuana: los mejores consejos

Cocinar es una actividad divertida y puede servir para aliviar el estrés y la ansiedad. Se puede hacer solo o en compañía, y probar los resultados finales no está nada mal. Realizar platos hechos con marihuana es una actividad todavía más divertida y sus resultados pueden ser recreacionales para disfrutar con amigos o medicinales para uso propio; cocinar con marihuana no es muy complicado. Sin embargo, para que puedas obtener un efecto adecuado de tus recetas con marihuana, hay que seguir una serie de pasos y muchas veces nos hacemos preguntas a la hora de preparar estas recetas; cuánta cantidad de marihuana utilizar, cuánto tiempo tarda en hacer efecto, etc.

Es normal que surjan este tipo de dudas cuando nos iniciamos en la cocina cannábica, por eso te dejamos los mejores consejos para que cocinar con marihuana te resulte fácil y sencillo.

¿La marihuana se puede comer?

cocinar con marihuanaLa respuesta corta a esta pregunta es , te puedes comer un cogollo de marihuana si quieres. ¿Te hará algún efecto psicoactivo? No.

Al contrario de lo que suele pensar la gente, las flores frescas y “crudas” de marihuana feminizada contienen muy poca cantidad de THC (el cannabinoide encargado de los efectos psicoactivos). Lo que sí que contienen en grandes cantidades es THCA, el formato acídico del THC. Este cannabinoide no-psicoactivo se convierte en THC cuando se calienta, ya sea mediante la combustión, vaporización o cocción. Además, no todos estos métodos consiguen transformar todo el THCA en THC, siendo la cocción la manera más eficiente de aprovechar los cannabinoides.

Otra razón por la cual no puedes experimentar un efecto psicoactivo al comer marihuana cruda es porque el THC necesita pasar a la sangre para realizar cualquier tipo de efecto. El sistema digestivo humano no está hecho para poder digerir alimentos como flores crudas, lo cual significa que cualquier residuo de THC que entre a tu sistema con el cogollo se verá expulsado y nunca llegará a la sangre. Por estos motivos, nunca verás un plato cannábico con cogollos comestibles ni marihuana visible, ya que primero hay que realizar una infusión de cannabinoides.

Cómo preparar la marihuana para comer

Para cocinar con marihuana, tendrás que realizar unos pasos previos para asegurar el efecto deseado.

Primero, recomendamos saber qué variedad estás utilizando para realizar la receta, y si puedes averiguar su contenido de THC, mejor todavía. Recomendamos utilizar variedades con niveles de THC medios si no tienes mucha experiencia con la ingestión de cannabinoides; si se realiza bien, puedes obtener hasta un 90% de cannabinoides mediante la ingestión, comparado con la inhalación, que produce un efecto más instantáneo pero muchísimo menos potente.

Nota importante: El efecto del THC ingerido puede tardar entre una y dos horas en aparecer, dependiendo de la cantidad ingerida y del metabolismo de cada individual. A la hora de comer un plato o pastel con marihuana, recomendamos empezar por cantidades pequeñas y esperar hasta que notes el efecto; si después de un buen rato no sientes nada, prueba un poco más. Si te pasas, el efecto no será agradable y solo podrás esperar a que pase, y puede durar hasta 8 horas.

cocinar con marihuanaSegundo, tendrás que pensar qué receta vas a utilizar para extraer los cannabinoides; los cannabinoides solamente son liposolubles, lo cual significa que solo se pueden infusionar con materia grasa como mantequilla, aceite, leche etc. Esto quiere decir que tendrás que utilizar una receta que incorpore una versión cannábica de estos ingredientes (por esto mismo la repostería y los pasteles suelen ser elecciones comunes).

Esto se hace mezclando la marihuana con una de esas sustancias grasosas, calentándolo poco a poco para que los cannabinoides puedan liberarse y fusionarse con la grasa. Luego deberás colar la mezcla y asegurarte de que no queda materia vegetal. Además, para poder asegurarte de que aprovechas todos los cannabinoides, antes de empezar a realizar la infusión de cannabinoides deberás realizar un proceso llamado descarboxilación.

¿Qué es la descarboxilación?

Antes, hemos comentado que los cogollos de marihuana contienen bastante más THCA que THC. Sabemos que el primero se convertía en el segundo mediante el calor; por eso mismo, solo es capaz de producir un efecto psicoactivo mediante la combustión, la vaporización y la cocción.

En este caso, con cocción nos referimos directamente al proceso de descarboxilación. Esto se hace mediante la aplicación de cierta temperatura durante cierto tiempo. La marihuana empieza a descarboxilarse a partir de unos 45 minutos bajo una temperatura de 104°C, y siempre hay que tener en cuenta que los cannabinoides empiezan a deteriorarse a partir de los 148°C, y nunca hay que permitir que llegue a esta temperatura ni que esté más de una hora entre 105-120°C. Si dispones de un horno, papel de horno y los cogollos necesarios, puedes proceder con el proceso de descarboxilación.

Por último, muchas personas que cocinan con cannabis recomiendan lavar la marihuana también; esto se puede hacer antes de descarboxilar (lo cual ayuda a que se seque, también) o después, siendo necesario secar levemente la marihuana con papel y dejarlo reposar hasta que se seque del todo. Si te preocupa mojar tu marihuana, no te preocupes; al igual que los cannabinoides son liposolubles, también son hidrofóbicos, lo cual significa que no se pueden infusionar con agua. El proceso de lavado sirve únicamente para retirar la clorofila (el sabor a planta) y la suciedad (polvo etc.) que puede contener la marihuana.

Cabe destacar que el proceso de descarboxilación no es 100% necesario si no buscas un efecto altamente psicoactivo. De echo, si no se descarboxila la marihuana, el plato resultante tendrá una cantidad alta de THCA, que se conoce por sus efectos relajantes y analgésicos; puede que para pacientes medicinales que no buscan efectos potentes, no descarboxilar sea la manera correcta de hacerlo.

Cocinar con marihuana | Recetas de comida cannábica

mantequilla de marihuanaPara poder incorporar cannabis a tu plato favorito, primero tendrás que saber algo de cocina cannábica y sus básicos; al consultar este post, verás que hay una lista muy larga de maneras de crear infusiones cannábicas para otras recetas. Desde la receta más comun, mantequilla cannábica, pasando por salsas de tomate con marihuana, hasta licores caseros con cannabis para cocinar; hay una opción para todo tipo de platos. Aquí también podrás consultar las cantidades adecuadas de marihuana para cada receta.

Realmente, se puede realizar cualquier receta utilizando cannabis si se siguen los pasos correctos y se sabe cómo incorporarlo al plato. En nuestro blog disponemos de un apartado dedicado únicamente a las recetas y cocina de comida cannábica, donde podrás encontrar decenas de recetas que varían desde pasteles y dulces, hasta menús completos para ocasiones especiales.

Cocinar con marihuana | Recetas cannábicas veganas

Si eres vegano/a, ¡no te preocupes! Es cierto que la mayoría de recetas cannábicas incorporan mantequilla, manteca o otros tipos de grasas animales, pero también se pueden realizar infusiones de cannabis mediante cualquier tipo de aceite, ya sea de girasol, oliva o incluso de coco. Disponemos en nuestro blog de una receta para realizar brownies veganos con cannabis, además de una receta deliciosa para hummus de cannabis. ¿A qué esperas? ¡A cocinar!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 11 Promedio: 4.4)