Cultivar marihuana en armario de cultivo

Hay muchas veces que nos vemos obligados a cultivar marihuana en armario de cultivo, ya sea por que no necesitamos ocupar toda la habitación, por que no quieres que te salga luz por ningún sitio, para tener el cultivo más escondido y discreto o por que tienes un hijo y no quieres que vea a lo que le dedicas las tardes.

En un armario de cultivo podemos cultivar sin problemas nuestras plantas de marihuana, pero hay que tener varios factores en cuenta para que en el futuro todo siga iendo bien. Es prácticamente imposible que metas 20 plantas en un armario de 1m x 1m x 2m y que el cultivo salga bien, ya que al no poder crecer a lo ancho la planta crecerá a lo alto y tendremos más que marihuana un armario de cañas de bambú, sin cogollo alguno o muy escasos y sin peso.

Lo primero que debemos ver es la cantidad de marihuana que esperamos recoger. Si tienes un consumo de 100g al mes, no puedes plantar con un foco de 250w, ya que por mucho armario que tengas o un gran número de plantas no sacarás más de 150g y te tiene que durar 3 meses. Si pones uno de 400w optas a unos 300g y si plantas con un 600w optas a unos 500g.

Una vez que hemos elegido la potencia de nuestra luz tendremos que elegir un armario de la medida adecuada para nuestro foco. Uno de 250w encaja en un armario de 0,80m x 0,80m x 1,6m. Un foco de 400w abarca un armario de 1m x 1m x 2m perfectamente y con uno de 600w puedes abarcar el de 1,2m x 1,2m x 2m.

La ventilación de nuestro armario tendrá mucho que ver con los parámetros de cultivo, como la temperatura y la humedad. Deberemos elegir un extractor y un filtro de olor acorde con nuestro armario y con nuestro foco. Más o menos para un foco de 250w necesitarás unos 200m³/h, para un 400w necesitarás unos 350m³/h y para un 600w uno de 450m³/h para que no se te caliente en exceso el cultivo, aunque siempre podremos ponernos un Cooltube. Necesitaremos un ventilador que mueva las hojas ligeramente, para que a parte de fortalecer los troncos y ramas, la planta haga mucho mejor la fotosíntesis que si está estática.

Cuando ya hemos elegido tanto foco como espacio, nos debemos plantear que variedad de marihuana plantaremos. Hay cientos de variedades de plantas de marihuana, pero lo mejor es que elijamos una que nos cuadre en el tipo de marihuana que nos agrade de sabor o un tipo en especial de efecto como es el caso de las relajantes. Dentro de ese grupo deberemos buscar  una que sea fácil de cultivar para ti, si eres experto todas te irán bien y si eres principiante mejor que busques una fácil de llevar como Critical + que caben unas 16. De media caben unas 9 plantas por cada m², pero las hay que conviene 16 y las hay que conviene 4, con lo que lee bien la descripción de la variedad que te interese en nuestra página web y te resumimos su cultivo.

Ahora lo que tendremos que hacer es germinar nuestras semillas para poder cultivarlas en nuestro armario, para ello usaremos el sistema del Tupper que describimos en nuestro artículo. Una vez las tengamos en nuestra macetita ya podremos ponerlas dentro de nuestro armario, le ponemos el foco a una altura considerable para que no se nos quemen cuando salgan y colocarlo a 18h de luz, solo hay que esperar a que asomen.

Cuando llevan 4 o 5 días dentro de las macetas pequeñas, deberán ser trasplantadas a unas macetas algo más grandes para que tengan un buen espacio las raíces y tengan un crecimiento sano y fuerte. Empezaremos con un abonado flojito para que vaya comiendo, y en riego si, riego no, abonamos flojo con el crecimiento a dosis mínima, hay que seguir así hasta el día 20-25 de cultivo. El Ph del agua de riego en crecimiento en tierra es de 5,5 ph, para que absorba el máximo de nitrógeno disponible. Cuando tenga unos 20 días de vida y quede poco para trasplantar le damos la última toma de abono de crecimiento con una dosis alta, del máximo del bote y sobrará. Eso nos dará plantas sanas con un buen tronco y buen verdor para que entren con la máxima fuerza en la fase de floración.

Cuando la planta tenga unos 21-25 días de vida, deberemos pasarla al fotoperiodo de floración. Solo deberemos cambiar las horas de nuestro temporizador de 18h encendido a 12 horas encendido y 12 apagado. También tendremos que trasplantar a macetas de 7L , es la más standard aunque los hay que prefieren de 11L. Deberás empezar a usar un estimulador de floración, por ejemplo Bud Ignitor que es mi preferido. A los 10-12 días verás como empiezan a aparecer los primeros pelitos de las flores y empezará la nueva fase. Empezamos a usar el abono de floración y seguimos con el estimulador, usándo los dos abonos a la vez en riego si, riego no, como en todo el ciclo de la planta. Cambiaremos el Ph a 6,2.

Cuando le veamos concentraciones de pelitos en la punta de la planta y en la punta de todas las ramas, será el momento de dejar de usar nuestro estimulador de floración. Ahora solo le tendremos que dar el abono de floración y algo de carbohidratos ( Azúcares), como puede ser un Terra Flores de Canna para floración y Bud Candy de carbohidratos. Seguiremos así, abonando con los dos juntos en un riego si, otro riego con agua. Ya deberemos subir el valor del Ph a 6,5 para que vaya comiendo mejor el abono de floración. Iremos subiendo la dosis poco a poco hasta llegar al 6,8 Ph en unos 30 días.

En unas semanas veremos que nuestras flores ya se han formado a lo largo de nuestras ramas y se han formado los preciados cogollos, llegará la fase de engorde de las plantas. Cuando llega a éste punto quieren una dosis más alta de lo que lleva el abono de floración, con lo que tendremos que apoyarlo con dosis altas de Pk y subir el Ph a 6,8 en éste punto. Uno de los engordes que más nos gustan en GrowBarato es el Monster Bloom, el cual deberemos aportar a nuestro agua de riego una vez a la semana cuando nuestros cogollos ya estén formados. Normalmente le echamos de 3 a 4 veces en todo el cultivo.

Llegará un momento que los pelos blancos dejan de fluir tan rápidamente, y irán mermando, a su vez los viejos se van haciendo marrones y hasta se caen. Nuestras plantas ya no beben agua igual y las hojas grandes van amarilleando, eso son señales de que se acerca la cosecha. Deberemos detener los abonos y empezar a usar agua sola durante unos 10 días. Puedes ayudarte de los múltiples limpiadores de minerales que hay en el mercado como Flawless Finish, eso recortará a una semana la limpieza.

Una vez seca la tierra solo nos queda la cosecha, deberemos cortar nuestras plantas y ponerlas a secar. Habrá que quitarle las hojas y colgarlas del tronco o separarlas por ramas y ponerlas en una malla de secado. Es un proceso que hay que hacer muy bien o echarás a perder meses de cultivo en dos semanas. Lo mejor es que te leas el artículo de como secar y curar bien tu marihuana.

A partir de aquí solo te quedará disfrutar de tu cosecha y de volver a empezar y sacar mejores plantas que en la anterior plantación, ir superándote como cultivador y acabar cultivando tu máxima calidad, nunca estará tan buena la tuya como la de los demás.

Autor del Artículo: Javi Chinesta, del equipo de GrowBarato Valencia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 12 Promedio: 4.3)
Summary
Title
Nº1 Armario 240w VS Armario 600w LED
Description

Cultivar la marihuana en interior puede ser algo complicado si no tienes un buen armario de cultivo. Pero, ¿Cuál es el mejor? En este vídeo vamos a comprar 2 armarios con diferentes formas de cultivo para ver los resultados.