¿Cómo funciona una asociación cannábica?

Puntuación del post

Durante los últimos cinco años en Estados Unidos y Canadá han abierto una multitud de dispensarios de cannabis e incluso asociaciones cannábicas; una asociación cannábica es un establecimiento donde se distribuye y se consume marihuana de manera recreativa. En estos sitios se pueden adquirir una barbaridad de variedades de marihuana, de tinturas y cremas e incluso de Space Cakes y comida variada hecha con marihuana. Teniendo en cuenta que las asociaciones estadounidenses son completamente legales y más aceptadas, las que tenemos en España se diferencian bastante.

Son lugares y establecimientos donde los socios pueden adquirir marihuana y consumirla en un ámbito privado, siempre que sean mayor de edad o en muchos casos, mayores de 21. Estas asociaciones trabajan sin ánimo de lucro, lo cual significa que todo el dinero recaudado se emplea en mejorar y mantener la asociación.

como funciona una asociacion cannabica¿Cómo me hago socio de una asociación cannábica?

Generalmente, muchas asociaciones cannábicas requieren que seas mayor de 21 años, que seas consumidor habitual de la marihuana de forma recreativa o medicinal, y que seas introducido por alguien que ya es socio de la asociación para que pueda avalar que no tienes intención de revender lo que te suministren; la persona que te trae a la asociación debe hacerse responsable de que sigas las normas del club cannábico. Lo más seguro es que te hagan una entrevista, y también requieren una suscripción anual, que variará de asociación a asociación, y no hace falta decir que tendrás que presentar un documento de identificación como DNI, NIE o pasaporte.

Dependiendo de la asociación y la región, puede que requieran que seas residente de la ciudad o la comunidad, para evitar el turismo cannábico; muchas asociaciones cannábicas prohíben la entrada a turistas, aunque en Barcelona hay bastantes que aceptan el turismo cannábico. Algunas asociaciones también requieren, para consumidores terapéuticos, que presentes un certificado médico que indique una enfermedad adecuada para el tratamiento con cannabis.

¿Es legal?

El tema de la legalidad de las asociaciones cannábicas en España es uno que lleva debatiéndose durante años, siendo Cataluña y el País Vasco las dos comunidades que más han luchado para mantenerlos. Tras los años ha habido muchos casos de asociaciones que han sido cerradas por la policía debido al incumplimiento de varias normas impuestas; solo se puede consumir cannabis dentro del local de la asociación, no se puede sacar fuera ya que implicaría el posible tráfico de drogas, y además si no se tiene un carné de socio, tampoco será “legal” la consumición.

Cuantos más socios tenga una asociación, más interés suele generar para la policía; el momento que la asociación pasa a considerarse una situación de tráfico de drogas, es decir, hay ánimo de lucro por una de las partes involucradas, la policía puede proceder a cerrar la asociación.

Todo el dinero que gana la asociación debe ser invertido en la asociación misma. Algunas asociaciones venden hierba cultivada por ellos, y otras asociaciones requieren que sus socios sean autocultivadores, siendo la asociación simplemente donde van para consumirla.

Aquí hay un vacío legal, que no está muy claro si se puede cultivar marihuana o no. Según las leyes más recientes, no puedes consumir ni cultivar marihuana a la vista de la vía pública. En teoría esto implicaría que es legal mientras el consumo o el cultivo de marihuana sea de manera privada y únicamente para el autoconsumo y, además, las plantas no estén a la vista y los olores no puedan molestar a nadie.

¿Cuántas asociaciones cannábicas hay en España?

Según el Plan Nacional de Drogas, hay más de 1.400 asociaciones cannábicas en toda España. Muchísimas de ellas se concentran hacía el norte, y sobre todo en Cataluña, donde se dice que hay más de 500 asociaciones en toda la comunidad. También hay una gran concentración de clubes cannábicos en el País Vasco.

Durante los últimos años, la policía ha condenado a varias asociaciones en toda España, siendo durante los años 2010 hasta el 2016 cuando se cerraron más asociaciones y federaciones; en el País Vasco, en 2015, se condenó a un club que tenía más de 290 socios bajo la sospecha de que se estaba traficando la marihuana de manera que no quedase solamente entre los socios.

Viendo la situación actual, todavía queda bastante para una regularización oficial y decente de este tipo de asociaciones. Estamos todavía muy lejos de tener los famosos coffee shops de Amsterdam.

Infórmate en tu ciudad con una búsqueda rápida en internet, y consigue una entrevista con tu asociación más cercana. ¡Seguro que te aceptan como socio!