Cocina cannábica y sus básicos

Muchas personas creen que para preparar cualquier plato con cannabis solo hay que sustituir el perejil por la marihuana picada. Esto es un error porque es, en ese momento, cuando entramos en riesgo de sufrir una indigestión. Desde Growbarato.net os recordamos que la marihuana es liposoluble y no hidrosoluble. Esto significa que no se puede disolver en agua ya que solo conseguiríamos hierba mojada. Por el contrario, al disolver la marihuana en grasas como el aceite, mantequilla u otros lácteos lograremos extraer todas las propiedades del tetrahidrocannabinol (THC). De este modo el THC se adherirá a las partículas grasas y disfrutaremos de la cocina cannábica. Si quieres leer más sobre esto, puedes visitar nuestro post sobre cocinar con marihuana y los mejores consejos.

¿Cómo se cocina con cannabis?

Tenemos que ir con cuidado con las cantidades que utilicemos de cannabis en nuestras elaboraciones, porque cuando ingerimos la marihuana aprovechamos todas sus propiedades, mientras que al fumar solo aprovechamos el 40 por ciento. Con esto queremos decir que su efecto psicoactivo es mayor, y hay que controlar las dosis que comemos empezando poco a poco.

cocina cannabica y sus basicos

A continuación, trataremos algunas preparaciones básicas que podemos añadir a nuestras recetas para cocinarnos unos espaguetis, un tiramisú o un brownie con cannabis. Concretamente describiremos la elaboración de: mantequillas, salsas, miel y licores. Todos ingredientes básicos con los que conseguiremos preparar deliciosos platos cannábicos que nos proporcionarán una experiencia única. Si queréis ir directamente a la receta que os interese, podéis pulsar directamente en el indice que os ofrecemos a continuación.

Recetas de Cannabis

Pulsa aquí para ver la receta de mantequilla de hierba
Pulsa aquí para ver la receta de mantequilla de hachís
Pulsa aquí para ver la receta de manteca de cannabis
Pulsa aquí para ver la receta de aceite de cannabis
Pulsa aquí para ver la receta de leche de marihuana
Pulsa aquí para ver la receta de flores tostadas
Pulsa aquí para ver la receta de salsa de tomate natural de marihuana
Pulsa aquí para ver la receta de miel verde
Pulsa aquí para ver la receta de licor casero de cannabis para cocinar

Eso sí, os aconsejamos tomar solo una dosis o porción de lo que preparemos con estos ingredientes básicos para la cocina cannábica. Más dosis en vez de aumentar el efecto, nos provocará un estado de malestar que nada tiene que ver con el efecto deseado.

Cocina cannábica | Mantequilla de hierba

cocina cannabica y sus basicosIngredientes:

  1. Medio litro agua aprox.
  2. Por cada 250 gr. de mantequilla 5/10 gr. de cogollos

Preparación:

Lo primero que haremos para confeccionar nuestra mantequilla de marihuana, será hervir nuestra hierba en una olla con medio litro de agua durante 20 minutos a fuego lento. Para, de este modo, eliminar la clorofila e impurezas de nuestra planta.

A continuación, derretiremos a fuego lento la mantequilla al baño maría y añadimos el cáñamo picado muy fino que hemos hervimos anteriormente. Removeremos todo lentamente, para conseguir disolver los tricomas, hasta que nuestra mantequilla se haya vuelto de un color verdoso uniforme y homogéneo.

El siguiente paso, y tras cerciorarnos de que nuestra marihuana haya liberado todos sus cannabinoides, filtraremos en un colador muy fino nuestra mantequilla derretida en un frasco o recipiente hermético. Finalmente, dejaremos que se enfríe en temperatura ambiente para después guardarlos en el frigorífico durante 24 horas. Durante este tiempo le daremos la vuelta de vez en cuanto hasta que se enfríe y solidifique.

Cocina cannábica | Mantequilla de hachís

Ingredientes:

  1. Por cada 250 gr. de mantequilla 3/5 gr. de hachís

Preparación:

A diferencia de la mantequilla de marihuana, la de hachís es un proceso más rápido. Lo primero que haremos será calentar al baño maría la mantequilla y cuando se nos haya derretido añadiremos el hachís bien desmenuzado. Tendremos que remover sin parar a fuego lento durante 20-30 minutos hasta que consigamos que esté totalmente disuelto. Cuanto menor sea la temperatura mejor sabor obtendremos al final. Además, os recomendamos no cocinar a más de 180ºC ya que nos arriesgaremos a perder gran cantidad de cannabinoides.

Por último, pondremos nuestra mantequilla de hachís en un frasco y dejaremos enfriar primero a temperatura ambiente. Para, acto seguido, acabar de enfriar durante 24 horas en el frigorífico en un frasco cerrado.

Cocina cannábica | Manteca de cannabis

Ingredientes:

  1. 250 gr de manteca de cerdo
  2. 5 gr de cogollos secos y curados o 20 gramos de hojas secas y curadas
  3. Agua embotellada

Preparación:

La preparación de la manteca cannábica es exactamente igual a la de la mantequilla de marihuana, aunque para evitar confusiones, también la vamos a exponer.

El primer paso es limpiar la marihuana introduciéndola en una olla con agua, durante aproximadamente 20 minutos y a fuego lento.  Como bien sabéis a estas alturas esto se hace para eliminar gran parte de la clorofila y de la suciedad que pueda tener la materia vegetal.

Una vez hayamos escurrido con cuidado la marihuana lavada, es el momento de llenar de nuevo una olla con agua y ponerla a hervir, una vez esté hirviendo es el momento de introducir la manteca de cerdo y remover hasta que se disuelva por completo.

Después de que la manteca se haya disuelto es el momento de introducir la marihuana picada o las hojas,  hay que remover a fuego lento durante aproximadamente 20 minutos. Con este tiempo es más que suficiente para que los cannabinoides se adhieran a la grasa de la manteca.

Por último hay que filtrar el resultado por un colador, después hay que dejarlo reposar a temperatura ambiente durante un par de horas e introducirla en la nevera una vez se haya enfriado. Después de un día en la nevera, podremos retirar la manteca de la superficie con la ayuda de una cuchara.

Cocina cannábica | Aceite de cannabis

cocina cannabica y sus basicosIngredientes:

  1. 500-700 ml de aceite de oliva virgen extra
  2. 20-25 gr de marihuana seca y curada

Preparación:

Prepara una botella de cristal de un litro, introduce el aceite en el interior y seguidamente los 20 gramos de marihuana sin triturar, simplemente desmenuzando un poco con los dedos el material es más que suficiente.

Después de introducir la marihuana cierra la botella y deposítala en una zona oscura, fresca y seca durante 2 o 3 semanas, removiendo de vez en cuando la botella. Una vez haya trascurrido ese tiempo, ya podremos hacer uso de ese excelente aceite, ahora solo queda probar sus efectos y ajustar la proporción en el caso de que sea demasiado fuerte. Si esto sucediera solo hay que añadir un poco más de aceite y volver a probar, así hasta que ofrezca el efecto deseado.

Recuerda que este aceite es ideal para aliñar, acompañar o tomar directamente, no se debe utilizar para freír, ya que perdería todas sus propiedades por culpa de la alta temperatura.

Cocina cannábica | Leche de marihuana

Ingredientes:

  1. 1L de leche entera
  2. 1L de agua embotellada
  3. 20-30 gr de hojas secas o 2-5 gr de marihuana curada o descarboxilada.

Preparación:

Prepara una olla con agua y ponla en a fuego lento, introduce la materia vegetal que hayas elegido y mantenla durante 20 minutos removiendo continuamente, de esta manera se lava la marihuana y queda perfecta para realizar cualquier receta.

Una vez limpia y escurrida la marihuana, introdúcela en una olla y añade la leche entera. Pon la olla a fuego medio hasta que vaya a comenzar a hervir. No dejes que hierva y baja un poco el fuego, remueve de vez en cuando y evita que suba la leche.

Realiza este proceso durante 40 minutos, después cuela la leche con la ayuda de un colador e introdúcela en un recipiente de cristal, déjala enfriar a temperatura ambiente y después métela en la nevera. Ya tienes lista tu fantástica leche de marihuana para realizar diferentes tipos de recetas marihuaneras.

Cocina cannábica | Flores tostadas

cocina cannabica y sus basicos

Ingredientes:

  1. flores de cáñamo
  2. mantequilla
  3. aceite

Preparación:

La marihuana cruda no es un alimento agradable para nuestro paladar ya que no la digeriremos correctamente. Además de no colocarnos ya que no posee su poder cannábico.

El ácido tetrahidrocannabinólico (THCa) un precursor químico del THC y necesita calor para convertirse en el THC. Para lograrlo cogeremos nuestras hojas de marihuana y las pondremos con aceite y / o la mantequilla que nos ayudarán durante este proceso de activación. Introducimos toda la hierba finamente picada en una sartén con mantequilla y salteamos a fuego lento hasta que se doren. Esta receta es ampliamente utilizada en todos los platos que no requieren cocción adicional.

Cocina cannábica | Salsa de tomate natural de marihuana

Ingredientes (6 personas):

  1. 1 Kg. de tomates de pera
  2. Aceite de oliva
  3. Sal
  4. Pimienta
  5. Cebolla
  6. Albahaca
  7. 4 gr. de cáñamo o 3 gr. de hachís

Preparación:

La salsa napolitana es por excelencia la utilizada en Italia para los espaguetis. Una salsa de tomate muy simple de hacer aunque siempre apetitosa.

Lo primero que haremos será pelar, quitar las semillas y escaldar nuestro kilo de tomate pera en una olla. En cuanto tengamos listos nuestros tomates retiraremos del fuego y reservamos para más tarde.

El siguiente paso será sofreír en una sartén el cáñamo con un poco de aceite de oliva y una cebolla picada en trozos muy pequeños. Doraremos todo durante unos minutos y cuando observemos que adquiere un tono cobrizo agregaremos el kilo de tomate pera, que hemos preparado previamente, y un puñado de albahaca fresca.

Cocinaremos todos los ingredientes a fuego lento aproximadamente durante una hora y sin parar de cortar y remover los tomates con todos los ingredientes. Cuando comience a espesar nuestra salsa de tomate salpimentaremos con moderación y tendremos lista nuestra salsa de tomate natural de marihuana.

El plato más común para utilizar esta salsa sería con unos espagueti o tallarines, bien sazonados y hervidos al dente. Para finalizar cubriendo el plato con queso parmesano rallado.

Cocina cannábica | Miel verde

cocina cannabica y sus basicos

Ingredientes:

  1. 500 gr. miel
  2. 50 gr. mantequilla
  3. 5 gr. de cogollos o 3 gr. de hachís

Preparación:

En una cacerola al baño maría primero derretiremos la mantequilla y añadiremos el cáñamo picado (que habremos hervido primero como explicamos más arriba). Cocinaremos a fuego lento durante unos minutos hasta que observemos que adquiera un tono verdoso. En ese momento tendremos que filtrar con un colador muy fino nuestra mantequilla para eliminar la marihuana. Si has utilizado hachís en vez de marihuana no será necesario filtrar la mantequilla.

El siguiente paso será agregar la miel a la mantequilla en una cacerola a fuego lento y remover tenazmente durante 2 minutos. Una vez acabo, dejaremos que se enfríe para después verterlo en un frasco de vidrio que se pueda volver a cerrar. Mantendremos la miel en el refrigerador para su conservación.

La miel verde de marihuana se puede incluir en cualquier receta relacionada con bebidas o dulces. Os recomendamos una cuchara grande por persona.

Licor casero de cannabis para cocinar

Ingredientes:

  1. Ron, vodka u otro
  2. cáñamo o hachís (aproximadamente de 5-10 gramos por botella)

Preparación:

Esta receta es un poco complicada pero nos permitirá preparar un licor real, poderoso y efectivo que podremos añadir a nuestros platos. Además, al igual que la mantequilla, el alcohol es una excelente sustancia para diluir el tetrahidrocannabidiol para hacer extracciones.

Podemos utilizar cualquier tipo de licor con aromas pero los que contienen una alta graduación adquieren mejor sabor. En nuestro caso utilizaremos el ron o vodka.

Colocaremos el cáñamo o el hachís en una olla bastante grande e introducimos el alcohol. Removeremos bien toda la mezcla para asegurarnos que la marihuana esta toda empapada y dejaremos que se caliente a fuego lento, tapando la olla, durante aproximadamente un minuto.

A continuación, retiraremos del fuego, cubrimos y dejamos reposar durante tres días en un espacio sin frío. Cuanto mayor tiempo tengamos macerando nuestro licor tendrá mayor efecto y sabor más intenso.

Por último, filtraremos nuestro licor con un colador de malla para eliminar todos los restos de cáñamo o hachís que hemos utilizado y separaremos en otro recipiente. Repetiremos esta operación pero añadiendo un vaso de agua caliente que mezclaremos con nuestro licor. El licor obtenido después de esta segunda filtración lo embotellaremos y almacenaremos en un lugar fresco y lo tendremos listo para añadir a nuestros cócteles o recetas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 8 Promedio: 3.5)