El interés por los reguladores de crecimiento vegetales o PGR está en aumento  debido a la influencia de estos componentes en la apariencia y calidad del cannabis. Pero ¿qué son los PGR’s y cómo afectan a las plantas? Influyen en diferentes aspectos de los cultivos. Así pues, aquellas plantas de cannabis que han sido cultivadas con reguladores de crecimiento de plantas producen cogollos más densos y compactos. De igual manera, afectan a la resistencia del cultivo.

Estos componentes fueron descubiertos a finales de los años 20 y desde entonces han sido utilizados en todo tipo de cultivos. No obstante, en las últimas décadas el temor ante su posible toxicidad ha crecido.

Qué son los reguladores de crecimiento de plantas

Un regulador del crecimiento de las plantas o PGR, también conocido como hormona vegetal, es una sustancia química natural o sintética, que se aplica al cultivo para alterar ciertas características. Su objetivo es incrementar la resistencia frente a insectos y posibles enfermedades, al aumentar la fuerza del sistema radicular. Dichos componentes pueden tener un origen natural, como las algas marinas o ser sintéticos.

Sin embargo, para entender cómo funcionan estos PGR es necesario entender cómo funcionan las hormonas vegetales o fitohormonas. Estos elementos alteran la genética y el crecimiento de las células. Por otra parte, algunos de estos elementos causan la muerte celular.

Crecimiento de plantas

En la actualidad existen 5 clases de PGR cada una de ellas tiene un efecto completamente diferente en la planta. A menudo trabajan conjuntamente según en qué fase del ciclo se encuentre. Existen 5 grandes grupos de hormonas vegetales:

  • Auxinas. Juegan un papel muy importante para el desarrollo de las plantas. Son las hormonas responsables de alargar y dividir las células vegetales, mejorando el enraizamiento. Asimismo, favorece el desarrollo de frutos y el crecimiento vertical.
  • Citoquininas. Estos reguladores del crecimiento se pueden usar para estimular o retrasar el desarrollo de las plantas. Además, están involucradas en la creación de raíces adventicias y ayudan a que las hojas se mantengan verdes durante más tiempo. Por otro lado, incrementan la actividad metabólica.
  • Giberelinas. Esta sustancia estimula la floración dentro de las plantas y mejora la formación de raíces. De igual modo, facilitan la formación de frutos y la producción de tricomas. Del mismo modo, generan respuestas ante fuentes de estrés ambiental. 
  • Ácido abscísico. Se ocupa de la germinación y genera plantas más resistentes al estrés hídrico. Al contrario del resto de hormonas, esta se ocupa de inhibir el crecimiento tanto de las semillas, como de los frutos.
  • Etileno. Está involucrado en diferentes procesos como la germinación, el desarrollo de flores femeninas y de frutos o ayudando a sobrevivir en condiciones de falta de oxígeno o con alto nivel de salinidad.

Más allá de estos 5 tipos de PGR, se pueden encontrar diferentes hormonas vegetales como los brasinoesteroides o la daminozida, que juegan un papel esencial en el desarrollo y resistencia de las plantas.

Características del cannabis cultivado con PGR

Se pueden diferenciar gracias a ciertas características:

  • Cogollos más densos y duros.
  • Color marrón o naranja que recuerda a cogollos secos.
  • Falta de aroma u olor.

Además, los PGR inhiben la producción de terpenos. lo que provoca una cierta pérdida de calidad y un cambio en los efectos.

Reguladores de crecimiento de plantas

¿Cómo afectan los reguladores de crecimiento a las plantas?

El aumento del uso de los reguladores del crecimiento de las plantas se debe a su capacidad para obtener mejores rendimientos y cogollos más grandes. Por este motivo son cada vez más los agricultores de cannabis que deciden añadirlos de forma artificial.

Asimismo, al incluir el PGR en la producción se modifica la morfología permitiendo que crezcan en espacios reducidos o reduciendo el ciclo de crecimiento. Dependiendo del tipo de PGR, permitirá acelerar o inhibir el desarrollo, manipulando los ciclos de crecimiento. Una característica muy deseada entre los agricultores por su capacidad de producir plantas vigorosas y fuertes pero de poca altura. En consecuencia, dichas hormonas generan cosechas con un rendimiento superior.

Para qué sirven los PGR en los cultivos de cannabis

Los reguladores del crecimiento se utilizan para modificar la mayoría de las plantas, siendo muy común su inclusión en todo tipo de cultivos, incluido el cannabis. Básicamente su finalidad es incrementar el rendimiento, mejorar la adaptación de la planta y producir cultivos uniformes.

Por lo general, se usan para conseguir un color y un crecimiento más potente, una floración uniforme, o un aumento de la producción de fruta. Dependiendo del tipo de PGR, pueden ayudar a inhibir el crecimiento de la planta y el tallo.

¿Son peligrosos los reguladores de crecimiento de plantas?

Todavía no hay un veredicto claro sobre el riesgo de estas sustancias para las personas, por lo que no se puede asegurar que sean peligrosos para la salud. De hecho,según la legislación de cada país están considerados como seguros o como tóxicos.

Plantas con PGR'S

Algunas de estas sustancias como la daminozida, uno de los reguladores del crecimiento más utilizados, están prohibidos en ciertos cultivos como los alimenticios. Pero ¿cómo reacciona el cuerpo humano ante el consumo de estos PGR?

Si bien es un área que aún se está investigando se ha descubierto que la exposición por accidente puede causar irritaciones, dificultad para respirar o náuseas. El riesgo aumenta ante una ingesta continuada de este tipo de elementos puede llegar a provocar daños pulmonares a largo plazo, afectar a la fertilidad de la persona que los consume y reducir los niveles de aminoácidos en el cerebro.

¿Existen alternativas naturales a los PGR?

Las hormonas de crecimiento vegetal las generan de forma natural las propias plantas. Muchas veces se pueden aprovechar, evitando el uso de aquellos sintéticos. Algunos de dichos componentes que se pueden extraer de forma natural.

Del mismo modo, se pueden utilizar ciertos reguladores naturales como el guano, las algas marinas o el compost. Destacan dos de ellos que permiten conseguir los mismos efectos. Algunos son:

  • El quitosano, con origen animal, se extrae de diferentes crustáceos.
  • El triacontanol, que se encuentra en plantas como la caña de azúcar o la cera de abeja.

El uso de los reguladores de crecimiento de plantas en todo tipo de cultivos ha aumentado. No obstante, todavía se están investigando los posibles efectos en los cultivos y en las personas, por lo que se aconseja su uso controlado.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *