Las diversas formas de consumir Cannabis

Las diversas formas de consumir Cannabis, ya que no solo podremos fumar porros para beneficiarnos del cannabis, una hierba que sirve para muchas otras cosas a parte de relajarte o disfrutar de su sabor al ser fumador, como para paliar dolores e incluso controlar ataques epilépticos.

Hay muchas formas de consumirlo, puede ser tal cual es la planta, secada y usada o podemos hacer diferentes procesos de extracción y mezcla para darle otros usos. Os explicaremos los que sabemos para que si no es por diversión que lo consumes tengas otra alternativa que no sea fumar.

Consumir Cannabis en seco, tal cual cortamos la planta y secada:

Fumado:

Esa ya la sabemos todos, solo hay que liarse un porro y adelante! También puedes hacerlo en una pipa o en un Bong. Fumada absorberás el 20% del THC y demás cannabinoides iniciales que tenga la planta, si es en un bong puedes llegar al 25% de los cannabinoides iniciales.

Consumir cannabis en vaporizador:

Cuando nos vaporizamos con nuestra hierba, el efecto será mucho mayor ya que absorberemos hasta el 90% de los cannabinoides iniciales que tenga la planta. No combustionaremos, oséase que no habrá fuego, con lo que nuestros pulmones también lo agradecerán ya que no tendrán que absorber el dióxido de carbono y demás tóxicos que genera la combustión o la mezcla con tabaco. En los vaporizadores usamos hierba sola, y los hay de diversos tipos, para casa y portátiles, para marihuana sola o para extracciones, e incluso para las dos!

Consumir cannabis ingerido:

O bien sea en recetas, mantequillas, postres, sea en pastillas con marihuana deshidratada o rellenas de tintura, podremos tomar nuestro cannabis por vía oral. Conseguiremos absorber la mayoría, al igual que con el vaporizador, pero tardará más o menos 1h en llegarte el efecto. El subidón es fuerte, es una de las formas que más notaremos el efecto que produce, con lo que tendremos que tener cuidado con las dosis que usamos y con las porciones que nos comemos. Las pastillas de marihuana deshidratada es más directo que la comida, ya que no se calienta y no se deteriora nada de nada, pero sigue haciendo el efecto a la hora. Las dosis rondan el 0,5g por persona, ingerido absorbemos el 100% de los cannabinoides que contenga en ese momento. En nuestro Blog puedes encontrar muchas recetas de cocina como estos Brownies de marihuana.

Infusiones de Cannabis:

Las infusiones son una de las formas más conocidas de conseguir extraer los beneficios de las plantas medicinales con agua para absorberlas después bebiéndolas y como no con la marihuana también podremos hacerlo. Solo tendremos que sumergir en agua caliente durante unos minutos como cualquier infusión, para que el agua caliente recoja los principios activos. Una dosis de 0.20g por cada vaso de infusión de 200ml es suficiente para notar un buen efecto. En nuestra página puedes encontrar infusiones de cáñamo con alto nivel en CBD.

Licores de Cannabis:

Si tienes algún licor que suelas tomar, puedes disolver los cannabinoides de tus plantas en él y así ingerir con cada copa tu dosis relajante. Lo único que debemos hacer es meter nuestra marihuana seca dentro del licor. 25g por cada litro de licor es una buena cantidad. Lo mejor es hacerlo en un tarro de cristal y dejarlo en la oscuridad. El alcohol de la bebida hará de disolvente de la resina de nuestras plantas, y en unas 6 semanas podremos filtrarlo y guardarlo en su botella. Si lo ves muy potente a la próxima usa menos, y si es flojito al revés a la próxima usa más cantidad, aunque todo dependerá de la calidad de la marihuana que usemos.

Consumir extracciones de Cannabis, procesando las flores y hojas de la planta:

Hachís:

La extracción más conocida de cannabinoides, ya que desde hace muchos años se hace en muchas partes del mundo y su uso está muy extendido. Trata de la resina de la planta de marihuana extraída mediante un golpeo encima de una malla, rozando las manos directamente con las flores o diversas técnicas como extracción con mallas y agua o con hielo seco. Al prensarlo tendremos una pieza de hachís. Lo más común es fumárselo en porro, aunque hay pipas y vaporizadores para poder consumir ésta sustancia también vaporizada. Es más fuerte que fumar la marihuana seca, su efecto relajante se nota mucho más y es más demoledor, cuidado si son tus primeras veces con los bajones de tensión. Rondan el 20% de THC y suelen tener alto contenido en CBD. E ahí que sea tan potente y relajante.

Extracción con butano BHO:

Las extracciones con gas butano son unas de las más concentradas, ya que rondan desde el 30% hasta el 99,7% de THC. Se puede consumir o fumado en porros, o podremos vaporizarlo en nuestra pipa para BHO o en un vaporizador electrónico. Sirve para obtener un efecto muy directo sin tener que fumarte un porro, solo tienes que darle 1 calada en la pipa y tendrás tu dosis para unas cuantas horas, ideal como uso medicinal. Si te gusta más fumar puedes ponerlo en un porro, tanto untado en el papel como restregado en tabaco o deshecho como si fuera hachís si está durito. En un vaporizador será donde más lo aprovechemos, ya que dura bastantes caladas muy poca cantidad y no necesitaremos demasiados utensilios para consumirlo. Recuerda que fumado absorbes el 20% y vaporizado el 90%, así que la forma que mejor lo aprovecharás siempre será con un vaporizador. La pipa con clavo para BHO también es vaporizar.

Tinturas de Cannabis:

Las tinturas son una forma muy directa de consumir cannabis y se puede medir a gotas la dosis, ya que son muy concentradas y con pocas gotas tendremos nuestros efectos. La tintura es una extracción de los cannabinoides de la planta y disueltas en un comestible, normalmente en aceite de oliva. Con unas solas gotas tendrás grandes efectos, y lo mejor es que no tendrás ni que fumar ni que vaporizar. Puedes hacerla de muchas formas, nosotros te enseñamos en éste artículo del blog una tintura medicinal de las más potentes que hay. Prácticamente es una extracción de BHO disuelta en aceite de oliva, 1g/30ml de aceite. Al poderse medir la dosis es mucho más fácil dosificarse, no es como un porro que dependerá mucho de la marihuana, de la cantidad, variedad.. Hay otro tipo de tinturas como la del señor Rick Simpson (uno de los primeros en usarlo en sus propias carnes con buenos resultados), incluso hay versiones hechas por farmacéuticas que recetan raramente los médicos.

Cannabis de uso cutáneo:

Una de las formas que nos beneficiamos de las propiedades del cannabis en nuestro cuerpo sin tener que consumirlo ni fumado, ni vaporizado, ni ingerido sino untado sobre la zona afectada. Es eficaz contra los dolores musculares y óseos, como cicatrizante, ayuda a curar eccemas y psoriasis, manchas en la piel, anti-inflamatorio… La forma de hacerla es como la de la tintura, haciendo BHO pero luego lo derretiremos con aceite de coco a modo de mantequilla de cannabis a razón de 1g/250ml de aceite de coco. Será un potente analgésico, protector de la piel y cicatrizante a parte de hidratarte con la crema de coco. Sino puedes hacértela tu por que no tienes materia prima puedes comprar en nuestra página en la sección de parafarmacia diversas cremas, aceites e infusiones hechas de cáñamo industrial. No contienen THC pero si contienen altos niveles de CBD, que tiene muchos beneficios y es legal en España.

Éstas son las formas que conocemos de consumir cannabis, y creo que resumen más o menos todas las que hay, está claro que se puede fumar en una cachimba, seguirá siendo fumada. Puede ser en tostadas con mantequilla, pero será ingerida. Puede ser otro tipo de aceite que no hacemos nosotros, pero seguirá siendo como una tintura.

Autor del artículo: Javier Chinesta, del equipo de GB Valencia.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 26 Promedio: 4.2)