Hongos en la marihuana: su aparición en las diferentes fases

Con la llegada del otoño, los cultivadores empiezan a preparase para la cosecha. Sin embargo, no debemos descuidar los riegos y el control de nuestras plantas. De hacerlo, podríamos desarrollar hongos en las plantas. Estos seres vivos pueden acabar con tu cultivo en cuestión de días, y en muchos casos son indetectables. Por otra parte, la bajada de temperaturas a nivel general es la campana de aviso para los cultivos de interior. Todos los amantes del cannabis comienzan a preparar sus armarios, elegir los mejores focos, acondicionar las zonas de trabajo y demás. No obstante, aquí también podemos ser víctimas de las esporas voraces.

Corrientes de aire, mascotas, tu ropa o zapatos, los hongos se adhieren a todo y buscan la oportunidad para atacar a las plantas. Y, a pesar de contar con muchos medios para prevenir y curar, hay veces que no somos capaces de controlar la invasión de hongos en las plantas. Todo esto nos puede costar una cosecha entera. Por esta razón, en este post os vamos a explicar cuáles son las fases donde debéis estar más atentos, y cómo prevenir o curar los hongos en las plantas.

Cómo eliminar los hongos en las plantas: Fase de germinación

 

Acabas de recibir tu paquete de semillas de Growbarato.net, cómo no, y ya tienes todo lo necesario para comenzar a cultivar. Preparas la maceta, evalúas los niveles de temperatura y humedad, colocas todo en su sitio y germinas la semilla. En esta fase, la semilla empieza a desarrollar las raíces y genera una plántula que saldrá al exterior. Dependiendo de la variedad, el tipo de cultivo y otros factores, saldrá antes o después. Pero en esta etapa, nuestra planta es muy débil, y puede sufrir el ataque de varios hongos letales.

Pythium: Mal del vivero (Damping-Off)

El Pythium provoca el Mal del vivero o Damping-Off es un hongo muy destructor que puede aparecer perfectamente en cualquier cultivo. Se trata de una plaga muy rápida, y que difícilmente podrás detectar a tiempo. Este hongo va a afectar al crecimiento de tus plantas, en el mejor de los casos. Aparece en climas cálidos y húmedos, pero también en frescos. También cuando el suelo no ha sido esterilizado y se encuentra empapado. Se manifiesta de la siguiente forma:

  • Antes de germinar: el hongo está dentro de la semilla y la pudre.
  • Después de germinar: nuestra semilla va a generar raíces, pero el hongo las pudrirá. Notaremos que el tallo se cae hacia un lado y raíces con necrosis.

Cómo prevenir y combatir el Pythium en la fase de germinación

Siempre compra semillas de calidad, asegurando su procedencia. Es igual de importante no regar en exceso, pues la humedad alta favorece su desarrollo. Lo mejor es un sustrato que drene bien el agua y enraíce rápido, mezclando sustratos estériles con otros ricos en nutrientes para aprovechar todas las ventajas. Mantén una temperatura media de 21 y 28º C y no plantes la semilla con demasiada profundidad. También puedes combatir el Mal del Vivero utilizando Propóleo, o productos específicos para el Pythium, como Bactofil.

Fusarium

Cualquier cultivador que escucha el nombre de este hongo tiembla, y mucho. Es uno de los más letales, y ataca a tu planta en su primer estado de vida. También puede atacar más tarde, si tu planta ya ha contraído previamente el Phytium. Es un hongo filamentoso que habita en los suelos, y se adhiere a las raíces creando una capa gelatinosa alrededor de ellas. Con esto, evita que pueda absorber los nutrientes del suelo, pudiendo provocar la muerte de nuestra marihuana. Podemos identificar sus síntomas:

  • Una evidente podredumbre en la base de los tallos.
  • Hojas secas, manchadas y a menudo con clorosis.
  • La forma más rápida de comprobar si nuestra planta está infectada es por la lignificación de los tallos: al partir uno por la mitad, lo veremos de color marrón rojizo.

Cómo prevenir y combatir el Fusarium en la fase de germinación

Por desgracia, no existe un remedio para este devastador hongo. Una vez se haya instalado en nuestra planta lo mejor será deshacernos rápido de ella, para evitar la propagación al resto del cultivo. Para prevenir la aparición del Fusarium; utilizaremos un sustrato de calidad y evitaremos riegos excesivos, además de temperaturas alta y un entorno muy húmedo. Es muy útil el uso de productos con micorrizas y tricodermas, escudos naturales contra los hongos en las raíces. La protección es lo más importante para evitar el crecimiento de este voraz hongo.

Cómo eliminar los hongos en las plantas: Fase de floración

Si hemos conseguido que nuestra planta crezca de forma natural, pasando la fase de germinación y crecimiento, nos adentramos en la increíble floración. En esta etapa, nuestra planta va a centrar todas sus fuerzas en producir los cogollos. Según la variedad que estés desarrollando, tendrá más tamaño, más anchura, unos cogollos más densos o ramas largas. También empieza una fase complicada, pues los cogollos son carne de plagas, y es donde la mayoría de los hongos van a atacar. A su vez, muchos otros se desarrollan en las largas hojas, produciendo podredumbre y daños a nivel celular. En esta fase podemos encontrar varios hongos dispuestos a atacar nuestro cultivo.

Botrytis

El hongo parasitario conocido como Botrytis es muy temido por los cultivadores, pues ataca a los cogollos sin piedad. Puede afectar incluso después de la cosecha, en el proceso de secado y curado de los mismos. Es un hongo de fácil propagación, ya que libera las esporas y estas van pasando de planta a planta, o entre la misma para acabar infestando todas. El caso de este hongo es particular, pues aparece en condiciones muy específicas:

  • Cuando tus plantas son atacadas por plagas de orugas, revisa los cogollos. Estos insectos devoran los cogollos y crean túneles por dentro. Pueden producir el hongo a través de las heces, o por la aparición de humedad dentro del cogollo.
  • Lluvias fuertes que humedezcan mucho los cogollos.
  • Cambios bruscos de temperatura entre el día y la noche (más de 10º C de diferencia).

El resultado son unos cogollos que pierden su color y se empiezan a decolorar, o adquieren un tono marrón seco. Por dentro, podremos ver como tiene un color grisáceo que envuelve todo el cogollo. Esto significa que está infectado de Botrytis. Aunque suela producirse en los cogollos, puede afectar a cualquier parte de la planta y es muy importante detectarlo a tiempo.

Cómo prevenir y combatir la Botrytis en la fase de floración

La mejor forma, como siempre ocurre con los hongos, es la prevención. Si queremos evitar la aparición de Botrytis en nuestra planta, debemos vigilar y prevenir contra plagas de insectos como la oruga, que crean agujeros dentro de los cogollos. Para esto, es bueno utilizar Bacillus Thuringiensis, que mata a las orugas. También podemos utilizar aceite de Neem como preventivo, y en caso de que la planta ya esté infectada: cortar los cogollos u hojas afectadas, limpiar toda la zona y aplicar algún fungicida como Fungi Boom, de Boom Nutrients .

Oídio

Todo conocedor del mundo cannábico reconoce el Oídio. Este hongo es muy reconocible, ya que se manifiesta con un polvo blanco situado encima de las hojas. Muchas veces lo podemos confundir con el polvo ambiental o con suciedad, ya que si soplas o pasas el dedo se va. No obstante, a las pocas horas reaparece. Esta es la señal de que nuestra planta está infectada de Oídio. Puede aparecer en cualquier fase, pero en floración las hojas adquieren su mayor tamaño y aparece más a menudo. Es muy común en todos los parques y bosques, por lo que sus esporas se adhieren a ti y luego van a tu planta, o a través del aire.

Puede contagiar a tus plantas al cultivarlas donde el año pasado hubo infectadas, ya que tiene dos tipos de espora: una que al instante genera hongos en otra planta, y otra que puede permanecer pegada en la pared de tu casa dos años, hasta que baje a tus plantas nuevas e infectarlas.

  • Es un hongo muy fácil de controlar, sin embargo es también de los más agresivos.
  • Los factores clave para su aparición son: alta temperatura y humedad.
  • Cambios bruscos de temperatura entre el día y la noche (más de 10º C de diferencia).

Cómo prevenir y combatir el Oídio en la fase de floración

Como hemos comentado, es muy fácil de controlar para que no se desarrolle. El problema es que cuando nuestra planta se infecta, nunca va a eliminarlo por completo, pues este hongo se aloja en la pared celular. Por el contrario, recomendamos siempre evitar su aparición, dando uso a los productos preventivos, además de un buen cuidado y control del cultivo. Lo más conveniente es utilizar Propolix, un fungicida natural que producen las abejas para que no le entren hongos a la colmena. En nuestras plantas viene muy bien para que no cojan Oidio.

La forma de usar Propolix es pulverizando 2ml/L, mojando bien la planta tanto por arriba como por abajo de las hojas. Veremos como frena el avance del Oidio y no lo vemos aparecer más por nuestras plantas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 13 Promedio: 3.3)