Cómo solucionar el exceso de agua en las plantas de marihuana

Cuando cultivamos nuestras plantas de marihuana pueden presentarse diversos problemas, sobre todo si somos noveles y no contamos con una gran experiencia. Uno de los problemas más comunes que sufren los cultivadores novatos, es aplicar un exceso de agua en nuestras plantas, causando la pudrición de las raíces. Solucionar este exceso de riego es vital para evitar un gran perjuicio a nuestras plantas. Si pensamos en regar nuestras plantas, tenemos asociado un gesto sencillo con nuestra regadera, pero es más bien un proceso que debemos gestionar con calma. Por esta razón, y para ofrecer información, en este post vamos a explicar cómo solucionar el exceso de agua en plantas de marihuana.

Exceso de agua en marihuana

Problemas del riego excesivo en cultivos

El exceso de agua cuando las plantas no han pegado el estirón puede suponer un problema importante. Se queda encharcada en la parte más baja de la maceta pudriendo las raíces. Esto es fulminante en las cepas pequeñas, ya que si les frenas el crecimiento, se quedará enana. Un gran inconveniente, porque no mostrará todo el crecimiento que debería, causando una producción final bastante más baja. Además, en los cultivos de interior puede provocar que una cepa en particular desarrolle un crecimiento mucho menor. De esta manera, el resto de plantas le acabarán tapando la luz.

Una pieza clave en las plantas de marihuana son sus raíces: anclan tu cultivo al suelo, se encargan de proporcionar la alimentación necesaria para que en cada fase tenga los nutrientes esenciales, absorben oxígeno, etcétera. El riego excesivo de agua puede provocar que las raíces se ahoguen, generando obstrucciones y provocando serios problemas para nuestro cultivo.

Síntomas del exceso de riego

Para darnos cuenta de un exceso de riego, hay que fijarse en la planta. Uno de los factores a tener en cuenta es que la planta se marchite justo después del riego; debido a la obstrucción de las raíces que hemos mencionado. Otro síntoma destacado, y el más común, es la decoloración de las hojas de nuestra planta, adquiriendo un color amarillento. Esto sucede cuando el exceso de agua se produce de forma persistente, y puede provocar problemas muy graves; desde la reducción drástica de la cosecha (en caso de recuperarla), la tardanza en la misma, o incluso la pérdida de la planta.

Para evitar el exceso de agua, debemos comenzar a regarlas con solo un vaso de agua. Aumentaremos la dosis cuando sea lo suficientemente grande para necesitar más de uno al día. Esto puede tardar aproximadamente una semana. De esta forma, vamos a conseguir que desarrolle unas raíces más largas de forma natural, provocando que los ejemplares sean más grandes y tengan una capacidad de absorción mayor.

Cómo recuperar una planta con exceso de agua

Enzimas

Cuando nuestras cepas ya han alcanzado un buen tamaño no tendremos que preocuparnos, siempre que sea un caso aislado, y no suela pasar repetidamente. Si nos hemos pasado con el agua de riego, lo primero que debemos hacer es esperar un par de días, hasta que esté completamente seca. Al quedarse el agua encharcada en la parte inferior de la maceta, es bastante probable, por no decir casi seguro, que las raíces acaben pudriéndose. Cuando le realicemos el siguiente riego, tendremos que empezar a usar enzimas, para que se nos desarrolle un sistema radicular nuevo bastante sano. Las enzimas son moléculas catalizadoras, que se encargan de forzar algunos procesos químicos para que se desarrollen con más rapidez. En las plantas de marihuana, las utilizamos para deshacer nuestras raíces mucho más rápido. Después las convierten en azúcares y las absorben, dejando espacio para desarrollar raíces nuevas y sanas.

Pure Zym, complejo enzimático de Plagron

Sustratos

Aunque pueda parecer imposible de creer, es muy importante la elección de la tierra. Nuestro cultivo va a vivir dentro del sustrato durante todo su proceso, por lo que una elección correcta del mismo va a ser vital. Hay gran variedad para elegir, en base a multitud de conceptos, y cada uno actúa de una forma ante los riegos. Desde Growbarato.net recomendamos utilizar sustratos que ayuden al drenaje del agua, para así ayudar a la planta en la absorción de nutrientes. Los más recomendables son los que incluyan perlita, un compuesto que enriquece el suelo y ayuda al avenamiento del agua. Es recomendable que, además de incluir perlita, contengan mezclas perfectamente combinadas de turbas y musgos naturales, lo que beneficia a nuestra planta, haciendo posible una absorción correcta del agua y aportando los nutrientes necesarios para su correcto crecimiento.

Canna Terra Profesional 50L

Si la corregimos rápidamente, nosotros apenas notaremos un cese en su producción, no obstante la planta se quedará un par de días paralizada. Cuando nos ocurre habitualmente, sí que notaremos la diferencia en el peso final que podríamos sacar. Además, si se nos pudren las raíces varias veces, corremos el riesgo de que no terminen de regenerar, causando la aparición de hongos en nuestras cepas. Pero con las recomendaciones que os hemos indicado no debería ocurrir.

Posteriormente, debemos comenzar con los riegos y los abonados normales, siempre con cuidado de que no se vuelva a repetir. Si utilizamos enzimas durante todo el cultivo, nuestras raíces estarán mucho más sanas, y será bastante más difícil que lleguen a pudrirse. Uno de los motivos por el que las raíces se suelen encharcar más, es que algunos cultivadores riegan sus plantas de golpe, vaciando una cantidad justa de agua en la planta.

Evita el exceso de agua con un riego eficiente

Hay que tener en cuenta que la capacidad de absorción de la planta puede variar por muchos motivos: la humedad del ambiente, la temperatura, el tiempo que hace que no regamos, etcétera. Una cepa que hace una semana se bebió un litro de agua, esta semana podría tener suficiente solo con medio, por lo que le estaríamos echando mucha más de la que necesita.

La forma más correcta de regar es: aplicar el agua a chorros, permitiendo que nuestra planta la vaya absorbiendo poco a poco, hasta que veamos que el agua empieza a caer por los agujeros de la maceta. A partir de ese momento, todo el agua que echemos de más ya sobra, por lo que no deberemos añadirle más. Aún a sabiendas que esto es ‘una ciencia exacta’, podemos tener un día en el que se nos escape, por lo que recomendamos prestar especial atención en este proceso. Recordad que un solo exceso de agua en cepas de marihuana pequeñas te puede frenar completamente el crecimiento, por lo que siempre las regaremos con mucho cuidado y sin prisas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 8 Promedio: 3.9)