El consumo de cannabis en exceso puede tener consecuencias negativas que pueden afectar a ciertas personas. Algunas de las secuelas negativas más conocidas producidas por este exceso son la dependencia, ansiedad, síntomas psicóticos o irritabilidad. Si bien, también existen ciertas enfermedades provocadas por su consumo que todavía son poco conocidas no solo por la población sino también por los propios profesionales médicos. Una de ellas es el síndrome de la hiperémesis cannabinoide o SHC, también conocida como la enfermedad de vómitos por marihuana., la cual fue nombrada por primera vez en 2004.

¿Qué es el síndrome de hiperémesis cannabinoide?

El síndrome de hiperémesis cannabinoide es una afección la cual produce vómitos y náuseas de forma repetida e intensa. Se trata de una enfermedad poco frecuente que ocurre a consumidores diarios de marihuana.

Esto es debido al THC, el cual junto con otras sustancias relacionadas se unen a las moléculas que se encuentran en el cerebro. Al mismo tiempo, afecta al tubo digestivo, el cuál lleva el estómago a vaciarse, así como al esfínter esofágico, la banda muscular que permite el paso de la comida al estómago. 

Por lo general, este síndrome afecta a las personas que han consumido durante años de forma regular, al menos una vez al día. No obstante, no afecta a todos los consumidores, por lo que se desconoce qué es lo que determina su aparición.

Síntomas hiperemesis cannabinoide

Síntomas de hiperémesis cannabinoide

Las personas con CHS sufren de ataques de vómitos repetidos, seguidos por períodos sin síntomas. Los médicos dividen esta afección en tres etapas:

  • Fase prodrómica. Los síntomas de esta fase son náuseas y vómitos matutinos, combinados con un dolor de estómago (abdominal). La alimentación continúa siendo la misma. En algunos casos el consumo de marihuana aumenta, al creerse que ayudará a detener las náuseas, ya que el cannabis en ciertas cantidades ayuda a detenerlas. Esta fase puede durar meses e incluso años sin que sea diagnosticado, aumentando y acelerando los síntomas sin darse cuenta.
  • Fase hiperemética. Esta fase aparece de forma cíclica, durando entre 24 y 48 horas, incluso varios días. Es en este momento en el que se suele acudir al centro médico. Estos son:
    • Náuseas continuas.
    • Episodios repetidos de vómitos.
    • Fuerte dolor abdominal.
    • Pérdida de peso como consecuencia de la disminución en la ingesta de alimentos.
    • Síntomas de pérdida de líquido (deshidratación).

Los pacientes suelen darse duchas de agua caliente porque alivian los síntomas. Se cree que se debe a cómo la temperatura afecta al hipotálamo, al ser la que controla la temperatura y las náuseas. Continuará hasta que se abandone el consumo de marihuana por completo.

  • Fase de recuperación. Cuando los síntomas desaparecen, se vuelve a comer con normalidad, durante esta etapa desde días hasta meses. Los síntomas volverán con el consumo.
síndrome hiperemesis cannabinoide

¿Qué provoca este síndrome?

No se conoce todavía por qué unos consumidores se ven afectados por este síndrome y otros no. La marihuana tiene dos efectos diferentes en el cuerpo. Así a nivel cerebral, alivia las náuseas, siendo recomendada la marihuana terapéutica para personas que reciben quimioterapia, pero en el tubo digestivo genera el efecto contrario.

Al inicio las señales que reciben los receptores del cerebro son más importantes. Pero cuando estos dejan de responder puede provocar vómitos. Se cree que la principal diferencia son los factores genéticos de cada individuo.

Cómo se diagnóstica y se trata

La existencia de múltiples problemas de salud relacionados con los vómitos repetidos hace que sea complicado diagnosticar. Para ello el médico pregunta acerca de los síntomas y antecedentes de salud. Normalmente, será necesario un examen físico, en concreto del abdomen para descartar cualquier otro tipo de problema. Lo normal es que se realicen varias pruebas entre las que se incluyen: análisis de sangre y de orina, radiografía abdominal, endoscopia del tracto intestinal o una prueba de embarazo.

Debido a su descubrimiento reciente, muchas veces los médicos no saben detectar este tipo de afecciones, llegando a pasar años antes de que eso ocurra. Lo más común es confundirla con el trastorno de vómitos cíclico, un problema con síntomas similares. Suele sufrirse si se reúnen las siguientes condiciones:

  • Consumo diario de marihuana de forma crónica.
  • Dolor en el abdomen.
  • Náuseas y vómitos repetidos.
  • Mejoría tras una ducha de agua caliente.

Lo único que confirma este diagnóstico es la mejora total tras abandonar el consumo de marihuana.

Para tratarla, en algunas ocasiones puede ser necesario permanecer en el hospital unos días, donde se le aportarán:

  • Medicamentos analgésicos y para aliviar los vómitos.
  • Duchas calientes frecuentes.
  • Medicamentos para tratar los cuadros de ansiedad.
  • Frotar el abdomen con cremas con capsaicina con el objetivo de reducir el dolor.

Los síntomas desaparecerán por completo al dejar de consumir marihuana.

El síndrome de la hiperémesis cannabinoide puede aparecer en aquellos consumidores crónicos, pasando por diferentes fases. Sin embargo, todavía no se conoce las razones por las que unas personas las desarrollan y otras no, algo que todavía debe investigarse para ayudar a la comunidad médica a reconocer y tratar este tipo de afecciones.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *