Los 10 festivales de marihuana por excelencia

La marihuana desde siempre ha ido unida a la música. Un tándem indivisible, ya que, la con la música se quiere trasladar a quien la escucha a un viaje a los sentidos, que, de alguna forma, consigue el “cuelgue” de marihuana. Por ello, no es difícil encontrar a mucha gente a la cual le gusta disfrutar de un buen cigarro de marihuana mientras, al aire libre oye a sus cantantes favoritos. Los conciertos, y sobre todo los festivales de marihuana son la cuna del consumo de cannabis, y, donde se puede encontrar alguna de las variedades más potentes de la actualidad.

Aunque hay consumidores de marihuana de todo tipo, y por lo tanto, en cualquier festival habrá una mayor o menor representación de esta sustancia, si que, hay algunos festivales que son claves. Los diez más representativos son:

10 festivales de marihuana más conocidos

Austin Reggae Festival

El Austin Reggae Festival, o como se conoce intencionalmente, el Marley Festival. Este macro concierto de reggae toma prestado el nombre del fumeta y cantante por excelencia, Bob Marley. Durante todo el festival, los asistentes podrán disfrutar del consumo de una de las mejores marías, con la tranquilidad de no estar rompiendo las normas. Aquí, la hoja del cannabis, junto con la bandera jamaicana dan color y forma por todas partes.

festivales de marihuana

Camp Bisco

Cultura house, en medio de un ambiente natural, y con campers por medio… nos suena bien, ¿Te apuntas?

Bonnaroo

Campers, furgonetas, música y cocina en la que el plato estrella es la marihuana. ¿Quién puede pedir más?. La libertad, el arte y el underground se juntan para crear una experiencia única, tanto a los consumidores de marihuana como a los que todavía no han dado el paso. ¿La única pega? que te tienes que desplazar hasta Manchester, pero no la de Inglaterra, sino la de Estados Unidos, más concretamente, en Tennessee.

BurningMan

Montañas de Nevada, EEUU, un paisaje desierto. ¿Desierto? ¡NOOO! Durante una semana se construye y da vida al pueblo de Black Rock, que no pertenece a ningún distrito, ni tiene un gobierno más allá de la música durante siete días. Una semana en la que la colaboración, la renovación y la libertad se postula como lo más importante, en la que el dinero y las cosas materiales no tiene cabida, pero si el trueque o el intercambio de favores. Además, se construye un magnífico templo que él último día se quema en honor a los fallecidos. Así que, imagina la conexión que se puede sentir, en medio de la nada, el fuego purificador tu y tu porro.

Coacharella

El festival de la moda, la gente que “es alguien” y los famosos por excelencia. Aquí, la música pasa, por desgracia, a un segundo plano, ya que aquí se va a ver y a que te vean. Y, como lo más importante es esto, las “celebrities” posan con sus atuendos más relajados y también dejan escapar sus pequeños vicios privados, como, por ejemplo la conocida Kim Kardashian, que creó un decálogo de productos básicos para cualquier festival entre los que se encontraba un artilugio de ocultación, para fumar la marihuana sin problemas.

Lollapalooza

Este festival de nombre impronunciable, aunque nació en los EEUU, pero cuenta con ediciones a lo largo del mundo, reúne bandas de rock alternativo, indie y punk rock, y es un exponente de la generación X. Y entre tanta mezcla, obviamente, la marihuana es la acompañante perfecta para disfrutar a otro nivel.

Tomorrowland

Este el es primer festival de la lista de creación europea. Bélgica, y más explícitamente, el internado de Boom es el lugar donde se han celebrado las primeras ediciones de uno de los festivales más importantes de la música electrónica, aunque, empieza a contar con otros países que celebran sus propias ediciones. Pero, el de Bélgica es el que nos interesa, ya que, gracias a la cercanía con Holanda, meca de la marihuana europea, aquí se consumen algunos de los mejores productos con diferencia.

Festival de Glastonbury

Festival de Glastonbury de las Artes escénicas contemporáneas, o su abreviatura, Glastonbury es uno de los mejores festivales de Inglaterra, que las “celebrities” europeas han querido convertir en algo parecido a Coachella, aunque, aquí la música aún es importante.

Life in color

Imagina, festival itinerante, música electrónica, buena temperatura, y pintura, mucha pintura corporal. Pues si a eso le sumas un par de porritos, ¿no crees que es de los mejores planes posibles?

Love Parade

Desde los 90 Alemania se convirtió en la sede del amor gracias a este despiporre de música, gente y marihuana, mucha marihuana.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)