El EC ideal para marihuana

Nuestras plantas necesitan los mejores cuidados para poder crecer fuertes y sanas. Y no cabe duda, más de la mitad del trabajo de cualquier cultivo es el agua. Un producto sumamente necesario y muy variable según la zona en la que vivas. Uno de los factores clave es el EC, que debe ser ideal para que nuestros cultivos de marihuana crezcan sanos . Todos sabemos que el agua puede ser blanda, dura, con más o menos minerales, tratada, osmotizada y un largo abanico de opciones. En este post vamos a aclarar todo lo relacionado con este aspecto y aclarar cuál es el nivel de EC ideal para marihuana.

¿Qué es el EC del agua?

El EC o electroconductividad es la capacidad de un líquido de transportar la electricidad. Hasta aquí, todos sabíamos que el agua posee dicha habilidad, pero hay parte de mito en esta afirmación. El agua no conduce la electricidad por sí sola, todo dependerá de la carga de minerales que contenga. Un agua con buena carga mineral transporta la electricidad de igual forma que un cable de cobre, sin embargo, el agua destilada (H2O) no lo hará.

El EC permite medir la cantidad de minerales que hay en el agua para poder descifrar si conduce bien la electricidad y es apta para nuestras plantas. Por ejemplo, el agua del grifo tiene una gran cantidad de cal, sodio y demás minerales, lo que hace que sus niveles de EC estén siempre altos.

Por esta razón, los niveles de EC deben ser ideales en tus cultivos de marihuana. El equilibrio y concentración de los nutrientes en la tierra y el agua es primordial para un cultivador, y así evitar carencias o excesos. Una planta puede no recuperarse de un bloqueo de nutrientes, o de una sobrecarga de los mismos.

Efectos de un EC alto o bajo en nuestro cultivo

Una cualidad de nuestras plantas es la sensibilidad a la EC. No es exactamente a la electricidad, sino a la cantidad de minerales que contenga el agua. Cuanto más abono contenga, más electricidad conducirá, y eso se puede comprobar con un medidor de EC. No obstante, puede ocurrir que nuestra planta encuentre dificultades a la hora de absorber un agua con muchos minerales. Al tratarse de un líquido con una densidad alta, no podrá filtrarlo perfectamente por las raíces y puede haber problemas.

EC alto

El EC ideal para la marihuana es muy fácil de calcular, y una vez lo tengamos podremos saber qué le ocurre a nuestra planta. Cuando encontramos unos niveles de EC altos, es como si quisiéramos pasar un vaso de leche con cacao en polvo por un filtro de café. Si la cantidad de cacao es muy alta, atascará el filtro y la leche pasará a cuentagotas o no pasará. Es así como nuestras plantas actúan con el EC. Si la cantidad de cacao en polvo es baja, habrá muy poco sin filtrar y pasará rápidamente. Es decir, los niveles ideales de EC son cruciales para que la marihuana pueda absorber correctamente todos los nutrientes.

EC bajo

En los casos donde el EC es bajo, estamos forzando a la planta a absorber más agua a través de las raíces. Esto hace que se expandan más, para aumentar su capacidad y así poder obtener más nutrientes. Además, es más sencillo conseguir que una planta se recupere de unos niveles bajos de EC, que lo contrario. En niveles altos, la planta puede exponerse a un bloque de nutrientes por la incapacidad para absorberlos.

La marihuana tolera ciertos niveles de densidad en el agua. Podemos empezar a regar con agua de ósmosis o destilada y añadir ciertos nutrientes para aprovechar más el abono que hayamos utilizado. En el caso de utilizar agua del grifo, nuestro cultivo no podrá ingerir todo el abono que necesite, por la densidad de dicha agua. Esto puede provocar carencias nutricionales, además de un aumento de sales minerales no absorbibles en el suelo; cal y sodio. Una situación así propicia que cada vez que riegues, la planta no podrá absorber los nutrientes, provocando un bloque de raíces.

Cómo regular el EC del agua en cultivos de marihuana

Gráfico de absorción de nutrientes según EC

Basándonos en términos generales, el EC ideal para marihuana es de 0.5 a 0.8 a los 13/15 días desde la germinación. Progresivamente subiremos los niveles a 1.1 hasta el final de la fase de crecimiento. En la etapa de floración debemos aumentar el nivel, pues nuestra planta necesitará una mayor cantidad de nutrientes. Hay que establecer el EC entre 1.2 y 1.5, y mantenerlo hasta alcanzar la fase de engorde, donde lo subiremos a 1.8/2.1. Este será nuestro nivel máximo.

Para subir los niveles de EC, simplemente hay que añadir más fertilizante a la mezcla o cambiar la solución nutritiva por otra con mayor carga nutricional. En el caso de utilizar Co2 adicional, podremos disparar el EC a 3.0, pero eso es para producciones masivas y exacerbadas.

El fallo más común de los cultivadores noveles con el EC es medir únicamente el agua con la que van a regar. Los valores de EC que cuentan son los que hay en la tierra, que es donde comen nuestras plantas. Para medir los niveles de EC cuando cultivemos en tierra, además de medir el agua de riego, tendremos que dejar que una planta drene un poco de agua cuando reguemos y medir ese agua, así sabremos si se nos está cargando de nutrientes o nuestra planta come bien. Medirlo en el agua es apto para los cultivos hidropónicos.

Medidores de EC

Hemos hablado del nivel de EC ideal para marihuana, de sus efectos cuando no se regula, de cómo hacer para controlarlo y de la importancia que tiene. Pero un factor muy importante es medir el EC con la mayor precisión posible. Para ello contamos con los medidores de EC.

Los medidores  son unos aparatos electrónicos distribuidos en 2 partes, unidas o separadas: la sonda y un electrodo. Este último se encarga de calcular la conductividad de un líquido, para poder extraer los valores de EC, y también temperatura. Existen medidores continuos y portátiles, y cada uno ofrece unas prestaciones, pero son igual de eficaces a la hora de sacar los valores. Es recomendable calibrar los medidores en su primer uso, y después de cada medición, para que no haya errores.

Los medidores portátiles son perfectos para cultivos pequeños o de tierra, su uso es verdaderamente fácil y no requiere de muchos conocimientos. Tienen una precisión muy alta y la mayoría permiten medir el EC y la temperatura del agua, para conseguir un conocimiento perfecto sobre nuestro cultivo.

Medidor portátil de EC Adwa

En cuanto a los medidores continuos, normalmente se fijan a la pared o alguna superficie cómoda. Son los medidores perfectos para cultivos en coco o hidropónicos. Solamente tendremos que sumergir la sonda en el agua y enchufar el medidor. Ofrece una precisión del 100% en los valores y se recomienda calibrarlo 1 vez al mes. Con una limpieza correcta y un buen calibrado, estos medidores pueden durar mucho tiempo.

Medidor continuo de EC con sonda Adwa

Esperamos que este artículo os haya servido para conocer a fondo el EC ideal para marihuana. Un valor muy importante que, junto al pH, son los valores indicativos de la buena calidad del agua. Si mantenéis estos valores siguiendo las indicaciones y consejos que ofrecemos desde Growbarato.net, vuestras plantas crecerán sanas y fuertes. ¡Hasta la próxima!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 15 Promedio: 4.6)