Cultivo de marihuana en terrazas y balcones

Con la llegada de la primavera y del buen tiempo (según la zona de residencia), el cultivo en terrazas y balcones, se presenta como una excelente alternativa para los consumidores recreativos y/o medicinales que buscan obtener su propia cosecha de una forma económica y sencilla. Por este motivo, hemos desarrollado este artículo, en el cual os vamos a enseñar la mejor forma de cultivar cannabis en terrazas o balcones, dependiendo de las condiciones de la zona de cultivo y de las exigencias del propio cultivador.

Primeros pasos | Cultivo en terrazas y balcones

1- La luz y la oscuridad

Para que una planta de cannabis pueda desarrollarse y ofrecer una producción decente, es necesario que reciba un mínimo de 4 horas de sol directo y que el periodo nocturno, no se vea interrumpido o impedido por culpa de la propia iluminación de casa, de la terraza o de alguna farola cercana.

cultivo en terrazas y balcones

En el caso de disponer de 4 o más horas de sol directo y de asegurar que no va a haber ningún tipo de contaminación lumínica nocturna, se pueden cultivar tanto variedades feminizadas o regulares fotodependientes (plantas de toda la vida), como variedades feminizadas o regulares no fotodependientes (automáticas)

En los casos en los que la contaminación lumínica nocturna es inevitable, se deben cultivar solo, variedades feminizadas o regulares no fotodependientes (automáticas). De lo contrario, lo más probable es que las plantas cultivadas no consigan terminar de florecer o que incluso ni comiencen a florecer.

2- Cultivo discreto y seguro

cultivo en terrazas y balcones

Cuando se cultiva en terrazas y balcones, hacerlo de forma discreta y segura es fundamental, ya que nos exponemos a que nos denuncien los vecinos, que nos roben o que incluso las autoridades lo puedan localizar a simple vista o por culpa del olor. Para evitar que esto suceda, vamos a daros una serie de consejos:

  • Oculta la zona de cultivo por los laterales, el frontal e incluso el techo en los casos de las terrazas, utilizando tela de sombreado y/o cañizo. También se pueden utilizar diferentes tipos de plantas decorativas y/o flores falsas.
  • Elige variedades de crecimiento moderado y de rápida floración, que produzcan aromas florales, terrosos, incensados y especiados. Evita las variedades de floración tardía y de aromas dulces y afrutados, estos son demasiado llamativos.
  • Cultiva diferentes tipos de plantas aromáticas para camuflar el olor a marihuana, como por ejemplo; la menta, el romero, el tomillo, el orégano, la flor incienso, la hierbabuena y un largo etcétera. Además, algunas de estas plantas ayudan a repeler a los insectos y también contienen propiedades beneficiosas para las personas.
  • Aplica técnicas de poda y tutorado para optimizar el tamaño de las plantas según tus necesidades, sobretodo, en plantas de temporada. Para ello, os dejamos un enlace directo, donde explicamos una por una todas las podas que existen en el cultivo de cannabis.

3- La maceta adecuada

La elección del tamaño de la maceta es muy importante. En este sentido, se pueden diferenciar entre; las macetas ideales para autoflorecientes y las macetas para plantas de temporada.

Maceta para autos

Las macetas para plantas auto deben ser como máximo de 18 a 20 L, aunque el tamaño final de la maceta, va a depender de las propias características de la zona de cultivo. Por lo que si no se dispone de una zona amplia y discreta, la mejor elección son las macetas de 7 u 11 L.

Maceta para plantas de temporada

El tamaño de las macetas para plantas de temporada, va a depender de las propias características de la zona de cultivo y de cuándo se va a comenzar el cultivo. En el caso de tener espacio para cultivar plantas grandes desde el inicio de la temporada, lo ideal es realizar varios trasplantes, realizando el último a mediados o finales de junio. En el caso de tener poco espacio, lo ideal es comenzar el cultivo a partir de junio y realizar el trasplante a una maceta de no más de 18L a comienzos de julio.

Nota:
Si se tienen conocimientos de poda y guía, el tamaño de la maceta puede ser mayor, sobretodo en variedades de temporada.

4- Tipo de maceta

El tipo de maceta también se debe tener en cuenta. En este sentido, podemos diferenciar entre; macetas de plástico color blanco y negro, de tela y macetas podadoras de raíces. Estos tipos son los más utilizados en el cultivo de cannabis.

cultivo en terrazas y balcones

Macetas de plástico

Las macetas de plástico de color blanco, ayudan a que el sustrato permanezca más fresco, por este motivo, su elección está por delante de las macetas de color negro. Esta es una de las macetas más utilizadas por los cultivadores de balcón y/o terraza.

Macetas de tela

Las macetas de tela también son una excelente opción, ya que además de no calentarse demasiado, permiten una excelente aireación y un desarrollo del sistema radicular muy alto, lo que se traduce en producciones altas. Aunque para ello, se debe aumentar la frecuencia de riego, al igual que la alimentación. Además, se pueden realizar trasplantes a suelo directo o a macetas de mayor capacidad, sin tener que retirar la maceta de tela.

Macetas podadoras de raíces

Las macetas podadoras de raíces, se pueden encontrar en diferentes colores, aunque la blanca es la ideal para este tipo de cultivo. Estas, también permiten una buena aireación y un amplio desarrollo del sistema radicular, aunque no tan intenso como en las macetas de tela.

5- El calor en el sistema radicular

Como acabamos de comentar, la elección de la maceta es muy importante, si no queremos que el sistema radicular de nuestras plantas sufra serios daños por culpa de la calor. Por este motivo, también es interesante evitar que la base de las macetas permanezca en contacto con el suelo, utilizando ladrillos, corcho, o cualquier otro tipo de material que no se caliente más que el propio suelo, como el hierro.

cultivo en terrazas y balcones

También es interesante el uso de pantallas para evitar que el sol de directamente al cuerpo de la maceta. Se pueden utilizar baldosas, cartón, otras macetas de mayor tamaño o cualquier cosa que se nos ocurra que genere sombra.

Cuándo comenzar el cultivo en terrazas y balcones

La temporada de cultivo en exterior, se podría decir que da comienzo con la llegada de la primavera, aunque, dependiendo de la zona geográfica donde nos encontremos, es posible que el cultivo sea posible o no. Independientemente de este factor y con la intención de conseguir la mayor cantidad de cannabis posible, lo mejor es realizar un cultivo escalonado utilizando variedades autoflorecientes, ya sean normales o de talla XL, combinado con el cultivo de variedades de temporada (fotodependientes), ya sean de floración rápida (fast o early version) o de floración normal.

Por hacerlo de un modo genérico, es posible comenzar con el cultivo en terrazas y balcones a finales del mes de marzo, aunque para que se entienda un poco mejor, lo vamos a indicar por etapas.

Primera etapa:

Si el clima acompaña, es posible realizar la primera tanda con el comienzo de la primavera (finales marzo), siempre extremando las precauciones por el frío, la lluvia y el viento. Es interesante comenzar con el cultivo de variedades autoflorecientes, ya que en la actualidad, existen gran cantidad de genéticas autos diferentes, que pueden llegar a ofrecer producciones por planta superiores a los 200 g, e incluso llegar a los 300 g. Para ello, se necesitan gran cantidad de horas de sol directo y un espacio de cultivo amplio, al igual que un régimen alimenticio intenso. La cosecha de estas se puede realizar entre los 70 y los 90 días de cultivo total.

Segunda etapa:

cultivo en terrazas y balcones

Aproximadamente en la primera quincena de mayo y para los que dispongan de cierto espacio de cultivo y discreción en terrazas o balcones, es recomendable realizar el cultivo de la segunda tanda de variedades autoflorecientes, junto con el de las variedades de temporada. Los que no dispongan de espacio suficiente, deben continuar sólo con el cultivo de autos y los que no hayan podido comenzar el cultivo por culpa del mal tiempo, deben germinar la primera tanda de autos. Para estas fechas, la cosecha de la primera tanda estará a 3 o 4 semanas vista, por lo que una vez realizada, volveremos a tener espacio para el nuevo plantel con aproximadamente 1 mes de vida.

Tercera etapa:

Se encuentra en la primera quincena de junio, está indicada para los cultivadores que quieran dar comienzo al cultivo de variedades de temporada (fotodependientes) de forma discreta, y/o por tener un balcón o terraza de reducido tamaño, soleado y sin contaminación lumínica.

Cuarta etapa:

 marihuana cultivada en casa

Corresponde a la primera quincena de julio, es para la germinación de la tercera y última tanda de plantas autoflorecientes de la temporada, justo 3 o 4 semanas antes de realizar la cosecha de la segunda tanda de autos, puesta a germinar a principios de mayo. Los que hayan comenzado su primera tanda en mayo por culpa del mal tiempo, la cuarta etapa es la segunda y última tanda de semillas auto para ellos.

Quinta etapa:

Comienza a principios de septiembre y está reservada para los cultivadores que residan en zonas donde el clima todavía sea bastante aceptable, ya que para esas fechas nos encontraremos en otoño y la cosecha de esta tanda, se realiza aproximadamente a finales de noviembre.

Alimentación y prevención | Cultivo en terrazas y balcones 

La alimentación

La alimentación en el cultivo de terrazas y balcones, no debe ser diferente a como se aplicaría en el cultivo de interior o en el de exterior en suelo directo. Sí que se debe tener en cuenta, que el sistema radicular sufre más al estar contenido en una maceta, la cual se encuentra a pleno sol y a temperaturas de más de 40ºC, y en cuyo interior, las temperaturas pueden alcanzar más del doble. Por este motivo, es muy importante la aplicación de enzimas, así como estimuladores radiculares y diferentes tipos de hongos y bacterias.

La prevención

En cuanto a las plagas y los hongos, estos pueden aparecer con la misma facilidad que en el cultivo de interior y de exterior, cuando las condiciones de cultivo no sean las ideales, siempre que la alimentación no esté siendo correcta, siempre que no se apliquen productos preventivos que aumenten las defensas naturales de las plantas y siempre que no se protejan o se aíslen las plantas con la llegada del mal tiempo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4.7)