Cómo cultivar setas para el estudio micológico

¿Cuántas veces has oído hablar de «cómo cultivar setas para el estudio micológico»? ¿Has buscado información por todas partes pero no las has encontrado? Pues no te preocupes, tenemos la solución para tu problema, ya que te ofrecemos la oportunidad de aprender a cómo cultivar setas para este tipo de estudios.

formula psilocin y psilocybin

Cómo cultivar setas | Tipos de panes de setas

Cómo cultivar setas para el estudio micológico, es una de las cosas más sencillas del mundo, ya que basta con aportar unos parámetros adecuados y esperar. Estos panes constan de un sustrato formado por perlita y vermiculita, a los cuales han añadido micelio, que será de donde brotarán las setas. Activar el micelio es muy sencillo, y abajo, encontrarás una explicación completa sobre cómo hacerlo y obtener los mejores resultados.

Cada tipo de seta cuenta con unas propiedades diferentes, ya que proceden de diferentes partes del planeta. Unas son más fáciles que cultivar que otras y otras ofrecen unas producciones más altas. También alcanzarán formas diferentes, que podremos apreciar cuando la seta esté abierta. En la foto que aparece a continuación, podemos ver dos variedades diferentes (Panamerican y B+) puestas el mismo día en el propagador. La Panamerican apenas ha desarrollado micelio y ofrece setas más grandes y rápidas, mientras que la B+ ha creado una capa de micelio por toda la superficie y comienza a llenarse de pequeñas setas.

Si es la primera vez que cultivas estas setas para su estudio, una buena opción para adquirir algo de experiencia y conocer mejor su forma de desarrollo, es comenzar con la variedad Mexican. Ésta variedad en particular, cuenta con una mayor adaptabilidad a la temperatura y humedad, por lo que crecerá bien, aunque no le aportes unas condiciones exactas.

pan de setas

Cómo cultivar setas | Parámetros básicos

La iluminación:

como cultivar setas

Uno de los factores más importantes es la iluminación, ya que son bastante sensibles a los excesos lumínicos, por lo que nunca deberá darle la luz directamente. Podemos cultivarlas tanto con luz solar como con una bombilla blanca, pero siempre recibiendo luz ambiente, nunca una luz directa sobre las setas. Las horas de luz son algo relativo, ya que estas setas suelen crecer en el bosque rodeadas de altos y espesos árboles, por lo que suelen pasar largo tiempo de su vida a oscuras. Si las cultivas con luz solar, bastará con que dejes la persiana subida y pongas las setas en la misma pared de la ventana, pero a un lado, así te asegurarás que nunca les dará directamente la luz. Si cultivas con bombillas tendrás que buscar la posición para asegurarte de que no le da.

La humedad:

La humedad es algo esencial, ya que será lo que active el micelio, que es de donde nacerán las setas. Para aportar esa humedad deseada, tendrás que cultivarlas dentro de un invernadero e hidratar el pan con agua embotellada, de ósmosis o con agua destilada, nunca con agua del grifo. Al añadirle el agua, el pan comenzará a hincharse, por lo que deberemos añadirla poco a poco para que la absorba y se empape bien. Una vez el pan esté bien hidratado, deberemos vaciar el agua sobrante, ya que si se queda agua sobre la base podría causar pudriciones.

Estos panes vienen con una bolsa que hará de invernadero, pero si quieres obtener los mejores resultados, lo recomendable es que adquieras un propagador. Para activar el micelio, los primeros 2 días deberemos mantener la humedad a un 90% aproximadamente, por lo que deberemos añadir agua sobre la base de nuestro invernadero (también embotellada, de ósmosis o destilada). Otra forma de mantener la humedad a esos niveles, es dejando la tapa del tupper puesta, ya que se quedará mucho más concentrada. Una vez pasados los 2 primeros días, deberemos bajar la humedad a un 70%, algo que no será difícil de conseguir, ya que solo deberemos jugar con las ventanas de nuestro invernadero hasta dar con la humedad deseada.

La temperatura:

controladores

La temperatura también es muy importante, ya que estas setas suelen cultivarse entre 21º y 24ºC, por lo que si quieres que te salga la mayor cantidad posible, deberás mantenerlo en esta temperatura. Si en tu zona hace demasiado frío o quieres cultivarlas en invierno, puedes cultivarlas dentro de un propagador con calefacción, o en caso de que ya cuentes con un propagador, puedes adquirir una manta térmica para poner debajo. Si lo cultivas a una temperatura inferior a 21ºC, las setas se desarrollarán a un ritmo más lento, por lo que tu producción será más baja, ya que estos panes cuentan con una vida limitada una vez el micelio se ha activado.

La limpieza:

Y el último factor a tener en cuenta es la higiene, ya que las setas son muy sensibles, por lo que deberemos mantener su hábitat totalmente limpio y esterilizado. Nunca tocar el pan o las setas directamente con las manos, siempre utilizando guantes de látex, y si es posible mascarilla. Nunca deberemos alterar su ambiente, fumando o echando cualquier tipo de producto o ambientador en la misma habitación en la que se encuentren, ya que esto podría ser letal para nuestras setas.

Resumen:

Siguiendo estos parámetros en cuanto a iluminación, humedad, temperatura e higiene, solo tendremos que esperar a que crezcan nuestras setas. En Growbarato.net encontrarás todo lo necesario para mantener tus setas en las mejores condiciones, desde todo tipo de complementos como; mantas térmicas o termohigrómetos.

Cómo cultivar setas para el estudio micológico

como cultivar setas

En un tiempo medio de entre 7-14 días después de activar el micelio, comenzarán a brotar las primeras setas, y a partir de ese momento, el ritmo de desarrollo de estas será espectacular. Si las observas varias veces al día, comprobarás que se desarrollan por horas, llegando a crecer varios centímetros en un solo día. En 3-4 días pueden estar listas para quitarlas, y ya solo tendremos que dejarlas secar unos días para poder realizar nuestros propios estudios.

Para quitar las setas, solo tendremos que colocarnos guantes y cogerlas con los dedos, estirando suavemente y aplicando un ligero giro, de esta forma comprobaremos como salen sin realizar apenas fuerza. Las setas son muy sensibles, y el punto donde las toquemos al quitarlas se oscurecerá en un par de horas. Eso es totalmente normal, por ello no hay que preocuparse y no tener miedo a que se hayan podrido, ya que seguirán siendo totalmente válidas para su estudio.

Aunque dejemos el pan vacío de setas, el micelio seguirá activo durante un tiempo ( tiempo que variará según las condiciones que le hayamos aportado), por lo que en un par de días tendrás setas brotando otra vez. Si hemos tratado el pan correctamente, podremos llegar a hacer hasta 3 o 4 buenas cosechas, por lo que puede llegar a ser muy productivo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 12 Promedio: 4)