¿Qué es el cannabigerol (CBG)?

¿Qué es el cannabigerol (CBG)? En el siguiente post os vamos a explicar qué es el CBG, dónde se encuentra, los beneficios que tiene y por qué es tan importante. Al final os daremos algunos ejemplos de algunas variedades ricas en CBG.

La madre de todos los cannabinoides, el cannabigerol (CBG)

El CBG o cannabigerol es el primer cannabinoide que se genera en las plantas de cannabis. En concreto, los cannabinoides que se desarrollan en las plantas reciben el nombre de fitocannabinoides, diferentes de los endocannabinoides, que se generan en nuestro organismo. De este modo, los fitocannabinoides son las diferentes sustancias químicas que encontramos en nuestras plantas de marihuana, y el CBG es uno de los, aproximadamente, 70 que se han identificado, entre los que también se encuentran los famosos THC y CBD.

Al ser el primer cannabinoide generado en la planta suele llamarse también “molécula madre” o “madre de los cannabinoides”. De hecho, es la encargada de generar el THC y CBD, pero vayamos por partes.

El CBG lo descubrió el Doctor Raphael Mechoulam, un reputado profesor investigador del cannabis, en 1964. Se identificó la presencia de esta sustancia en las plantas cannábicas, pero no fue hasta diez años más tarde que se descubre el CBGA, es decir, su forma ácida. ¿Por qué es esto importante? Porque es su forma ácida la que genera, mientras la planta está viva, el THCA y el CBDA. Estas siglas corresponden a las formas ácidas del THC y CBD. Así, una vez hecha la cosecha, en la fase de secado y de procesado, los cannabinoides ácidos se convierten en no ácidos gracias a la luz o el calor en un proceso llamado descarboxilación. Esto quiere decir que el CBGA pasa a ser CBG; el THCA pasa a ser THC; y el CBDA se convierte en CBD.

Cuantos mayores sean los niveles de THC y CBD, menores serán los niveles de CBG, que es lo que ocurre en la mayoría de las plantas de cannabis, donde los niveles de CBG no sobrepasan el 0,1%. Sin embargo, en la actualidad, se están tratando de crear nuevos cruces para encontrar variedades con altos niveles de CBG. Esto es porque cada vez más se están llevando a cabo estudios que demuestran los enormes beneficios y propiedades terapéuticas y medicinales que contiene este cannabinoide en concreto. Aunque puedan encontrarse también beneficios medicinales con otros cannabinoides como el THC, la principal diferencia que encontramos entre estos dos es que, mientras el THC sí que provoca efectos psicoactivos, el CBG no.

Beneficios y propiedades terapéuticas del CBG

Una vez respondida la pregunta: ¿qué es el cannabigerol (CBG)?; aprenderemos cuáles es su valor medicinal. Como ya hemos comentado antes, encontramos dos tipos de cannabinoides: los fitocannabinoides (encontrados en las plantas) y los endocannabinoides (que los produce nuestro organismo). Nuestro sistema endocannabinoide se encarga de regular y de comunicar el sistema neuronal, y afecta directamente a funciones básicas fisiológicas, relacionadas con el apetito, el humor, el dolor, etc. Cuenta con varios receptores, de los cuales solo se han descubierto dos: el CB1 y el CB2, que son los encargados de recibir y modular tanto los endocannabinoides como los fitocannabinoides. Gracias a este sistema conseguimos la homeostasis, es decir, un equilibrio en nuestro organismo.

Una vez sabemos esto, será más fácil entender de qué forma puede ayudarnos el CBG a un nivel medicinal y terapéutico, porque tiene, en efecto, múltiples beneficios de este tipo. Vamos a enumerarlos:

  1. Podría contener propiedades anticancerígenas. Un estudio de 2009 abrió al mundo una vía esperanzadora para los pacientes con cáncer, sobre todo de colon, ya que el CBG puede llegar a ralentizar la progresión de los tumores y evitar su crecimiento. De este modo, podría llegar a alargar la vida de las personas con esta enfermedad.
  2. Tiene un efecto analgésico. El CBG alivia dolores producidos por enfermedades como la esclerosis múltiple o los producidos por tumores. En combinación con otros productos medicinales pueden aliviar significativamente los dolores de las personas que los sufren.
  3. Es neuroprotector y ayuda en los tratamientos contra enfermedades neurodegenerativas como la Enfermedad de Huntington, el Parkinson o el Alzheimer, entre otros. Aunque sean enfermedades sin cura, el CBG puede ayudar a controlar los síntomas. Los estudios sobre este beneficio escasean, de modo que todavía estamos esperando a que se realicen más investigaciones al respecto.
  4. Es antiinflamatorio. Cuando entra el cannabigerol en nuestro organismo, este se dirige hacia las moléculas encargadas de generar la inflamación. Por ejemplo, podría ser bastante útil para la Enfermedad de Crohn, que produce inflamaciones en el sistema digestivo.
  5. Funciona como tratamiento para el Glaucoma. Un estudio realizado en 1990 descubrió los beneficios que el CBG podía tener en la inhibición de la presión intraocular. En nuestros ojos contamos con varios receptores del sistema endocannabinoide, por lo que se convierten en buenos receptores de cannabigerol. Así, ayuda a aliviar la presión ocular y a abrir los vasos sanguíneos de los ojos, al mismo tiempo que aumenta el flujo acuoso.
  6. Tiene un efecto antibacteriano y, por ello, podría ser una buena solución para enfermedades de infección de la piel. En la piel también contamos con varios receptores cannabinoides, de forma que el CBG sería muy útil, por ejemplo, para enfermedades cutáneas como la Psoriasis. Además, combate también el SARM, una cepa bacteriana extremadamente resistente a los antibióticos.
  7. Ayuda con el tratamiento contra la depresión o ansiedad. Aunque para este tipo de trastornos ya conozcamos los beneficios del THC, con el CBG obtenemos las mismas propiedades sin los efectos psicoactivos del THC. Concretamente, el CBG actúa aumentando los niveles del neurotransmisor GABA. Cuantos menos niveles de esta sustancia tengamos en nuestro cerebro, más propensos seremos a tener ansiedad o a sufrir depresión, ya que se encarga de inhibir la excitación y el estrés. De este modo, el CBG entra en contacto con este neurotransmisor para modular sus niveles.
  8. Aumenta el apetito. El cannabigerol está asociado también a estimular el apetito de las personas, sobre todo para aquellas que sufran enfermedades que lo rebajen, como puede ser el VIH o los tratamientos de cáncer, entre otros.

Os hemos explicado solo algunas de las propiedades medicinales y terapéuticas que puede tener el CBG en nuestro organismo, pero existen muchas más.

¿Qué efectos produce el cannabigerol (CBG)?

Ya hemos comentado que lo que resalta de este poderoso cannabinoide es su ausencia de efectos psicotrópicos o psicoactivos. A diferencia de otros cannabinoides, como el THC, este no te proporciona ningún estado de “colocón”, sin perder todos los beneficios que se le atribuyen. Cuando el CBG se relaciona con el sistema endocannabinoide, a diferencia del THC, no altera las facultades mentales, convirtiéndose en un cannabinoide no intoxicante.

Las enzimas naturales de la planta son las encargadas de que el CBGA se convierta en THCA o CBDA (u otra forma ácida de cannabinoides). Entonces, ¿cómo se evita esta conversión para mantener el CBG? Hay estudios que demuestran que las variedades con mayores niveles de CBG contienen un gen recesivo, encargado de mantener la producción de la enzima natural, convirtiendo el CBGA en la producción principal de la planta y evitando que esta se desarrolle como THC o CBD.

Variedades ricas en CBG – cannabigerol

Ahora que ya sabes qué es el cannabigerol, querrás saber algunas de las variedades que contegan este cannabidiol. Cada vez más se está investigando en la creación de variedades con altos niveles de CBG, ya que, en la actualidad, mayormente encontraremos variedades de plantas con altos niveles de THC y CBD, pero con niveles muy bajos de CBG (inferiores al 0,1%). Aquí os presentamos algunos ejemplos de variedades ricas en CBG.

Panakeia: Esta variedad de cáñamo ha sido registrada en Valencia, en concreto a raíz de una colaboración entre Hemp Trading y la Universitat Politècnica de València. Esta genética ha conseguido llegar a niveles elevados de CBG (más de un 15%) y con niveles nulos de THC, lo cual supone un enorme avance en el campo del cannabis medicinal. Lamentablemente, esta variedad, de momento, solo es distribuida en Estados Unidos.

Santhica 27: Originaria de Francia, esta variedad de cáñamo industrial ha sido creada con el objetivo de conseguir altos niveles de CBG. Estos se sitúan entre 1,5 y 2%, mientras que los de THC se rebajan al 0,12%. No obstante, para asegurarnos de que estos niveles no se vean alterados, sería necesario realizar tests antes de cultivarla.

White CBG: Esta variedad proveniente de Estados Unidos está creada por una empresa (Oregon CBD) comprometida con la investigación en variedades ricas de CBG. Esta es la genética con mayores niveles de cannabigerol de su banco, además de que cuenta con una producción estupenda y crece bastante rápido.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)