Algunas de las expresiones más frecuentes para definir la apariencia de los cogollos son “aspecto escarchado o nevado”, “flores repletas de glándulas de resina” o también “cálices pegajosos y resinosos”. Dependiendo de la imaginación y experiencia de cada cultivador, se pueden denominar de muchas formas, pero la realidad es que los tricomas de marihuana son uno de los elementos más importantes de esta polivalente planta, pues estos reflejos son los encargados de producir cannabinoides y terpenos. Del mismo modo, son un factor trascendental a la hora de garantizar la supervivencia de los ejemplares de cannabis. 

Tricomas de marihuana: ¿qué son?

En primer lugar, cabe aclarar que los tricomas no solo se encuentran presentes en las plantas de marihuana, sino que son comunes en otros tipos de vegetales como la alfalfa, malva u ortigas, entre otros. Se trata de filamentos finos, o glándulas, que se encuentran en la epidermis de las plantas. Estas excrecencias, también conocidas como resina o pelillos -de manera coloquial-, se disponen tanto en flores como en hojas, las cuales pueden ser unicelulares o pluricelulares.

La forma de los tricomas de marihuana se asemeja a la de un hongo, en la que el tallo se mantiene erguido bajo una cabeza esférica y bulbosa. Se contemplan con precisión mediante herramientas profesionales como microscopios o lupas de aumento, puesto que se tratan de minúsculas esferas con un tamaño aproximado de 50-100 micrones. Respecto a su ciclo vital, pese a que las plantas de cannabis desarrollan tricomas durante las diferentes etapas de crecimiento y floración, será clave la última fase generativa, pues es el momento donde las variedades formarán sus preciados cogollos.

tricomas

En este sentido, la fase de floración comienza con la formación de los primeros filamentos. Durante la generación de las flores, los tricomas se multiplican de manera exponencial, sirviendo como vehículo para plastidios y vacuolas a la cabeza de dichas secreciones. A partir de este momento comienza la metabolización de sus células, causando la reproducción de cannabinoides y terpenos. Asimismo, es importante explicar que la cantidad y las dimensiones de los tricomas dependen de la variedad de cannabis cultivada, así como de las condiciones ambientales a las que ha sido sometida.

¿Cuál es la función de los tricomas?

El principal cometido de los tricomas del cannabis es proteger a las plantas de diferentes factores externos como la inadecuada exposición a los rayos UV. El exceso de la radiación ultravioleta puede ser sumamente dañina para los ejemplares, por lo que se centra en absorberla y convertirla en un mayor contenido de resina. Asimismo, sirve como mecanismo de defensa ante diferentes tipos de plagas de insectos y animales, puesto que produce un sabor amargo y aroma desagradable para estos últimos.

Del mismo modo, también ejercen una función de protección frente a factores ambientales como vientos fuertes, así como para neutralizar el desarrollo de hongos en las plantas. Además, en lugares con valores higrométricos bajos consigue que las flores no se desequen en exceso. No menos importante, estas glándulas de resina son las encargadas de generar terpenos y cannabinoides, por lo que de su maduración adecuada dependerá en gran medida los sabores, aromas y efectos de las plantas y flores obtenidas durante el cultivo de marihuana.

tricomas marihuana

¿Qué tipos de tricomas existen?

Los tricomas son filamentos volátiles, que presentan múltiples formas, colores y estructuras celulares. En este apartado se pretende clasificar los diferentes tipos de glándulas de resina que se han documentado, los cuales se dividen en tres grupos fundamentales: bulbosos, capitados sésiles y capitados pedunculados.

  • Tricomas bulbosos: sin lugar a dudas, los más pequeños. Con un tamaño de 10 micrones de ancho, se encuentran por toda la planta, comenzando su producción por la zona más baja de la planta. Estos tricomas microscópicos no tienen tallo y pueden desarrollarse con la unión de dos células en una única cabeza o aparecer en una cabeza glandular con diferentes elementos.
  • Tricomas capitados sésiles: un tanto más grandes que los bulbosos, se caracterizan por un tamaño de 20-30 micrones, por lo que también son difíciles de observar sin herramientas profesionales. Tiene células secretoras en la parte inferior de su cabeza glandular y almacena tanto cannabinoides como aceites esenciales.
  • Tricomas capitados pedunculados: son filamentos de mayor tamaño, los cuales son los encargados de producir cannabinoides como el THC y CBD, entre otros. La altura es de 200-300 micrones y el ancho de 50-100 micrones, por lo que se ven a simple vista, aunque siempre se agradece utilizar microscopios para disfrutar de su belleza con todo lujo de detalles. Su tallo está formado por células epidérmicas, sobre el cual reposa su cabeza con apariencia de bola. Según avance la maduración de la planta pasarán de tonalidades blancas y lechosas a un color ámbar y un tanto rojizo.
  • Tricomas unicelulares simples: los primeros en poder ser observados, pues aparecen en los mismos cotiledones. Se suelen desarrollar en el envés de las hojas y su principal objetivo es proteger a las plantas ante temperaturas elevadas y conseguir que no pierdan tanta agua.
  • Tricomas cistolíticos: también se dan al comienzo de la vida de los ejemplares, siendo bastante parecidos a los tricomas unicelulares. Son más grandes y exhiben una protuberancia diferente en sus tejidos celulares, la cual les vuelve más ásperos y que sirvan como protección ante depredadores por su efecto disuasorio.
  • Tricomas anterales sésiles: más pequeños que los capitados pedunculados, se caracterizan por un ancho de 80 micrones, así como una apariencia glandular y un tejido basal bajo las células secretoras. Se pueden encontrar en el cáliz de la antera.
tricomas marihuana

Cosechar según la coloración de los tricomas

Una de las preguntas más recurrentes en los cultivadores de cannabis que están comenzando su andadura botánica es cuál es el mejor momento para cosechar sus plantas de marihuana. La mayoría de bancos de semillas ofrecen un tiempo estimado para el corte de los ejemplares, pero existen multitud de factores que afectan a la maduración de sus flores. Para ello, un método infalible es atender a la coloración de los tricomas, de la cual dependerá la producción de cannabinoides y terpenos, responsables de las propiedades organolépticas y los efectos de cada variedad.

Si los tricomas exhiben una apariencia transparente, quiere decir que las plantas todavía no están lo suficientemente maduras para cosechar. Si la tonalidad es más bien blanquecina o lechosa, se encuentra en el momento de máximo esplendor en cuanto a la potencia psicoactiva de los cogollos, por lo que en este instante es cuando se deben cortar las variedades sativas para conseguir efectos energizantes, eufóricos y positivos a nivel mental.

Si no se cosecha en este momento, el color de los tricomas comenzará a adquirir una tonalidad de color miel, que significa un menor contenido de THC pero mayores concentraciones de CBD. Por ello, con este aspecto se deben recolectar las variedades híbridas con predominancia índica, con el objetivo de que produzcan efectos equilibrados en cuanto a físico y mente. 

Cuando los tricomas ya sean de color ámbar, producirá efectos sedativos y narcóticos más potentes, ya que el nivel de THC será más bajo. El humo será más suave por lo que es el momento perfecto para variedades de marihuana para usos medicinales. Por el contrario, si presentan una tonalidad negra significa que están pasados y que no aportan nada durante el consumo. También se pueden ver tricomas con colores rojos, los cuales suelen darse en variedades purple con flores púrpuras y moradas.

Consejos para mantener los tricomas en buen estado

Como se ha explicado anteriormente respecto al momento ideal para cortar las plantas de marihuana, el principal error que cometen muchos cultivadores es cosechar antes de que los tricomas estén adecuadamente formados. Recolectar antes de tiempo se traduce en cogollos de peor calidad, tanto en relación a su contenido de cannabinoides y terpenos, así como en cuanto a los sabores y aromas.

Es necesario recalcar la importancia del secado y curado, ya que durante estos procesos posteriores a la cosecha, la producción de tricomas sigue madurando y unas condiciones inadecuadas pueden propiciar una mayor velocidad de degradación de terpenos y cannabinoides. 

Por ello, se pueden catalogar como factores de riesgo para los tricomas una inadecuada exposición a la luz, el calor, un tiempo excesivo para su maduración, así como el contacto con estos filamentos, por lo que no se recomienda manipularlos. Del mismo modo, existen diferentes herramientas profesionales para observar durante todo el ciclo vital de la planta cómo están desarrollándose estas preciadas glándulas de resina: estos son microscopios y lupas de aumento, que a continuación vamos a explicar.

Microscopios y lupas de aumento para tricomas de marihuana

El cultivo de marihuana es una labor minuciosa que requiere paciencia, precisión y constante observación durante los diferentes estadios de las plantas. Para ello, existen dispositivos profesionales como microscopios y lupas de aumento, que sirven tanto para detectar la presencia de plagas de insectos y hongos, como para controlar la coloración de los tricomas para saber el momento óptimo para realizar la cosecha.

lupa cuentahilos 10X

Tanto en la web como en las tiendas físicas de GB The Green Brand está disponible un amplio catálogo de este tipo de herramientas profesionales, las cuales garantizan un análisis más detallado del estado de las glándulas de resina. Por ejemplo, el Microscopio Lumagny 60x-100x con LED es un instrumento de alta precisión, que incorpora diodos emisores de luz que mejoran la visión de los tricomas. También es una buena opción la Lupa Cuentahilos 10X con un modo de empleo muy sencillo o el Microscopio USB que permite tomar fotos y vídeos de los cogollos.

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *