La temperatura del agua de riego en las plantas de marihuana

La temperatura del agua de riego en marihuana es un factor muy importante a la hora de regar nuestras plantas. Suele ser un problema característico de los cultivadores noveles, no obstante puede afectar a cualquiera. No te preocupas por medir la temperatura del agua, y esto se traduce en problemas serios con un mal diagnóstico. Muchas veces, ni siquiera nos daremos cuenta de que dichos problemas vienen por culpa de ese motivo. En este post vamos a desgranar cómo realizar las mediciones, los problemas, valores ideales y soluciones de la temperatura del agua de riego.

0%

¿La temperatura del agua de riego es importante?

Correct! Wrong!

Es muy importante que el agua esté recién sacada de la nevera

Correct! Wrong!

¿Qué necesitamos para medir la temperatura del agua?

Correct! Wrong!

Lo recomendable es un agua bien caliente, para no congelar nuestras raíces

Correct! Wrong!

¿Cuál es la temperatura del agua de riego correcta?

Correct! Wrong!

¿Cómo medir la temperatura del agua de riego?

Termómetro de agua sumergible

A la hora de regar, muchas veces simplemente cogemos la manguera o regadera y empezamos. Sin embargo, es de vital importancia realizar una medición de temperatura del agua. Si los valores que obtenemos son demasiado altos o bajos, estamos poniendo en riesgo a nuestra planta, provocando infinidad de problemas que pueden llegar a destruirla. Para que esto no ocurra, recurrimos a una herramienta muy útil, y conocida por todos: el termómetro.

Hay una gran cantidad de termómetros de agua que su precio de venta es altamente económico. También podemos encontrar algunos medidores de Ec y de Ph que miden la temperatura del agua con gran precisión. Ahora que sabemos de la importancia de la temperatura, lo que conlleva y la facilidad para medirla, seguro que empezamos a comprobarlo asiduamente. Dependiendo de si es fría o caliente, el agua sufre cambios en su composición como la concentración de oxígeno que contiene.

Problemas de una temperatura extrema del agua

Siempre se ha considerado muy importante, y lo es, tener controlados los niveles de pH y EC del agua de riego. Factores determinantes en el desarrollo de las raíces, la correcta absorción de nutrientes y la salud general de nuestro cultivo. De eso, creo que ningún cultivador tiene dudas. No obstante, la temperatura del agua es, junto a los mencionados anteriormente, el tercer pilar. El hecho de no controlar los grados del agua puede determinar el futuro de tus plantas. Si usamos agua demasiado fría o caliente hará que nuestras plantas queden privadas de los nutrientes que necesitan para vivir.

En agua fría

Este problema se presenta mucho más a menudo que el agua excesivamente caliente. Se debe a que, en invierno, el agua de riego suele estar más fría que de costumbre (sobre todo en los cultivadores que utilizan agua de grifo). A partir de los 15ºC las raíces de nuestras plantas se bloquean, y hay que sumarle que se reduce su absorción de fósforo. Este elemento no se asimila a partir de los 15-10ºC, por lo que va a generar una carencia nutricional.

El síntoma más característico de este problema es que nuestras hojas cogerán un color oscuro, tirando a morado, y un deterioro evidente del tallo y las hojas. Estas se hacen fácilmente quebradizas, y reduce en gran cantidad la cosecha final.

En agua caliente

Se trata de un problema menos común que el del agua fría, sin embargo es posible que ocurra en determinados climas o estaciones del año. Este factor va a generar que nuestra planta no pueda asimilar los nutrientes del agua, debido a la falta de oxígeno en esta (a mayor temperatura, menor concentración de oxígeno). A partir de 20º C, el oxígeno del agua baja considerablemente de las 9 ppm (partes por millón) que tiene a esa temperatura. Y a 23º C, más o menos, llega el punto máximo de absorción de nutrientes, con 8.5 ppm de oxígeno.

Las consecuencias directas son: un notable ralentizamiento del desarrollo de la planta y la aparición de hongos en raíces y sustrato. Este problema puede suponer el final de tu cultivo si no lo atajas con tiempo.

La importancia de oxigenar el agua de riego

Bomba de aire para agua

El agua es hidrógeno y oxígeno en su totalidad, pero la cantidad de oxígeno es variable en función de: la temperatura del agua, la presión atmosférica y la concentración de bacterias. Este gas ayuda a las plantas a asimilar los nutrientes, y así poder desarrollarse correctamente. Por esta razón no se puede entender un nivel de oxigenación óptimo, sin tener en cuenta la temperatura, como hemos visto anteriormente. 

Muchos cultivadores deciden adquirir bombas de aire para oxigenar sus soluciones nutrientes, o simplemente el agua, y así poder ayudar a que sus cultivos crezcan fuertes, sanos y con unos resultados espectaculares. De esta forma, seguimos comprobando que la temperatura del agua es clave en la vida de nuestras plantas.

Temperatura del agua ideal para cultivos de marihuana

Cada planta es un mundo, evidentemente no existe una fórmula universal aplicable a todos los cultivos. Existen muchas variedades, y cada una se puede cultivar en distintos medios y zonas geográficas. Pero, lo que sí es igual en todas es la necesidad de un agua a una temperatura estable, ni muy fría ni muy caliente.

Si queremos que nuestras plantas desarrollen unas raíces fuertes y con vitalidad, lo recomendable es que la temperatura del agua oscile entre los 20 y los 25º C. La temperatura óptima es de 23º C, y de esta forma conseguiremos una concentración perfecta de oxígeno. Al conseguir esta temperatura, nuestra planta absorbe la mayor cantidad de nutrientes y puede crecer sana y resistente.

En cultivos de suelo

Hasta ahora estábamos hablando de cultivos hechos en tierra, donde nuestras plantas tienen un amortiguador de condiciones. En este tipo de cultivos, aunque reguemos a 20º o a 23º C, dependerá más de la temperatura del propio cultivo. El problema viene cuando cultivamos en hydro.

Planta de marihuana en tierra

En cultivos hidropónicos

Cuando plantamos cultivos hidropónicos no tenemos ese amortiguador de condiciones, y el agua será el sustrato. En estas plantaciones, el agua se encuentra en permanente contacto con nuestras raíces y tendrá mucho más que ver la temperatura del agua con la salud de nuestras plantas. Aquí sí que necesitamos bajar lo subir la temperatura, en función de las circunstancias. Cuando cultivamos en Hydro, el agua fría (18º C) ayuda a que se formen las raíces nada más trasplantar, pero a esa temperatura no absorbe demasiado nutriente. Al ser pequeñas, las plantas tampoco piden demasiado nutriente. Pero, una vez veamos que ha enraizado y que la planta puede sostenerse, hay que subirla a 23º C, para que absorba al máximo los nutrientes del agua de riego.

Cultivo hidropónico de plantas de marihuana

Soluciones para una temperatura del agua ideal para plantas de marihuana

La temperatura del agua de riego es, posiblemente, de los puntos más importantes para que nuestros cultivos se desarrollen de la forma más adecuada. Y para controlarla, tenemos que tener en cuenta todo lo mencionado en los párrafos anteriores. Pero también debemos saber que hay mecanismos que pueden ayudarnos a regular estos niveles de calor/frío tan importantes.

Si lo que buscamos es enfriar nuestro agua de riego, debemos tener en cuenta varios aspectos.Normalmente, los focos generan altas temperaturas, que nos obligan a enfriarla. Existen muchas formas de hacerlo de forma manual, pero son muy pesadas para mantenerlas durante todo el proceso de cultivo. Lo mejor, en esos casos, son los enfriadores de agua, que mantendrán la temperatura del agua constante durante las 24 horas.

En cambio, si lo que estamos buscando es calentar el agua, lo que necesitamos es un calentador de agua en el depósito. Con este aparato conseguiremos que el agua consiga un poco más de temperatura. Así conseguiremos que nuestras plantas absorban mejor los nutrientes de nuestra solución o agua.

Calentador de agua de riego

Enfriador de agua de riego

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora ya conocemos la importancia de la temperatura del agua en los cultivos de marihuana (y en general). Sabemos cuales son los problemas que genera un riego demasiado frío y uno demasiado caliente. También tenemos a nuestro alcance los recursos para medir esa temperatura, y hemos aprendido que debemos oxigenar correctamente el agua. Esto nos sirve para profesionalizar todavía más nuestros cultivos y poder seguir trabajando por unas producciones de calidad. Desde Growbarato.net, esperamos que esto os sirva de ayuda y así podáis seguir cultivando durante muchos años. ¡Hasta la próxima!

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 10 Promedio: 3.5)