Por que trasplantar la marihuana

Por que trasplantar la marihuanaPor que trasplantar la marihuana, ya que sería mucho más cómodo plantarla en una maceta grande directamente. Trasplantar tiene muchas ventajas en el cultivo, que podemos ver cuando leamos el artículo, comprenderemos mejor por que trasplantamos y tu mismo verás que es más que necesario.

Las plantas de marihuana son plantas tropicales, que están acostumbradas a tirar raíces muy profundas para chupar agua y nutrientes aunque el clima sea cálido y no sean regadas. Al plantarlas en maceta tienen un tope que es el fondo de la maceta, y tienen un tope a lo ancho que son los bordes de la maceta.

Al intentar expandirse lo máximo posible, lo que hacen es ir hacia abajo todo lo que pueden y una vez llegan al fondo se ensanchan todo lo que pueden subiendo por las paredes. Una vez llenan esas superficies quieren seguir creciendo, ya que las más viejas van dejando de tener superficie absorbente y se transforman en simples canales o tuberías por donde conducir el agua que chupan por su zona más nueva.

Normalmente se trasplanta en crecimiento, ya que una vez entra en floración ya no pide más trasplantes, pero si te pide el último justo antes de florecer para que cuando florezca pueda pegar el último tirón de raíz. Si es en interior es justo antes de cambiar las horas del temporizador y si es en exterior se hace en el hemisferio Norte cuando empieza el Verano, para la semana del 24 de Junio.

Directamente en la grande empieza a tirar hojas cuando empieza a florecer

Si plantas en tierra madre no habrá problemas como repetimos, pero si lo haces en maceta y la pones directamente en una maceta grande, las raíces ocuparán el fondo y el borde de la maceta, pero el centro del sustrato lo dejará hueco sin raíz y será malo dentro de pocas semanas. Al no haber raíz en esa zona, cuando regamos, el agua dura demasiado tiempo en la maceta. De tanta humedad estropea las raíces de los bordes y nuestras plantas se fastidian, empezando a tirar hojas como si fuera una carencia.

Si cultivamos en una maceta de 3L, trasplantamos a 7L, luego a 11L, luego a 30L y la definitiva de 50L justo al empezar el verano, nuestra planta formará un sistema denso de raíces que ocuparán prácticamente todo el sustrato, con lo que la planta será mucho más grande, más productiva y más sana que si la hubiéramos cultivado directamente en esa maceta. si queremos ver cuando se trasplanta puedes ver nuestro artículo de cuando trasplantar pinchando aquí==>

Si la ponemos en una maceta de 50L todo irá bien al principio, pero una vez que la planta haga tope a lo ancho y a lo alto, se empezará a quedar sin hojas y en floración apenas podrá florecer al faltarle tantas hojas, y sin floración abundante de poco nos sirve estar cultivando plantas durante tanto tiempo.

Planta con serios problemas de raíz por no trasplantarla

En interior pasa lo mismo, no es igual un cultivo donde ponemos directamente la planta en una maceta de 7L que otra que crezcamos en 3L y florecemos en 7. La planta ocupa el fondo y las paredes de la maceta en pocos días, y enseguida que cambiamos a florecer como no tiene el tirón de raíz, nuestra planta se estropea rápidamente y se queda sin hojas, con lo que no puede absorber bien la luz y no florece en abundancia, dándonos plantas de muy baja calidad. Si crecemos en 3L y cuando cambiamos el fotoperiodo trasplantamos nuestras plantas a 7L estarán mucho más sanas, se alimentarán mejor y subiremos bastante la producción, o por lo menos aunque saquemos la misma cantidad tendremos mucha mejor calidad.

Si cultivamos autoflorecientes es diferente tanto en interior como en exterior, ahí si que tendremos que ponerla en una maceta de 7L o de 11L directamente dependiendo si es de 2 meses o de 3 meses, con lo que no le da tiempo a llenar más maceta de raíces. Pero en las de temporada que si que tenemos la opción del trasplante, mejoraremos mucho el cultivo si los hacemos.

Autor del artículo: Javier Chinesta, del equipo de GrowBarato Valencia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 7 Promedio: 5)