El origen de los cannabinoides

El origen de los cannabinoides
Puntuación del post

el origen de los cannabinoides

El origen de los cannabinoides podría hallarse en una infección en las primeras plantas de marihuana por un antiguo virus que estimuló la evolución del CBD y el THC. Una conclusión que ha alcanzado un equipo de investigadores internacionales tras completar el primer mapa completo del genoma de la marihuana.

Los investigadores esperan que el mapa acelere los esfuerzos de mejoramiento genético. Para, de este modo, obtener nuevas variedades con aquellas propiedades médicas sin efectos psicoactivos. Además, aseveran que podrían crearse variedades que puedan cultivarse de modo sostenible o con mayor resistencia a enfermedades y plagas.

Este hallazgo, publicado por la revista Genome Research, además anuncia el descubrimiento del gen que produce el cannabicromeno (CBC). Un cannabinoide poco conocido pero que según los investigaciones puede contener efectos antinflamatorios.

Los expertos anunciaron que el cáñamo y la marihuana, que pertenecen a la familia cannabis sativa evolucionaron como cepas independientes con diferentes propiedades químicas. De este modo, en la marihuana es abundante la cantidad de tetrahidrocannabinol psicoactivo, o THC, mientras que el cáñamo produce cannabidiol, o CBD, famoso por su potencial medicinal.

El estudio ha sido fruto de la colaboración entre el equipo de Tim Hughes y los de Jonathan Page, de Aurora Cannabis y la Universidad de British Columbia, y Harm van Bakel, de la Escuela de Medicina Icahn en Mt Sinai en Nueva York.

“El mapa cromosómico es un importante recurso fundamental para futuras investigaciones que, a pesar del uso generalizado del cannabis, se ha quedado atrás frente a otros cultivos debido a la legislación restrictiva”, asegura Tim Hughes, investigador en genética molecular en la universidad de Toronto.

La investigación para llevarla a cabo secuenció el genoma completo mediante 10 cromosomas de una planta obtenida entre el cruce de la genética Purple Kush y la variedad de cáñamo Finola. Los resultados revelaron que los genes que controlan la creación de THC y CBD están rodeados de ADN asociado con una infección viral en diversas generaciones de la cannabis sativa. Esto provocó una modificación del ADN del organismo colonizado para continuar haciendo copias de sí mismos.

Los investigadores creen que la duplicación de genes provocó que el cannabis antiguo se dividiera en dos tipos químicamente distintos que, posteriormente, fuimos los humanos quienes seleccionamos aquellas plantas que contenían productos químicos deseables, como el alto THC.

El cannabicromeno (CBC)

Por otra parte, los científicos también han revelado el gen responsable de la producción del cannabinoide, poco conocido, llamado cannabicromeno (CBC). Un descubrimiento que permitirá en el futuro la creación de variedades ricas en CBC que nos ofrecerán un mayor uso terapéutico gracias a su poder antiinflamatorio. En esta línea, los expertos aseguran que este retraso en completar un mapa del genoma se ha debido a la prohibición de la planta y la relativa falta de investigación.

En esta línea, Jonathan Page, co-autor del estudio, manifestó que, según recoge el portal científico Science Daily, “la ciencia general no ha hecho lo suficiente debido a las restricciones de investigación. La legalización y la inminente facilidad de la regulación para la investigación ofrecen oportunidades para realizar más investigaciones. Y Canadá está liderando el camino”, añadió.

El futuro parece ser prometedor para nuestra planta gracias a estos avances y a los cambios legislativos sobre la marihuana. Un momento propicio vemos desde Growbarato.net para que los investigadores estudien como conseguir nuevas variedades con alto contenido en CBD y sin THC que podría ser una “revolución” en el mundo médico para tratar pacientes con alzheimer o epilepsia.