Cómo feminizar semillas regulares

El mundo del cannabis ha evolucionado más en los 15 últimos años que en todo el siglo anterior. La evolución de la sociedad ha permitido a esta planta integrarse poco a poco en nuestra cultura, ofreciéndonos un sinfín de variedades y de artículos para cultivarla y consumirla. A día de hoy cualquiera puede tener en su casa el equipo necesario como para desarrollar sus propias genéticas, algo que hace 15 o 20 años era impensable quedando en manos de unos pocos privilegiados en todo el mundo. Hoy te enseñaremos cómo feminizar semillas regulares, algo para lo que solo necesitarás unos pocos materiales, que podrás encontrar sin dificultad ninguna.

Como es normal en las plantas, para que ésta se reproduzca se necesita una planta macho que polinice a la hembra, causando así la aparición de semillas. Éstas semillas cuentan con genes del padre y de la madre, por lo que cuenta con un 50% de posibilidades de nacer macho o hembra. Así que deberemos encontrar una forma de conseguir semillas utilizando únicamente plantas hembra, de manera que quede totalmente descartado el gen masculino.

como feminizar semillas regulares

TUTORIAL: Cómo feminizar semillas regulares

Un hecho que muchos cultivadores conocen, es que si estresas a una planta es muy sencillo que hermafrodite, lo que acaba causando la aparición de flores macho en la planta, permitiéndonos así polinizar otras o autopolinizarse. El problema es que cuando la planta se hace hermafrodita por problemas de estrés, hay muchas posibilidades de que las semillas ofrecidas sean directamente hermafroditas, por lo que necesitaremos buscar otro sistema para revertir su sexo sin que la planta sufra tanto.

Para revertir el sexo de una planta sin provocar estrés, únicamente necesitaremos Tiosulfato de Plata, también conocido como STS (Silver Tiosulfate). Éste componente podremos aplicarlo directamente sobre nuestra cepa hembra y actuará modificando los niveles de etileno (hormonas responsables de determinar el sexo en ciertos tipos de plantas). Por lo que nuestra planta revertirá su sexo convirtiéndose en macho, aunque sin contar con ningún gen masculino en su composición.

Tiosulfato de Plata

tiosulfato de sodio

Fabricar tu propio Tiosulfato de Plata apenas te costará 15 o 20 minutos, necesitarás únicamente 2 elementos; Tiosulfato de Sodio y Nitrato de Plata, los cuales puedes encontrar fácilmente en cualquier farmacia o en nuestra págna web. El Tiosulfato de Sodio son unas sales neutras utilizadas especialmente para reducir los efectos secundarios de algunas terapias en contra del cáncer, el cual puedes comprar sin necesidad de receta.

nitrato de plata

El Nitrato de Plata también lo puedes conseguir en nuestra página web, aunque hay personas que utilizan las barras cutáneas para quemar pequeñas verrugas, las cuales se llaman Argenpal. Esta tipo de barra contiene un pequeño porcentaje de este tipo de nitrato, aunque es más fácil obtener un producto limpio y de mejor calidad, si se utiliza Nitrato de plata de la marca PanReac, aunque la inversión sea un poco más alta.

Cómo feminizar semillas regulares | Elaboración STS

Elaboración:

Lo primero que deberemos hacer es coger un vaso de plástico y añadir 20ml de agua destilada, para después coger 7 barritas de Argenpal o 0,35g de Nitrato de Plata y diluir con mucha delicadeza sus puntas en el agua destilada (es en la punta donde se encuentra el Nitrato de Plata) o mezclar con cuidado el 0,35 de Nitrato de Plata. Ahora cogeremos otro vaso de plástico y le añadiremos 30ml de agua destilada y 1,3g de Tiosulfato de Sodio, moviéndolo suavemente hasta que quede homogéneo. Después mezclaremos el contenido de ambos vasos, y volveremos a menear suavemente, siempre utilizando una cuchara de plástico, nunca elementos metálicos.

Ésta mezcla de 50ml es Tiosulfato de Plata en su estado más puro, demasiado potente para aplicar sobre nuestras cepas, por lo que deberemos rebajarlo con agua destilada. Añadiremos nuestro Tiosulfato de Plata casero en una botella con 400ml de agua destilada, de manera que nos quede un STS de unos 450ml, que agitaremos bien hasta que quede todo uniforme y homogéneo. Nuestro STS todavía es demasiado concentrado para aplicar directo sobre nuestras cepas, por lo que seleccionaremos 100ml de STS y los rebajaremos con 400ml de agua destilada, quedando una fórmula total de 500ml, ahora ya totalmente listo para aplicar sobre nuestras cepas.

Recomendación:

Para obtener la máxima eficacia recomendamos utilizarlo el mismo día de hacerlo, ya que en un lugar fresco, seco y alejado de los rayos del sol puede aguantar hasta 15 días, pero día a día irá perdiendo lentamente sus propiedades. En caso de tenerlo almacenado más de una semana recomendamos realizar una nueva mezcla, la concentración será mayor y su efectividad bastante más elevada.

Precaución:

Antes de comenzar deberemos preparar algo de material de protección, como guantes, gafas de seguridad y una mascarilla, ya que es muy tóxico al inhalarlo y puede producir quemaduras al entrar en contacto con la piel. También es importante no utilizar ningún elemento metálico al crear nuestro STS, todos los materiales utilizados deben ser plásticos, el metal podría alterar la composición y reducir su efectividad.

Cómo feminizar semillas regulares | Cómo se utiliza el STS

El modo de uso es foliar, deberemos rociar completamente la planta dejándola bien empapada. Recomendamos sacar la planta de la zona de cultivo antes de hacer este proceso, o nuestro concentrado podría caer sobre otras plantas de nuestro indoor. La aplicación deberá realizarse al 4º o 5º día después de cambiar el fotoperiodo, justo en el momento en el que se apagan las luces, de manera que podamos empapar bien la planta sin peligro de que el agua haga de lupa y la luz sea muy intensa. A los 10 días deberemos repetir la pulverización, empapando de nuevo toda la planta, y dejando todo el fotoperiodo nocturno para que la planta lo pueda asimilar con tranquilidad.

como feminizar semillas regulares

La planta revertida comenzará a producir flores macho con su propio polen, el cual utilizaremos para polinizar la otra cepa seleccionada, causando la aparición de semillas, totalmente libres de genes masculinos. El ejemplar polinizado podremos reutilizarlo para realizar cualquier tipo de extracción, ya que la gran presencia de semillas, hace que sea imposible consumir directamente el material vegetal. La planta a la que se le ha añadido el STS deberá ser desechada, pues cuenta con alto grado de toxicidad, y consumir el material vegetal o cualquier extracción realizada a esta, podría tener serias consecuencias sobre la salud.

¿Cuándo se debe aplicar el polen?

Para realizar una correcta polinización de los ejemplares seleccionados para producir semillas, lo ideal es que tengas dos espacios de cultivo bien diferenciados. Uno sería para las plantas que vamos a revertir con la intención de obtener polen femenino o feminizado. La otra es la zona donde vamos a desarrollar las plantas que van a ser polinizadas por ese polen, una vez lo hayamos recolectado.

A la hora de utilizar el polen recolectado en una planta hembra para que produzca semillas feminizadas, es importante que esta se encuentre en el momento óptimo para ello, ya que puede variar dependiendo de la genética cultivada. Por ello es importante saber que el mejor momento para aplicar el polen feminizado, es al inicio de la floración real.

La idea es utilizar el polen feminizado lo más fresco posible, en una planta perfectamente preparada para recibirlo. De lo contrario el resultado puede no ser el mejor. Para conseguir una gran cantidad de semillas feminizadas de excelente calidad, lo mejor es realizar varias pruebas con tal de encontrar el momento óptimo, para las genéticas utilizadas.

Cómo feminizar semillas regulares | Haz tus propias genéticas

como feminizar semillas regulares

Al realizar tus propias semillas podrás combinar tus genéticas favoritas y así conseguir una variedad hecha especialmente para ti. Al combinar 2 variedades muy diferentes, las características organolépticas de estas quedarán repartidas entre sus descendientes. Por ello lo que tendremos es un gran número de posibles fenotipos, que deberemos estabilizar hasta conseguir la genética perfecta. Es importante utilizar semillas regulares para este proceso, las feminizadas son levemente más débiles y su descendencia cuenta con bastantes más posibilidades de mostrar hermafroditismo que en las regulares.

Para estabilizar la genética primeramente deberemos hacer una selección de fenotipos, para lo cual deberemos realizar un cultivo con un número elevado de estas semillas y obtener un esqueje de cada una de ellas. Para más tarde ponerlos a florecer para descubrir las características que ofrece cada uno de ellos. Una vez ya conozcamos las características de cada fenotipo, deberemos seleccionar 2 madres, revertir una y cruzarlas entre ellas (S1), reduciendo el número de posibilidades y ofreciendo una siguiente generación más homogénea.

Conclusión:

Cómo feminizar semillas regulares es todo un arte y hay que mantener un perfecto control sobre los tiempos de floración y de producción de polen, para conseguir un resultado final óptimo. Tomate tu tiempo, realiza varias pruebas controladas antes de lanzarte a producir semillas en grandes cantidades y trabaja con variedades seleccionadas que conozcas casi a la perfección.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4.7)