La marihuana es capaz de ayudar a mitigar los efectos que causan varias enfermedades graves gracias a sus principios activos. Sin embargo, la falta de regulación de la sustancia en muchos países del mundo, provoca que el estudio de marihuana de uso medicinal vaya con años de retraso y no se esté aprovechando su potencial en el campo de la salud.

Aunque en los últimos años se han dado pequeños pasos en España hacia la actualización de la legislación del cannabis, no hay evidencias de que vaya a ocurrir a corto plazo a pesar de que en países como Alemania, Portugal, Dinamarca o Grecia se ha llevado a cabo con éxito.

Situación legal nacional de la marihuana 

Actualmente la marihuana medicinal sigue siendo ilegal en España. En cambio, el cannabidiol (CBD) aislado se ha empezado a utilizar para la fabricación de cremas, aceites de CBD,  y medicamentos para aliviar ciertas manifestaciones dermatológicas como eczemas, o síntomas de enfermedades crónicas como los espasmos musculares y el dolor en pacientes de esclerosis múltiple, entre otros.

Es posible que estos tipo de tratamientos empiecen a ser más comunes gracias a una sentencia dictada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) el 19 de noviembre de 2020 donde afirmaba que el CBD no se incluye explícitamente en el listado internacional y de la Unión Europea de sustancias psicotrópicas. Fortalecía el argumento declarando que este cannabidiol “no demuestra tener efectos psicotrópicos o perjudiciales para la salud humana basándose en los datos científicos disponibles”. Aun así, la prohibición del CBD no influiría en la comercialización de un CBD sintético con las mismas propiedades.

No obstante, durante 2021 un partido político propuso una nueva legislación del cannabis en la que se pretendía legalizar la pertenencia, el cultivo y el consumo en el ámbito privado con el fin de no impedir a las personas con afecciones graves que pueden tratarse con marihuana. A su vez, el autocultivo y el autoconsumo estarían regulados con determinados metros cúbicos de plantación y de miligramos diarios consumidos.

Por ahora, el uso del cannabis medicinal se reduce a ciertos artículos a base de CBD. Aunque el código penal no considera delito penitenciario el consumo, la posesión y el cultivo de marihuana para uso propio, no significa que no sea denunciable y sancionable con una multa económica, que normalmente oscila entre los 601€ y los 30.000€. 

Infusión de marihuana medicinal

Beneficios de la marihuana medicinal

Cannabis de grado médico es como se le llama a la marihuana que ha pasado por un control de calidad y tendría luz verde para ser utilizada como medicinal según la función CANNA. Los cannabinoides de interés para la medicina son, sobre todo, el THC y el CBD. Se ha demostrado la eficacia en ambos frente a síntomas graves y crónicos de ciertas afecciones. No obstante, los activos psicotrópicos del tetrahidrocannabinol (THC) no lo hacen apto para ser usado como tratamiento médico. A pesar de ello, el resto de sus principios activos hacen que sea igual de válido que el CBD para tratar ciertos síntomas. 

Se conoce una larga lista de efectos terapéuticos beneficiosos del cannabis en muchas enfermedades graves:

  • Relajante muscular
  • Analgésico
  • Ansiolítico
  • Antioxidante
  • Regulador del sistema inmunitario
  • Estimulador del apetito
  • Antiinflamatorio
  • Antitumoral
  • Evita náuseas y vómitos
  • Anti- convulsionante y antiespasmódico
  • Antiséptico
  • Ansiolítico
  • Incitador del sueño
  • Reparador y protector del tejido nervioso
ancianos usando marihuana medicinal

La lista de enfermedades a las que se puede aplicar la marihuana terapéutica es casi tan extensa como la lista de sus beneficios. Hasta ahora, las enfermedades en las que más se ha estudiado su efecto con la esclerosis múltiple, donde reduce los espasmos musculares y el dolor crónico; el sida, para combatir el síndrome consuntivo; el glaucoma, para aliviar la presión ocular; la epilepsia, para controlar los ataques; el cáncer, para frenar el desarrollo de los tumores y las náuseas producidas por la quimioterapia; o el alzheimer, frenando la expansión de las placas amiloides que se crean en el cerebro de las personas afectadas por esta enfermedad.  

Éste es sólo un listado de las enfermedades más estudiadas, sin embargo la marihuana medicinal también podría ser útil en el tratamiento del lupus y otras enfermedades inmunosupresoras, la enfermedad de Crohn, el estrés post traumático y la esquizofrenia, la osteoporosis, el autismo, la Diabetes tipo I, así como cualquier dolor crónico, ansiedad o migrañas. 

Contraindicaciones y efectos secundarios de la marihuana medicinal

A pesar de los múltiples beneficios del uso de la marihuana como terapéutica, cuenta con varias contraindicaciones como cualquier fármaco. Antes de nada, es necesario aclarar que el uso de cannabis como remedio a cualquier dolencia ha de consultarse con el médico o que él mismo lo recete, ya que puede no ser compatible con algunos medicamentos o tratamientos. Asimismo, es posible que el consumo junto con otros fármacos diluya o potencie sus efectos.

En cualquier caso, el médico que lo considere necesario lo recetará al paciente bajo unas pautas específicas en las que se detallará la dosis necesaria. Igualmente, ya existen medicamentos como el Sativex, a base de CBD y de venta en farmacia, que cualquier sanitario puede recetar si lo cree preciso.

Por otro lado, si la marihuana terapéutica contiene THC es probable que ocasione algunos de los efectos habituales de esta sustancia como mareos, somnolencia, tiempos de reacción lentos, aumento o irregularidad del pulso cardíaco. En los efectos secundarios mentales se incluye la confusión, tanto el aumento como la reducción de la ansiedad, la euforia, la pérdida de memoria a corto plazo o problemas de concentración.

Además, es totalmente desaconsejable consumir cannabis medicinal junto con cualquier tipo de sedante, alcohol u otras drogas. También está contraindicado para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, personas con enfermedades cardíacas o aquellas con antecedentes de psicosis. 

medicamento con CBD

En consecuencia, aunque tanto el THC como el CBD contienen activos beneficiosos contra muchas afecciones graves y dolores crónicos, la falta de legalización de la marihuana medicinal y del cannabis en general provoca, por un lado, que sólo pueda desarrollarse el mercado del uso medicinal del CBD. Por otro lado, motiva que los estudios necesarios para corroborar los efectos del cannabis en ciertas enfermedades sigan espaciándose en el tiempo. 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *