Verdaderos motivos de los cierres de los Clubes sociales de cannabis.

Últimamente se están llevando a cabo el cierre de diversos club sociales de cannabis en algunos municipios, pero ¿nos informan correctamente de las verdaderas causas de esos cierres?
Queremos informaros de las verdaderas razones que llevan a cabo el cierre de estos locales y sorpresivamente veremos que pocas veces como se presupone tiene que ver con la legalidad, el cultivo o el consumo del cannabis ya que en muchos casos se han dado cierres que tan sólo tenía que ver con la ordenanza Municipal porque el local no cumplía los requisitos en este tema acerca de las condiciones de habitabilidad del local.
Aunque es cierto que crear un club social de fumadores de cannabis es una actividad de riesgo con la que hay que ser precavido y cauteloso, muchos de estos locales son víctimas, en primer lugar, de la mala gestión que se da en ellos por parte de quien decide crearlos, entre otras cosas porque no cumple con los verdaderos fines y actividades que reflejan los Estatutos del club, lo cual deben ser fines y actividades de contenido Social. En segundo lugar los que si cumplen con sus fines sociales y llevan una magnífica gestión, en muchas ocasiones son clausurados por propio desconocimiento de las autoridades acerca de las leyes en España sobre el cannabis y sus derivados , que hasta el día de hoy son bastante desconocidas debido a su ambigüedad, ambigüedad que aunque en ocasiones juega malas pasadas como estamos viendo, nos está permitiendo montar los clubs cannábicos, dentro del marco legal establecido sin que esta actividad suponga delito alguno.cierre de diversos club sociales de cannabis foto de portada

Los clubes sociales de cannabis fundamentan su existencia en dos garantías constitucionales, de un lado el derecho a la intimidad (art. 18 CE) que permite a los ciudadanos hacer uso de su libertad de consumir drogas en el ámbito privado, tal protección permite, en eses ámbito particular o privado cultivar marihuana para consumo personal.

Por otro lado , el derecho de asociación (art. 22 CE), que posibilita que las personas se organicen o agrupen, en este caso, para cultivar y/o consumir esas concretas personas círculo cerrado una cantidad individualizada de cannabis en un espacio privado. Ello requiere del desarrollo de estatutos y aprobación del acta fundacional de tal asociación, así como su inscripción registral (de ámbito regional -Registro de Asociaciones Autonómico, o de ámbito local -Registros municipales de participación ciudadana-).

A nivel nacional no hay una normativa específica sobre los clubes sociales de cannabis, si bien a nivel regional si existen normativas autonómicas al respecto, las cuales en la actualidad tienen suspendida su vigencia, al ser admitidos a trámite por el Tribunal Constitucional, distintos recursos de inconstitucionalidad del Gobierno de España, fundamentados en la falta de competencia autonómica para legislar sobre dicha materia, dado que, considera que se trata de una competencia exclusiva del Estado, así lo refiere el Tribunal Supremo “no siempre armonizables, al menos en apariencia, con la legislación estatal”. Por esto algunas comunidades autónomas en algún momento aprobaron algún tipo de Ley favorable por ejemplo:
 Ley Foral Navarra 24/2014, de 2 de diciembre, reguladora de los colectivos de usuarios de cannabis de Navarra. Tal norma (arts. 22 y 23) proporciona cobertura legal a la distribución de cannabis entre los agrupados en una asociación. No obstante, la vigencia de tal Ley está suspendida.

 Ley del País Vasco 1/2016, de 7 de abril, de Atención Integral de Adicciones y Drogodependencias. Dicha norma (articulo 83) pretende dar soporte legal a esas asociaciones para el consumo colectivo y responsable de las personas asociadas. Está también está suspendida.

 Ley 13/2017, de 6 de julio, de las asociaciones de consumidores de cannabis, fue aprobada por el Parlamento de Cataluña, y publicada recientemente, BOE de 7 de agosto de 2107, sin que se pueda determinar actualmente si será finalmente suspendida ya que ha sido recurrida por el Gobierno quien ha pedido al Tribunal constitucional , que a pedido que deje de aplicarse esta norma cautelarmente , hasta la resolución del recurso.

Debemos advertir que este tipo de asociaciones conlleva un riesgo y una responsabilidad amplios debido a la gran cantidad de Falsos Clubs sociales de cannabis que se están constituyendo como excusa y tapadera para traficar bajo el falso nombre, por lo que se debe estar correctamente asesorado y respaldado además de cumplir rigurosamente con todos nuestros consejos para que la asociación quede exenta de toda tipicidad penal.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 9 Promedio: 4.2)