Una de las principales metas de todo cannabicultor es conseguir la mayor producción posible en su cultivo, para lo que están en constante búsqueda de las mejores técnicas que les proporcionen unos cogollos grandes, densos y resinosos.  La técnica super cropping somete a la planta estrés positivo mediante la rotura de algunas de sus ramas para conseguir un alto rendimiento en la planta. 

¿Qué es la técnica super cropping?

También conocida como High Stress Training (HST), la técnica super cropping es una forma de aumentar el crecimiento y la productividad de la planta sometiéndose a altos niveles de estrés. Para llevarla a cabo se han de romper algunas de las ramas superiores del vegetal, con un determinado desarrollo, con el fin de poder doblarlas para aumentar la cantidad de luz que recibe el cogollo y reduciendo las zonas de sombra de la planta. De esta forma se incrementa la cosecha.

Por lo delicado de la técnica, es apropiada para los cultivadores más experimentados con amplios conocimientos de las plantas de cannabis. Se puede realizar tanto en la fase de crecimiento para incrementarlo, o en la floración para conseguir un desarrollo mayor de los cogollos. Es normal que al principio asuste pensar en la idea de aplicar el super cropping, pero con mucho cuidado y a base de prueba y error, todo cultivador puede aprender. 

Qué es super cropping

Para ejecutar el super cropping correctamente únicamente habrá que romper las fibras superficiales de la planta hasta que permitan doblar el tallo sin llegar a quebrarlo por completo, pues lo más probable es que la planta no consiga recuperarse del todo. 

Esta técnica es altamente beneficiosa para el cultivo: fortalece el sistema de defensa de las plantas tanto a patógenos como a posibles factores estresantes externos y aumenta la capacidad de producción de tricomas incrementando la producción entre un 10 y un 20%.

Cuándo aplicar super cropping

Debido al estrés que sufrirá la planta una vez aplicada la técnica, es fundamental saber el momento más adecuado para realizarla, asegurando la óptima recuperación de la planta y resultados que se desean. 

Como ya se ha apuntado, el super cropping es posible efectuarlo en ambas fases de la planta de marihuana. No obstante, para los cultivadores poco relacionados con la técnica es recomendable que comiencen usándola sólo durante la fase de crecimiento cuando es más fácil la recuperación del vegetal y no afectará a las flores. 

Para poder utilizar esta técnica de estrés controlado durante la fase de crecimiento, la planta ha de contar con un desarrollo mínimo para poder soportarlo y recuperarse con facilidad. Se recomienda esperar entre 15 días y un mes, hasta que la planta alcance los 30 cm. No importa si se espera un poco más, hasta los 3-7 días previos a la floración se puede practicar este método por primera vez. 

Plantas sujetas con cuerdas

No obstante, la espera provocará que la planta centre su energía en el crecimiento de los cogos, no en el de la planta para que se desarrolle más robusta. Para ésto, se ha de aplicar la técnica durante el primer mes de crecimiento. 

Durante las dos primeras semanas de floración, la planta experimentará una abrupta expansión, por lo que también es un buen momento para el super cropping por primera o segunda vez. A partir del primer nodo, los vegetales estarán listos para recuperarse de una rotura de las fibras, aunque hay cannabicultores que prefieren realizarla tras la aparición del tercero. A medida que se vaya cogiendo soltura con el método se puede experimentar con la técnica en los distintos momentos de aplicación y observar los resultados.

Cómo llevar a cabo la técnica super cropping

Antes de ponerse manos a la obra es necesario informarse bien sobre el procedimiento de esta técnica y ejecutarla con paciencia y muchísimo cuidado para no dañar a la planta fuera de los rangos del super cropping. 

Utensilios necesarios

  • Bridas o cuerdas apropiadas para la sujección de plantas
  • Cañas de bambú
  • Cinta adhesiva
  • Guantes

Aplicación de la técnica

Lo primero que un cultivador de cannabis debe hacer es seleccionar la rama donde se quiere llevar a cabo la técnica. Es mejor escoger entre las más maduras pero sin una estructura demasiado rígida. A unos 7 cm de la punta se ha de sujetar a rama con los dedos pulgar e índice. Mientras se presiona suavemente se dirige la rama hacia la dirección donde tenga que crecer. 

Aplicación de super cropping

La finalidad es romper las fibras internas sin alterar las externas. No es aconsejable poner en práctica el super cropping en la rama por encima de los 2 o 3 nudos más cercanos a la punta. 

Una vez doblada correctamente la rama, es momento de sujetarla con bridas y, si es necesario, añadir cañas para que no pierda la inclinación. Si la técnica se ha desempeñado adecuadamente, la zona afectada no tardará en recuperarse en un tiempo sorprendente formando pequeños callos en las roturas. Estos callos serán útiles para ayudar a la planta a sujetar los cogollos durante la floración. 

Lo más probable es que sea necesario aplicar el super cropping varias veces en el mismo lugar para que el tallo pierda la tendencia a volver a su forma natural.

Cabe la posibilidad de que la rama se rompa en exceso. En ese caso lo apropiado es colocar un trozo de cinta adhesiva, no más de diez días, en modo de vendaje para facilitar la regeneración de la herida. 

Consideraciones antes de emplear la técnica

No todas las plantas son aptas para aplicar el super cropping. Es fundamental que se encuentren fuertes y bien nutridas para que sean capaces de soportar técnicas de alto estrés y conseguir recuperarse sin problema. Por supuesto, es insostenible utilizar una planta infectada por cualquier patógeno.

Es importante iniciarse en esta técnica haciendo uso de ella únicamente a la fase de crecimiento, cuando la planta tendrá tiempo de recuperarse si se comete algún fallo, salvando la cosecha. Las personas con más experiencias tendrán más agilidad para aprovechar el super cropping en la fase de floración y experimentar. 

En el momento de sujetar las ramas, la clave es hacerlo por el lado del tallo, no del cogollo para no debilitarlo. 

Por último, hay que apuntar que la respuesta de la planta se verá afectada por la variedad de semillas de marihuana escogida para el cultivo, no todas las plantas tienen la misma tolerancia o nivel de producción.

Flor marihuana

Por lo tanto, la técnica super cropping conseguirá manipular el patrón de crecimiento y producción de la planta. No obstante, para explotar al máximo la productividad de la cosecha, un cultivador experto será capaz de fusionarla con otras técnicas de estrés controlado como el main-lining y el LST con el fin de conseguir unos resultados mucho más asombrosos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *