Se entrega el causante de Hollyweed

Tras convertirse en una noticia de la que se ha hablado en todo el mundo, y poner a la policía de Los Angeles en su búsqueda, se entrega el causante de Hollyweed. El joven de solo 30 años, se entregaba voluntariamente en una comisaría de Los Angeles, únicamente acompañado por su abogado. Conocido como Zachary Cole Fernandez, este artista californiano se declara culpable de convertir el cartel de Hollywood por Hollyweed. Esta modificación del cartel ha tenido una gran repercusión a nivel global, ya que se ha hablado en los informativos de todo el mundo, además de tener una gran repercusión por redes sociales.

Su exesposa y compañera creativa Sarah Fern también confiesa estar involucrada en los hechos, aunque ella realmente solo fue responsable de la organización. Ayudó a Zachary a tomar los planos y las medidas de cada una de las letras, asegurándose que las mantas que iba a utilizar, median el espacio justo para tapar el trozo de letra que quería.
Zachary reconoce que la idea la obtuvo por Instagram, cuando vio una foto del mismo cartel en los años 70 y no se creía que fuera verdad. Al investigarlo, descubrió que el causante había sido el estudiante de bellas artes Danny Finnegood, el 1 de enero de 1976. Hace 41 años el consumo del cannabis en California estaba penado, por lo que cuando se rebajaron las leyes reduciendo la condena, Danny aprovechó para modificar el cartel y así entregarlo como proyecto académico. Consiguió un 10 en su proyecto, además de hacerse famoso mundialmente.

La idea principal ha sido desde un principio crear polémica y dar que hablar al mundo, aunque Zachary no pudo desaprovechar la oportunidad para hacerle un homenaje a Finnegood, dejando en una de las O el mensaje: “a tribute to Mr. Finegood” (homenaje al señor Finegood).

Para colgar las mantas sobre las letras, lo llevaba todo perfectamente preparado, ya que esperó a que fuera un día lluvioso, ya que sabía que un día de lluvia sería bastante más difícil que lo detectaran. Iba bastante bien preparado con un chubasquero, y las mantas perfectamente dobladas para que le fuera lo más sencillo posible cargar con ellas. En las cámaras de seguridad, se puede observar como algo negro se dirige hacia las letras, aunque Zach asegura que lo que él llevaba era un chaleco militar. Las letras miden más de 13m de alto y el soporte que las carga más de 15, mientras que las escaleras no empiezan hasta los 6 m de altura.

Al llegar a las letras, tuvo que escalar hasta que alcanzó las escaleras, y así ya poder subir tranquilamente hasta la parte más alta de las letras. Una vez en la cima de las letras, lanzó una cuerda sobre la primera O, para descender y colocar las mantas. Utilizó bridas para que fuera mucho más rápido colocarlas, y que además no se pudiera dañar las letras ni al ponerlas ni al quitarlas. Una vez convertida en E, le toco volver a subir, para lanzar otra cuerda sobre la otra O y repetir el proceso. Asegura que es una faena costosa y que le llevó más de 2h.

Debido a que el cartel solamente fue modificado con mantas y no se vio dañado, no han podido acusarlo de vandalismo, por lo que la máxima acusación que le puede caer es la de invasión de propiedad. Salió a la calle en libertad condicional tras pagar una fianza de 1000$, por lo que hasta el 15 febrero que se celebre su juicio, no se sabrá qué pena puede caerle realmente.

Zachary asegura que son más los planes que tiene para un futuro, ya que tiene 4 hijos, y lo único que quiere es dejarles un mundo mejor y ser un ejemplo a seguir para ellos. Se declara activista a favor de la marihuana, y considera que todos los medios han exagerado drásticamente al utilizar la palabra vandalismo contra su obra.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)