¿Qué son los munchies?

Puntuación del post

¿Qué son los munchies?¿Qué son los munchies? ¿Por qué se producen? Todos hemos sentido un aumento de apetito después de consumir marihuana, y de normal son antojos no del todo sanos; pizza, bollería, chucherías, cosas dulces etc. Algunas personas son más propensas que otras a sentir los famosos “munchies” pero está claro que es un efecto que la marihuana nos ha llegado a producir a todos.

La palabra munchies viene del inglés “to munch que significa ronzar, o sea masticar algo ruidosamente. Es uno de los múltiples efectos secundarios que ofrece la marihuana, junto a sus efectos analgésicos y estimulantes, y significa un aumento de apetito considerable por parte del consumidor. La marihuana se lleva consumiendo durante cientos de años, pero ha sido durante los últimos 20-30 años cuando más se ha investigado, y estudios recientes han llegado a revelar un poco más sobre esta planta maravillosa.

El número de estudios que tratan los efectos de la marihuana en el cerebro está aumentando cada día, y hace un par de años los estudiantes de Yale Medical School realizaron un estudio que confirmó la existencia de los munchies como efecto secundario de consumir marihuana. Este tipo de estudios sirven para luego poder ofrecer tratamiento más específico a pacientes con cáncer u otras enfermedades que pueden causar una pérdida de apetito. Algunas empresas farmacéuticas también quieren saber cómo funcionan los munchies para desarrollar tratamientos para la pérdida de peso; si sabemos cómo inducir hambre, podríamos también frenarla.

¿Qué son los munchies y cómo funcionan?

Los munchies es un fenómeno que ocurre después de consumir marihuana, y consiste en el aumento del apetito y el antojo por ciertas comidas, las cuales suelen ser dulces o comida basura. Después de un estudio extenso, los científicos de Yale pudieron analizar e investigar cómo afectan los cannabinoides, sobre todo el THC, a la parte del cerebro que controla el hambre. Además de afectar a esa parte específica del cerebro, también aumenta los sentidos como el olfato y el gusto.

Engaña al cerebro

Todas las personas tenemos unas neuronas llamadas pro-opiomelanocortinas (POMC) que están encargadas de liberar señales de saciedad cuando ya hemos comido suficiente, y también están relacionadas con la estimulación sexual. Sin la presencia de cannabinoides estas neuronas actúan con normalidad, pero una vez se estimula el receptor cannabinoide que tenemos en el cerebro llamado CB1, la neuronas POMC se alteran.

Al suministrarles cannabinoides a unos ratones, los científicos de Yale observaron que las neuronas POMC se activaban y además empezaban a realizar una función totalmente contraria a su función normal; habían empezado a mandar señales de hambre en vez de señales de saciedad. Esto es lo que ocurre también en nuestro cerebro cuando consumimos marihuana, y se piensa que el cannabinoide que más estimula a estas neuronas es el THC.

Aumenta los sentidos

Aparte de aumentar y cambiar la actividad de las neuronas POMC, resulta que los receptores CB1 también interactúan con otras neuronas responsables del sentido del olfato cuando se estimulan mediante la marihuana. Ya se había demostrado que el aumento del olfato está muy ligado al aumento del apetito; esto significa que la comida siempre apetecerá más al haber consumido marihuana, ya nuestro sentido del olfato será bastante más intenso.

Como podrás imaginar, los receptores CB1 interactúan con muchísimas neuronas, y forman parte del sistema endocannabinoide de nuestros cerebros, el cual está involucrado en cosas como la memoria, el hambre, el estado de humor, el metabolismo y una lista muy larga de procesos fisiológicos.

Dentro de estos procesos también encontramos el sentido del gusto, el cual se ve también afectado por la estimulación de los receptores CB1. El sentido del gusto se verá multiplicado, haciendo que todos los sabores sean más intensos. Los cannabinoides que ingerimos suben el nivel de dopamina en nuestros cerebros y comer algo bueno también aumenta los niveles de dopamina, entonces haber consumido marihuana antes de comer algo delicioso puede resultar en un incremento de dopamina increíble, aumentando la felicidad – aunque, temporalmente.

Efectos de los munchies

Obviamente comer demasiado puede hacer que te encuentres bastante mal, y más si es comida basura. Si eres consumidor de marihuana habitual, igual estás preocupado por engordar – puedes disfrutar de la comida más después de consumir marihuana, aunque está bien variar lo que comes y además hacer un poco de ejercicio para compensar. Una buena alternativa a chucherías y cosas dulces es la fruta. Tiene azúcar natural y gracias a los efectos estimuladores del sentido del gusto, lo disfrutarás como nunca.

Unos estudios recientes han podido observar que los consumidores habituales de marihuana tienen menos grasa corporal que los que no consumen o nunca han consumido cannabis – se cree que algunos cannabinoides tienen  el poder de regular la insulina y la capacidad de pérdida de peso, aunque es algo que hace falta investigar un poco más.

Otro estudio interesante publicado en febrero de este año (2019) realizado por Michele Baggio de la Universidad de Connecticut indica que, gracias a la legalización de la marihuana en los Estados Unidos, las ventas de comida basura han aumentado. Recopiló datos de un periodo de 10 años de tiendas y supermercados de todo Estados Unidos, y pudo demostrar que desde la legalización de la marihuana, el número de ingresos generados por la venta de comida basura había aumentado considerablemente.