Existen muchos tipos de poda que se aplican durante el cultivo de cannabis con el fin de aumentar la productividad de las plantas. Para los métodos más complicados es recomendable contar con experiencia tratando ejemplares de marihuana para no errar de un modo tan grave que la planta no sea capaz de recuperarse. Por suerte, la poda FIM es una de las que aportan una producción mayor mediante una técnica relativamente sencilla y al alcance de todo cannabicultor. 

Qué es la poda FIM 

Es una técnica de alto estrés derivada de la poda apical y que fue descubierta por el error de un cannabicultor estadounidense en los años 90, el cual intentaba podar apicalmente una de sus plantas de marihuana. La historia cuenta que, al percatarse de su fallo, maldijo diciendo “Fuck, I missed!” (Joder, me equivoqué), de donde provendría el nombre de esta poda: FIM. 

poda fim con tijeras de punta curvada

El objetivo de la poda FIM es aumentar la productividad de las plantas de cannabis mediante la eliminación de parte de la punta apical, en lugar de cortar por completo el primer nudo del ejemplar. De esta forma, en lugar de obtener dos ramas nuevas como ocurre en la poda apical, se suelen conseguir unas 5 nuevas que crecerán con el mismo vigor que lo cortado. 

Cómo realizar una poda FIM paso por paso

Aplicar la poda FIM a un ejemplar de marihuana es bastante sencillo y no requiere demasiada experiencia si se siguen los pasos al pie de la letra, realizándose con cuidado y sin prisas. Esta técnica consiste en eliminar parte de la apical, por lo que bastará con sujetar con firmeza la punta del tallo superior pero con cuidado de no dañarlo y cortar un 70% del apical aproximadamente.

De esta incisión, aparecerán un mínimo de 5 ramitas nuevas en unos días, que crecerán con el mismo vigor que el tallo situado en el mismo lugar anteriormente. Para efectuar el corte correctamente se aconseja el uso de herramientas especializadas en estos procedimientos. En su defecto se puede utilizar una navaja o tijeras bien afiladas, aunque es posible que llegue a dañar el tallo y la planta no pueda ramificar de forma adecuada. La mejor opción para este tipo de poda es emplear unas tijeras de punta curva siempre esterilizadas para evitar el contagio de cualquier patógeno al vegetal. 

En el momento que apareció está técnica, resultaba complicado explicar por qué se desarrollaba de esta manera un ejemplar de marihuana al que se le había sustraído parcialmente su punta apical mediante la poda FIM. No obstante, hoy en día se conoce mucho mejor la estructura y composición del cannabis, haciendo más fácil comprender el proceso de crecimiento de las nuevas ramas.

Cómo reacciona el cannabis ante una poda FIM

Las plantas de marihuana presentan un gran número de nudos por centímetro en la yema apical. La apical es una especie de capullo protegido por capas pares de hojillas. Todas estas pequeñas hojas surgen de un nudo  y conforme la planta va creciendo, los entrenudos se van estirando.

nudos de la poda fim

Gracias a esta concentración de nudos, al cortar la punta por el sitio exacto, se fuerza  a la ramificación apareciendo entre 5 y 10 brazos nuevos. No obstante, cortar por el sitio idóneo para que aparezca el máximo número de ramas posible es complicado y requiere mucha práctica.

Cuándo aplicar la poda FIM

Para que una planta pueda soportar el estrés causado por la poda FIM y recuperarse del mismo, es necesario que haya desarrollado entre 3 y 5 nudos. Aproximadamente será un mes después de la germinación, momento en el que los tallos y las raíces son lo suficientemente robustos y resistentes para superar el proceso.

Además, es importante apuntar que sólo se puede llevar a cabo durante la fase vegetativa. Realizar una poda FIM en la etapa de floración significa estropear la producción y causar un estrés a la planta del que posiblemente no se podrá recuperar. Cuando un ejemplar sufre un episodio de estrés, centra toda su energía en resolverlo y recuperarse, dejando de lado cualquier otro proceso, incluidos el crecimiento o la creación de flores. 

Ventajas y desventajas de la poda FIM

Ventajas

  • Aumento de la producción.
  • Desarrollo de plantas más robustas por la necesidad de aumentar la fase vegetativa.
  • Mayor número de ramas.
  • Aplicación sencilla.

Desventajas

Aunque los inconvenientes de la poda FIM son escasos, es menester tenerlos en cuenta a la hora de proceder a su aplicación. 

  • No realizar correctamente la técnica supone la aparición de nuevas ramas débiles. que caerán con el peso de los cogollos e, incluso, el viento o fuertes lluvias podrían romperlas.
  • Aplicar mal la poda FIM puede formar un callo del que no brote nada más, aunque se desarrollarán los dos brotes que crecen con la poda apical.

Diferencias entre la poda apical y la FIM

La principal divergencia entre ambas técnicas es la forma de tratar a la punta apical. Para ejecutar una poda apical se elimina por completo, mientras que para la FIM se sustrae sólo una parte. De cada uno de estos cortes se obtiene un resultado diferente. El resultado del primero es el traspaso del brote dominante a los dos inferiores, desarrollando dos apicales. Por su parte, de la poda FIM, aparecerán ramificaciones vigorosas.

Resultado de la poda FIM

Ambas técnicas son adecuadas para ser aplicadas en zonas con características delicadas, bien por cultivar en zonas pequeñas, bien por la necesidad de crear plantas de poca altura que sean discretas. Además, conseguirán una producción mayor en este tipo de entornos. 
La poda FIM es efectiva por sí misma, pero combinada con otras técnicas puede ofrecer resultados extraordinarios. Las fusiones más compatibles y acertadas con el fimming son cultivar en Screen of Green (ScrOG) o usar la poda Lollipopping. También existe la posibilidad de utilizar las tres en un mismo cultivo, podando las ramas inferiores en un ScrOG para mejorar la aireación y centrar la energía de las plantas en los cogollos superiores (más cercanos a la luz) durante la fase de floración.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

6 respuestas a «Poda FIM en el cultivo de marihuana»

Buenas necesito saber es mejor dejar la cabeza principal o hacer la poda fim para que proceda mas cogollos ? Cual es la para sacar mas producción dejar la cabeza o poda fim ?

Hola buenas, depende de la variedad que estés cultivando y como, en exterior te saldrá más producción haciendo la poda, en interior es mejor que dejar las porras centrales

Si la planta tiene tiempo suficiente antes de la floración no habría problema, aunque se suele hacer antes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *