¿Quién no ha encontrado una bolsa con marihuana que creía haber perdido hace tiempo? A veces sucede que aparece en un armario o cajón y no se sabe si consumirla es peligroso. Por esta razón, es importante conocer cuando la marihuana es apta para su consumo y así evitar posibles problemas futuros. Pero ¿es cierto que caduca la marihuana

Tras la cosecha, el primer paso es realizar el secado. Si este se da en condiciones óptimas, en un lugar fresco y con una humedad de alrededor del 50% se obtendrá un producto de calidad, evitando perder la cosecha.

Una vez se haya completado el secado de las flores, empieza la fase de curado. Este proceso consiste en guardar las flores ya peladas en recipientes herméticos y conservarlos en un lugar fresco, oscuro y seco. Es recomendable revisar diariamente la humedad de las flores para minimizar posibles problemas.

Por lo general, si se conserva en unas condiciones óptimas, puede aguantar meses sin que se eche a perder. Si bien, como cualquier otra planta, con el paso del tiempo pierde el sabor y parte de sus propiedades.

¿La marihuana caduca?

La respuesta dependerá de cómo se almacene. Si no se almacena correctamente puede secarse o ponerse mohosa. No obstante, una de sus cualidades es que no caduca, aunque pierde su potencia, sabor y calidad. Lo habitual es que se de alguna de las siguientes situaciones cuando no se almacena correctamente.

  • Su conservación se ha realizado en un lugar expuesto al sol. El cannabis guardado  en un sitio con niveles extremos de luz y calor, puede transformar sus propiedades químicas. Así pues, el THC, un componente psicoactivo que contiene, al principio es THCA, elemento no psicoactivo hasta que se calienta y quema el ácido carboxílico. Algo parecido pasa con el THC cuando se expone a los rayos ultravioletas, ya que las reacciones químicas no paran.

Poco a poco el THC va perdiendo su potencia se transforma en CBN o cannabinol, un cannabinoide que alivia el dolor, reduce el insomnio, potencia el crecimiento de los huesos y funciona como un sedante muy fuerte. Al haber perdido parte de estas propiedades,  la marihuana seca proporciona un efecto sedante muy potente  y relajante.

  • Se ha conservado en un lugar con mucha exposición al calor y la humedad, es posible que se haya desarrollado moho. Esta marihuana no es apta para el consumo y es muy nociva debido a su contenido de esporas microbianas. Ingerir cannabis con moho puede provocar graves efectos adversos, entre ellos una infección pulmonar grave.

Asimismo, es difícil que se ponga mohosa cuando se ha cultivado y curado en las condiciones óptimas, aunque sí ha recibido un tratamiento poco adecuado es probable que presente este tipo de problemas.

Caducidad de la marihuana

¿Cuánto tiempo aguanta la marihuana?

En unas condiciones adecuadas puede llegar a durar meses e incluso años. Normalmente, si no se conserva en un lugar húmedo bajo la luz solar directa, no habrá problemas. Tanto el oxígeno como la luz son dos de los causantes principales de la degradación del cannabis, por lo que conviene evitarlos.

Para ralentizar este proceso, es recomendable almacenar el cannabis en un lugar seco, fresco y oscuro, utilizando un recipiente adecuado y a ser posible hermético. Un frasco de vidrio puede ser una buena opción para evitar la humedad. Así pues, se aconseja llenar un 80%, porque si hay demasiado aire en el interior las flores pueden secarse en exceso.

Cómo saber si la marihuana está caducada

A través del sabor y aroma del cannabis se puede descubrir si se encuentra en un buen estado. Antes de utilizarla se recomienda fijarse en los siguientes aspectos para asegurarse de que es apta para su uso.

Olor

Los terpenos suelen ser el primer compuesto del cannabis en verse afectado por el almacenamiento. Estos son muy frágiles y comienzan a desaparecer, afectando a su aroma. Lo mejor para comprobar si todavía mantiene dichos terpenos es olerlo. Su aroma tiene que ser penetrante e intenso. En algunos casos puede adquirir ligeros toques de olor a tierra.

De no ser así, no hay que preocuparse, es normal. Sin embargo, si desprende un aroma rancio parecido al de los calcetines usados ( un olor con toques agrios)  lo más probable es que se haya enmohecido y habrá que tirar la marihuana.

En ambos casos, habrá que cambiar el método de conservación para evitar que vuelva a suceder otra vez.

Marihuana caduca

Aspecto

Si tras olerla todavía se tienen dudas, habrá que sacarla del recipiente y observar con ayuda de una lupa para comprobar su estado. Pueden darse varias situaciones:

  • El producto está amarillento. El cannabis viejo se vuelve quebradizo y se descompone enseguida. Cuando al sacarla se encuentra en el fondo una gran cantidad de polvo y tiene un aspecto áspero y de color amarillento, quiere decir que se cosecho hace tiempo. Si bien no es dañina y se puede fumar, el efecto será completamente distinto, provocando somnolencia. Asimismo, puede tener un sabor poco agradable.
  • Producto con un polvo blanco. Un síntoma de que el cannabis está enmohecido es la capa de polvo blanco y fino que lo cubre. Si presenta cualquier mancha blanca o de un color apagado es mejor no ingerirla y tirarla, debido a los grandes riesgos que conlleva.

Tacto

Estrujando la marihuana se puede comprobar si es caduca. Cuando se aprieta un cogollo fresco tiene un tacto firme y es pegajoso. Por el contrario, si se desmorona y se quiebra con facilidad, es una señal de que está seco.

Por otra parte, si al apretarlo está blando, húmedo o mojado hay que abrirlo e inspeccionar en busca de filamentos con forma de telaraña o pelusa de un color amarillento o grisáceo. Este tipo de residuos se parecen al azúcar en polvo, si fuera este el caso hay que deshacernos de ella ya que no es apta para el consumo.

Hoja marihuana caduca

Sabor

Por último, si tras oler, observar y tocar la marihuana aún no se tiene claro si se ha echado a perder, el sabor será el indicador decisivo. Se puede tomar una pequeña muestra para comprobarlo. Si tiene un mal sabor, parecido al de un queso viejo habrá que tirarla inmediatamente.

Cómo recuperar la marihuana caduca

No siempre está todo perdido, cuando aparece el cannabis viejo. Algunos trucos como añadir una cáscara de naranja en el mismo recipiente, ayudará a darle un sabor diferente con un humo mucho más agradable.

Para rehidratar rápidamente y de forma casera la marihuana reseca se pueden utilizar diferentes métodos. Algunos ejemplos son la hoja lechuga iceberg, el pan de molde o la manzana. Tanto la manzana como la lechuga son conocidas por su alto contenido en agua por lo tanto, pueden ser una solución rápida para rehidratar.

Por otro lado, para recuperar la esponjosidad del cannabis existen diversos productos  como las bóvedas que aportan la humedad necesaria para hidratar las flores. Con estos productos se proporciona una humedad constante y estable para su correcta conservación y curado. Dicho esto, aunque la marihuana no caduca, puede perder sus propiedades. Se puede evitar posibles problemas con un buen sistema de almacenamiento.

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *