En el mercado se encuentra  una gran variedad de abonos para el cultivo de marihuana, los cuáles se pueden aplicar mediante el riego o por vía foliar. Hay que recordar que se  trata de productos químicos y por lo tanto existen ciertas incompatibilidades. Para evitar problemas al utilizarlos, lo mejor es conocer qué tipos de fertilizantes no se pueden mezclar entre sí y conocer qué es lo que se está añadiendo al cultivo. Por eso, a continuación se van a especificar algunos consejos a tener en cuenta a la hora de escoger los fertilizantes para las plantas de marihuana.

Factores a tener en cuenta

Fertilizantes que no se pueden mezclar

El éxito de un cultivo depende de diferentes factores entre los que se encuentran:

  • Solubilidad. Cada fertilizante posee una solubilidad determinada, que viene expresada en gramos por litro. Ésta indica la cantidad máxima de fertilizante que se puede disolver en un litro de agua. Este valor a su vez depende de otras variables, como la temperatura. Por lo general, a medida que la temperatura aumenta también lo hace la solubilidad, aunque en algunas ocasiones los abonos nitrogenados reaccionan bajando la temperatura de la solución.
  • PH. El pH óptimo de la solución final es aquel que maximiza la mejor absorción. En las plantas de marihuana el pH oscila entre los 5.5 y 7.0, si bien dependerá del tipo de cultivo y de la fase en la que se halla el ejemplar. Este es el rango adecuado para la asimilación de nutrientes, mejorando la disponibilidad de los mismos. Si no se controla este factor se puede correr el riesgo de que los fertilizantes usados nunca sean absorbidos por la planta.
  • Dosificación. Dependerá de la marca y el tipo de producto. Cada uno tiene una composición, proporción y eficacia diferentes. Por este motivo, suelen venir con tablas de cultivo que muestran las dosis idóneas.
  • EC o electroconductividad es la capacidad de un líquido de transportar electricidad. Esta dependerá de la carga de minerales que contenga el agua. Es decir, permite medir la cantidad de  minerales que posee.
  • Compatibilidad. Ciertos tipos de fitosanitarios no se pueden mezclar entre sí, ya que dejan de ser asimilados por el cultivo además de poder obturar el sistema de riego localizado.

Fertilizantes que no se pueden mezclar entre sí

Uno de los parámetros fundamentales y relacionado con la compatibilidad es la solubilidad de los mismos, ya que la interacción entre diferentes fertilizantes puede generar compuestos insolubles (precipitados) además de provocar estrés hídrico y una deficiencia de nutrientes. Entre las interacciones más comunes de incompatibilidad están:

  • Fertilizantes cálcicos con sulfatados. Cuando se disuelven en un mismo tanque se libera el calcio y los sulfatos para luego combinarse formando lo conocido como yeso, con poca solubilidad.
  • Abonos fosfatados con magnésicos. El magnesio puede formar precipitados de fosfato de magnesio.
  • Fertilizantes cálcicos con fosfatado. Provoca precipitados de fosfato de calcio.
  • Sulfato de amonio con cloruro o nitrato de potasio.
  • Micronutrientes no quelatados con fertilizantes fosfatados en ciertos medios ácidos. Entre los más comunes están los fosfatos de hierro y zinc. Los micronutrientes también pueden reaccionar con las sales del agua de riego, formando compuestos poco solubles, Por esto, es recomendable aplicarlos de forma quelatada si existen problemas de mala calidad de agua.
  • El calcio siempre ha sido más complicado de absorber, porque la planta no es capaz de movilizar, causando problemas y deficiencias. Se trata de un compuesto compatible con pocos fertilizantes. Por eso, en muchas ocasiones se suelen añadir elementos quelantes o citoquininas para facilitar la absorción.

Todas las incompatibilidades se observan en esta tabla detallada:

Tabla de fertilizantes que no se pueden mezclar

Por otro lado, se debe tener en cuenta que en caso de utilizar biofertilizantes, como micorrizas y trichodermas, no es aconsejable  usar fertilizantes minerales, ya que estos podrían matar a estos microorganimos. Asimismo, nunca deben mezclarse dos fertilizantes directamente sin diluir, porque provocarán precipitados.

Recomendaciones al utilizar fertilizantes

Antes de comenzar a usar los fertilizantes, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Comprobar la etiqueta de los componentes: que nos indicará las especificaciones con aquellos productos fitosanitarios que no se pueden mezclar, la dosis correspondiente o el periodo de aplicación.
  • Aplicar las medidas de seguridad oportunas.
  • Asegurar la buena conservación del equipo que se va a utilizar.
  • Seguir el orden de mezcla marcado por el fabricante

Si se siguen todas estas recomendaciones y se conoce qué fertilizantes no se pueden mezclar entre sí, se evitarán posibles problemas a la hora de aportar los nutrientes al cultivo. Por ello, es importante comprobar y seguir las especificaciones que marcan cada uno de los productos que se vayan a usar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *