Estudio sobre el cannabis y la epilepsia

Estudio sobre el cannabis y la epilepsia
Puntuación del post

El cannabis es una planta que está pegando mucho revuelo en todo el mundo. Esto no es porque sí, sino porque se está avanzando y se está demostrando que es un ser vivo con muchas utilidades, y no solo un droga blanda (como era considerada hasta hace unos pocos años). Un punto fuerte sobre la marihuana, es que tiene un gran interés medicinal, haciendo que se convierta en una  planta con un potencial muy elevado. Primero de todo vamos a decir que es un ensayo reciente, en el cual han estado haciendo un estudio sobre el cannabis y la epilepsia (en concreto una muy rara y difícil de llevar).

Molécula de CBD pura.

Este tipo de epilepsia tiene el nombre de Lennox-Gastaut, la cual aparece entre niños de 3 y 5 años, produciendo múltiples crisis desde el inicio de su aparición. Estas crisis muchas veces derivan, en lesiones provocadas por traumatismos hechos al caerse, las cuales acaban complicando mucho más las cosas. Además esta enfermedad suele ir ligada a retrasos en el desarrollo, discapacidades mentales o trastornos del comportamiento.

El ensayo ha sido un gran avance, pues ya existían medicamentos los cuales mejoraban la calidad y tiempo de vida de los pacientes, pero el problema es que generaban resistencia a los medicamentos. El componente estrella de este nuevo estudio es el cannabidiol (CBD), uno de los cannabinoides que contiene la marihuana. El CBD tiene gran cantidad de fines medicinales, además a diferencia del THC este no produce ningún efecto psicoactivo.

Para hacer este estudio se han escogido 225 personas con esta clase de epilepsia, de distintos hospitales de Estados Unidos y de Europa. En el que concretamente 4 de ellas están el Hospital de la Fe (Valencia). El doctor Vicente Villanueva, jefe de la Unidad de Epilepsia Refractaria, ha sido el encargado de llevar el seguimiento de estos pacientes.

En este ensayo clínico se produjo una comparativa, en la que se les administró a unos pacientes una dosis de solución oral de CBD y a otros una de placebo durante dos semanas, aparte de sus respectivos tratamientos. En los dos casos hubo una reducción de las crisis, pues antes de comenzar el experimento tenían una media de 85 al mes. En los pacientes de CBD, hubo una disminución de un 37,2% de las crisis producidas, y en el del placebo de un 17,2%. Por lo que se puede ver que el ensayo dio muy buenos resultados en ambas modalidades, especialmente en las dosis que sí que contenían cannabidiol.

El neurólogo Villanueva, destaca que justamente notó una mayor mejoría en las peores crisis, que son las más peligrosas y relacionadas con las caídas. Otro dato interesante, es que aparte de funcionar muy bien a los pacientes, no les provocó ninguna clase de efecto adverso, haciendo que el estado de los pacientes fuera realmente mejor.

El medicamento utilizado en este experimento ha sido el Epidiolex, el cual contiene CBD de forma pura en su fórmula. Este medicamento, ha sido aceptado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos. Esto hará que un plazo de 6 meses aproximadamente, ya esté disponible para pacientes con epilepsias: LGS y Dravet.

En el caso de Europa, la solicitud de venta a la Agencia Europea de Medicamentos se produjo en el año 2017, y se piensa que la decisión será tomada a principios del 2019.

En definitiva podemos decir que la marihuana es una planta, que cada vez nos sorprende más. Es importante que se avance la parte medicinal como en este caso, pues probablemente tengamos ante los ojos una de la plantas más terapéuticas del mundo. Si se sigue investigando como en la epilepsia, podremos fabricar fármacos que nos sirvan para otras enfermedades.

Abel Alamar Brocal