Cada vez son más los que optan por realizar su propio abono de forma casera y sencilla y también mucho más ecológica. Entre ellos se encuentra el Bokashi, uno de los más beneficiosos y populares ante la preocupación de los cultivadores por la presencia de fertilizantes químicos y cómo estos dañan el medio ambiente. Por ello, técnicas como el Bokashi permiten ayudar a cuidar el planeta  a la vez que se consigue un fertilizante de marihuana natural simplemente empleando los desechos de casa.

Bokashi o bocashi: qué es

Esta técnica originaria del país del sol naciente, es un proceso de fermentación y compostaje de la materia orgánica. En japonés, la palabra Bokashi significa “materia orgánica fermentada” y ha sido empleada tradicionalmente por los agricultores japoneses para elaborar los abonos que fertilizan los cultivos.

El Bokashi aprovecha los restos caseros, para preparar en apenas dos semanas un compost con todo lo que necesita el cultivo. Esta técnica nutre el cultivo y otorga la materia orgánica necesaria, aumentando la cantidad de microorganismos beneficiosos en el mismo, entre los que se encuentran las tres M: microorganismos, minerales y materia orgánica.

Beneficios del Bokashi en el cultivo de marihuana

El Bokashi ofrece múltiples beneficios al usarse en el cultivo de marihuana, como:

  • Ayuda a la simbiosis de las plantas. Los microorganismos que lo forman la activan, aportando nutrientes para un crecimiento más potente.
  • Aporta nitrógeno al sustrato. Se trata de un mineral muy importante para la mayoría de las plantas y no se suele encontrar en el suelo. Asimismo, enriquece la composición del mismo y aporta una gran cantidad de nutrientes.
  • Reducción de las plagas. Fortaleciendo los microorganismos beneficiosos del suelo, creando una protección adicional ante plagas, al mejorar el sistema inmune (trofobiosis) reduciendo las posibilidades de plagas en los cultivos.
  • Respeta el medio ambiente. Para realizarlo se emplean restos orgánicos que posee el cultivador, que añaden microorganismos para que fermente. Para ello, se mezcla con la tierra lo que se recibe de ella, creando un circuito cerrado.
  • Reducción de los costes. Al tratarse de la materia prima gratuita que se consigue con desechos caseros.
Bokashi en las plantas marihuana

¿Cómo se realiza el Bokashi?

Se pueden diferenciar entre dos tipos de Bokashi debido a las técnicas utilizadas para obtenerlos.

Bokashi casero

Para prepararlo se puede comprar el cubo para el Bokashi y los microorganismos eficientes, que son los que fermentan los alimentos o residuos que se vayan incorporando. Los alimentos que se aportan son de todo tipo, desde restos de carne o pescado hasta cítricos o varios tipos de frutas. No obstante, se recomienda no utilizar huesos, aceite u otros alimentos que sean difíciles de descomponer porque aumentarán la duración de este proceso.

Cómo prepararlo paso a paso:

  • Lo primero es incorporar al cubo los materiales por capas. Así, se coloca una capa de materia seguida de una formadas por los microorganismos, y así sucesivamente. De esta manera los residuos pueden ser fermentados con mayor eficiencia.
  • Este tipo de cubo cuenta  normalmente con un grifo para extraer el lixiviado, es decir la materia líquida resultante del proceso de fermentación, para emplear como fertilizante orgánico para plantas o como desatascador natural de tuberías. 
  • Se deberá dejar aproximadamente durante 14 días. Una vez fermentado se observan las “telarañas” que forman los hongos. 
  • Antes de utilizarlo como sustrato, se deberá mezclar en tierra madre durante 2 o 3 semanas.

Bokashi silvestre

En este caso, el proceso de fermentación se realiza con diversos residuos, aunque no siempre se trata de alimentos caseros, sino que también se pueden encontrar diferentes por la montaña o el campo.

Los materiales necesarios en este caso son:

  • Un cubo hermético.
  • Melaza de alimentos como la remolacha o de caña. Es la comida de los microorganismos 
  • Levadura. La cual sirve como inoculante de microorganismos, comenzando el proceso de fermentación
  • Leche o yogurt.
  • Salvado. Favorece la fermentación del bocashi y la actividad enzimática, añadiendo nitrógeno y nutrientes.
  • Tierra. Se puede recoger la parte situada debajo de la superficie, ya que es el lugar donde más microorganismos se ubican. Si se toma de diferentes entornos se garantiza una mayor variedad de hongos beneficiosos. Una de las tierras más apropiadas es la tierra de bosque, por su increíble tierra microbiana. 
Bokashi casero

Pasos a realizar:

  • Para empezar, se debe preparar es el inóculo con los microorganismos beneficiosos que queremos introducir. Se realiza la parte líquida al mezclar la leche, la melaza y la levadura, se remueve hasta que quede homogéneo y se tapa dejándolo reposar 24 horas.
  • Después se coloca la tierra y el cereal. Se añade el estiércol y el arroz, preparando la parte sólida.
  • Una vez se tiene la parte líquida y sólida, se reparte más o menos por igual, hasta conseguir un compost que tenga entre un 30 y 50% de humedad. Se mueve la mezcla y se deja reposar un día.
  • Se continúa removiendo la mezcla dos veces al día por la mañana y a última hora de la tarde. Tras 15 días, la mezcla estará lista y el proceso de fermentación se habrá encargado de mantener la temperatura alta, acabando con microorganismos indeseables. Se debe comprobar que no existan olores desagradables en el proceso, ya que es un indicio de que algo no va bien.
  • Para saber que está listo se toma un poco de tierra y se aprieta para hacer una bolsa compacta, sin que chorree.
  • Se deberá esperar 15 días más.  La mezcla podrá ser útil durante 3 meses.

¿Cómo utilizarlo?

Una vez se tiene este tipo de compost realizado, este se puede utilizar de diferentes formas:

  • Solo habrá que mezclar el Bokashi con la tierra o sustrato en el que se vaya a plantar.
  • Aunque se recomienda en cultivos de interior, se pueden encontrar otras opciones más rápidas y concretas en los grow shops, como las que ofrecen marcas como Boom Nutrients o Advanced Nutrients.
  • Se aconseja su uso en huertos o cultivos de exterior con macetas o semilleros, con una proporción inferior al 20% de Bokashi.
  • Si se añade a la tierra de cultivo, aplicar cada 3-4 semanas para aportar la energía y protección necesaria ante plagas o enfermedades.

De esta forma, se puede concluir que el uso del Bokashi en el cultivo de marihuana es recomendable en tierra madre, mientras que para el cultivo en interior existen soluciones mucho más nutritivas y rápidas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *