Lavado de raíces en plantas de marihuana

El lavado de raíces en plantas de marihuana es algo muy importante que debemos hacer antes de cortar nuestras plantas. Tendremos varias ventajas al hacerlo a la hora de consumir nuestra hierba, a parte también lo podemos usar mientras estamos cultivando para arreglar excesos de sales y sobrefertilización.

Nuestras plantas se alimentan de sales que son los abonos, y tanto químicos como orgánicos funcionan igual. Los mezclamos en el agua y la planta los absorbe por las raíces para repartirlo por la planta. Normalmente al regarlas se reparte todo por el sustrato, tanto el agua como los fertilizantes, y muchas veces se seca el agua y el fertilizante se queda en la tierra. Por eso recomendamos siempre un riego con abono y otro con agua, para que acabe de absorber los nutrientes que queden en la tierra y no se nos acumulen cada vez más.

Lavado de raíces en plantas de marihuanaLas raíces son capaces de absorber líquido con cierta cantidad de nutrientes, digamos que es como si mezclamos colacao con leche y intentáramos filtrarlo por un filtro de papel, se atascaría más cuanto más colacao echemos, y habrá un punto que no filtre nada. Si nos pasamos con los abonos nuestra planta será incapaz de absorber el agua. Si no se bebe los abonos el agua se seca y se quedan las sales, cuando la volvamos a regar seguirá teniendo una concentración muy alta en la tierra y seguirá sin poder beber… así hasta que se muera de sed.  Para resolver éste problema de exceso de sales deberemos hacer un lavado de raíces. Luego cuando se seque la tierra tendremos que recuperarla con muy bajas dosis de fertilizante, poca agua hasta que vuelva a chupar y si puede ser alguna enzyma que renueve la raíz podrida e inútil.

Otro de los problemas que solemos tener es abonar demasiado con cierto nutriente, hasta que nuestra planta marca un exceso. Hay muchos nutrientes que lo provocan pero en especial suelen ser los macronutrientes, el famoso NPK. Cuando llegamos a floración se suele pecar de meter demasiada cantidad de fertilizantes por la falsa creencia de a “más chicha más cogollo” pero cuando más cogollo hay es cuando hay buenas condiciones de cultivo, no es todo el abonado. Hay marcas de exceso que nos mostrarán nuestras plantas, como un verde muy oscuro y hojas que se parten con facilidad es exceso de nitrógeno, si las hojas se arrugan en forma de garra y se hacen los foliolos finos será de fósforo… Para conseguir arreglar el entuerto de la sobrefertilización deberemos hacer también un lavado de raíces en nuestra planta. Luego cuando se seque la tierra tendremos que recuperarla con muy bajas dosis de fertilizante, poca agua hasta que vuelva a chupar y si puede ser alguna enzyma que renueve la raíz podrida e inútil.

Cuando nuestras plantas están hechas y vamos a cortarlas, tendremos que limpiarlas de nutrientes por dentro, para cortarla lo más limpia posible y que nos sepa al puro sabor de nuestra hierba, no a productos químicos ni a restos de abonos. En especial se hace para que amarilleen las hojas y no tenga tanta concentración de clorofila, que es lo que da sabor a hojas. Al curar a parte de transformar los cannabinoides con el secado lo que hacemos es podrir la poca clorofila que le quede para que se evapore y desaparezca al evaporarse la humedad del cogollo, quedando una hierba limpia y llena de sabor. Para que nos quede así hay que hacer un lavado de raíces antes de cortarla y esperar a que amarillee y a que se nos seque la tierra antes de cortar la planta, necesitaremos mucho menos tiempo de curado para que tengamos hierba de la misma calidad.

Como hacer el lavado de raíces a una planta de marihuana;

Para hacer un lavado de raíces lo tenemos fácil, solo tenemos que regar con abundante agua hasta dejar nuestra tierra limpia de fertilizantes. No hace falta decir que el agua no debe estar fría fría, a unos 20-22º está bien, ya que si está fría se estresará, y si está caliente podrirá las raíces.

Se puede hacer de varias formas, lo más común es meter las plantas en la bañera, echarle agua con el grifo de la ducha y esperar a que por abajo salga el agua limpia o casi limpia. Veremos como cuando empieza a salir arrastra mucha porquería y cuanta más agua filtra más limpia va saliendo. Solo hay que esperar a que salga limpia comparado como salía al principio y le habremos hecho un lavado a nuestra tierra.

Lo que debemos evitar es hacer el lavado de raíces demasiado tarde, ya que las raíces ya no chupan apenas agua y si la encharcamos de esa manera puede que se nos pudra el cogollo al tener tanta humedad. Lo mejor es que si tenemos una planta que ya no chupa agua esa no la lavemos, solo la mantengamos con agua hasta que cortemos las demás.

Otra forma de lavar nuestras raíces es con productos quelatadores de nutrientes, que hacen como una esponja y los atrapa dentro de su partícula, sacándola de la planta y dejándola en la tierra, nuestra planta quedará limpia en menos tiempo que con agua sola. Hay diversos productos en el mercado que lo hacen, como Flawless Finish de Advanced Nutrients o Final Flush de Grotek.

Usando esos productos lo único que hay que hacer es empezar a regar con ellos los últimos 10 días de vida de la planta y esperar a que se seque la tierra para cortar, aunque sería mejor hacerle un último lavado con agua los últimos días. Hay otro que es Canna Flush que sirve tanto para excesos de nutrientes en vida de la planta como para el lavado de raíces final.

Si cultivamos en hydro será mucho más fácil lavar nuestras raíces, solo tendremos que llenar el depósito de agua y dejarlo así unos días, quedarán completamente limpias de nutrientes y mejorarán mucho el sabor.

Si cultivamos en bandejas hydro aunque sea en maceta de tierra, lo mejor es sacar un desagüe directo y echar unas 5-10 veces el agua con la que solemos regar y luego cuando se seque mantenerla con agua durante 10 días antes el corte.

Ahora que ya sabemos como se hace, cada vez que tengamos un problema de nutrición con tus plantas no dudes en usar la técnica del lavado de raíces. Seguramente si no lo haces no consigas cortar marihuana de calidad, así mejorarás mucho el sabor, la potencia y tu cosecha en general.

Autor del artículo: Javi Chinesta, del equipo de GrowBarato Valencia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 28 Promedio: 4.2)