La época de la Oruga en la marihuana, llega el calor y con él las orugas por nuestras plantas. A éstas alturas si las vemos es que llevan unos días por nuestra planta, y como no acabes con ellas cuanto antes acabarán con tu cosecha.

gusano-pequeñoLas orugas o gusanos son habituales en los cultivos de exterior en verano, y éste año han aparecido tempranamente por el calor. Se empiezan a notar por que vemos en las hojas como que se han comido lo verde y se quedan las fibras de la hoja, en ese momento miden como 3-4 mm y son blancos o verdes, muy difíciles de ver entre los pelillos de los cogollos y las venitas de las hojas.

A éstas alturas cuando son así de pequeños, la técnica que uso para ver si hay más y para encontrarlos es poner la planta a trasluz si está en maceta, o mirar a contraluz del sol de abajo hacia arriba, enseguida vemos los puntos donde están. Donde esté la mordedura ten claro que estará cerca.

Si son pequeños todavía no habrá problema, por que con una pulverizada de Bacillus thuringiensis acabaremos con ellos. Los más grandes son más resistentes y tendremos que ayudar con las manos a quitárselos antes que hagan un daño importante en la planta.

Cuando ya ves auténticos bocados ya va siendo más grande, cosa de 1cm-3cm y de color blanco, ahí ya se convierten en extremadamente peligrosos, ya que a parte de empezar a comerse los cogollos en vez de las hojas y hacer túneles por dentro van defecando y dejando las heces por dentro. Si no se pudre por entrarle humedad por dentro del cogollo como por el rocío de la noche o por que llueva se pudrirá por las heces que producen Botrytis.

Si descubrimos la plaga a éstas alturas deberemos pulverizar nuestras plantas con Bacillus antes que vaya a más. Tendremos que ir al día siguiente a visitarla, e intentar quitar a mano los máximos que podamos, mirando la planta a contraluz se encontrarán fácilmente. El bacillus matará a muchos, pero otros resistirán que son los que tenemos que matar a mano.

Luego ya vienen los gusanazos, de 5-6 cm de largo y verdes de tanta hierba que han comido y a veces te plantan hasta cara cuando te los vas a cargar. Si has llegado a éste punto es que no has prevenido nada de nada y no te has fijado hasta ahora en las anteriores señales. Muy difícilmente podremos salvar mucha planta si llegamos a ese punto, ya que si es así de grande es que hay muchos más como él, habrán devorado muchas partes de la planta que seguramente ya se estén pudriendo aunque no lo veamos por fuera, ya que está todo por dentro y no se ve hasta que está muy podrido.

Si la pulverizamos con Bacillus los atontaremos mucho, ya que cuando son grandes no se llegan a morir con la bacteria. Pero se quedan como drogados y dejan de hacer lo que hacían, que era bajar de día a la tierra para dormir, y de noche subir a devorar nuestra planta. Los conseguiremos ver de día, con lo que los eliminaremos con facilidad con la mano.

De todas formas lo mejor que podemos hacer es, si no has pulverizado aun tus plantas con Bacillus Thuringiensis pulverízalas ya, tengas o no tengas la plaga, así te asegurarás cortar marihuana de calidad sin gusanos que te la fastidien.

El Bacillus Thuringiensis es una bacteria que les afecta en el estómago quemándolos por dentro, al pulverizar se quedan como unos cristalitos en las hojas que al comérselos el gusano hacen efecto. Por eso a los pequeños los mata fácil, a los medianos los deja colgando quemados de un hilo de cualquier hoja normalmente, y los grandes los tendremos que matar a mano, por que solo los dejará drogados.

Autor del artículo: Javi Chinesta, del equipo de GB Valencia.

[Total: 4   Promedio: 4.5/5]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *