Para realizar una extracción de CBD, lo primero que se debe tener claro es el fin que se le va a dar a la extracción. Se dice que una planta es de CBD cuando su contenido en esta sustancia es alto, pero el ratio puede ir de 1:1 (THC-CBD) hasta 1:20 o mayor. Si sólamente se buscan los efectos del CBD, la extracción se ha de realizar de las plantas de cannabis denominadas “cáñamo industrial” caracterizadas por tener un THC menor al 0.03%, la cantidad permitida por ley para los productos a base de cannabidiol. 

Extracción de CBD con disolvente etanol 

Las extracciones con disolvente etanol son muy comunes para crear el BHO. Sin embargo, muchas personas no lo consideran la mejor opción en el caso de CBD por la posibilidad de dejar residuos tóxicos en el producto final. 

Molécula de etanol

Para este método se necesita disponer de un tubo extractor. La capacidad económica de cada individuo suele ser la que incline la balanza hacia un equipo de una calidad más alta o con unas características más humildes, pero todos son igual de aptos para llevar a cabo esta práctica. El equipo de extracción para CBD será de circuito cerrado, semicerrado o abierto, ordenados de mayor a menor efectividad y complejidad de uso. 

El etanol se introducirá en el extractor, junto con la materia vegetal, por la válvula de entrada. Este disolvente arrastrará los cannabinoides y terpenos, que dará como resultado una mezcla de aceite de CBD con restos de disolvente. El purgado de estos residuos es obligatorio si el fin de la extracción es aprovechar el CBD tanto para el consumo como para el uso tópico o similares. 

¿Qué contiene la sustancia resultante de la extracción?

Una vez purgada la mezcla de CBD con disolvente, el resultado obtenido se describe como “espectro completo”, es decir, que el aceite contiene CBD y, además, otros cannabinoides presentes en las flores en el momento de la extracción del CBD como son el CBDV, el CBDA o THC, entre otros.  

CBD con burbujas

La controversia reside en el producto final que desee el usuario. Sólo empleando cáñamo industrial el contenido en THC será menor de 0.03%. Los aceites de espectro completo no son malos o peores, de hecho disponen de otros beneficios aportados por el resto de cannabinoides que lo componen, razón por la que muchos prefieren esta alternativa. 

No obstante, es posible aislar completamente el CBD en forma de concentrado cristalino, el cual no contiene absolutamente ningún componente adicional.

Ventajas e inconvenientes de la extracción con etanol 

La principal ventaja de realizar una extracción de CBD con etanol es su reducido coste respecto a otras técnicas como el uso del CO2, por el precio de éste gas. Además, el dióxido de carbono necesita un equipo mucho más sofisticado por su alta capacidad de disolución.

La mayor problemática de este método es su peligrosidad. El etanol es un gas muy inflamable por lo que se ha de utilizar bajo fuertes medidas de seguridad: realizar la extracción en la calle o un lugar bien aireado, usar guantes térmicos y mantenerse lejos de cualquier fuente de calor.  Por otro lado, este gas es tóxico y el aceite de CBD producido mediante la extracción quedará impregnado de él, que habrá que purgar correctamente para evitar una intoxicación grave. 

Extracción de CBD con disolvente CO2

Extraer CBD empleando CO2 es muy similar a realizarlo con etanol. La principal diferencia reside en las cualidades del gas. A diferencia del etanol, las propiedades del dióxido de carbono le proporcionan la capacidad de extraer una cantidad superior de terpenos y cannabinoides, por lo que el aceite de CBD tendrá un número mayor de componentes. 

Extracción de CBD con dióxido de carbono

Cabe destacar que el CO2 no es tóxico para el consumo humano, aunque se recomienda un purgado de la mejor calidad posible, pero si quedaran restos no sería perjudicial para la salud. No obstante, su alta capacidad de extracción hace que sea necesario un equipo especializado que soporte la destreza del CO2 de disolver algunos componentes plásticos que forman el instrumental de extracción para otros disolventes. 

Al realizar una extracción mediante dióxido de carbono hay que tener en cuenta las distintas formas de llevarlo a cabo, pues este método puede subdividirse en tres categorías: supercrítico, medio-crítico y subcrítico.

Las extracciones de CBD con CO2 supercríticas son las más eficientes pero las altas temperaturas que alcanzan dañan algunos fitoquímicos, disminuyendo las propiedades del CBD, a diferencia de los dos restantes métodos que se realizan a temperaturas menores.

Ventajas e inconvenientes de la extracción con CO2

El CO2 es un gas utilizado en la industria alimentaria desde hace años para la extracción  de aceites esenciales, por lo que la técnica está perfeccionada y asegura una eficacia sin precedentes. A esta ventaja se le ha de sumar la pureza alcanzada mediante este disolvente por su capacidad de extracción, y el hecho de no ser tóxico para la salud. 

Sin embargo, los equipos para su ejecución son mucho más caros, por lo que este método se suele emplear más a nivel industrial que individual, en laboratorios avanzados y bien provistos para ello. Además, la peligrosidad de trabajar con un gas sigue estando presente.

Extracción de CBD con aceites

Extracción de CBD con aceite de oliva

Extraer los cannabinoides del CBD con aceites es la técnica más sencilla para realizar en casa y por principiantes, pues no requiere el uso de sustancias tóxicas ni sistemas complejos. El disolvente más empleado para este tipo de extracción de CBD es el aceite de oliva, aunque también es muy popular el de coco y el aceite de semillas de cáñamo.

El primer paso es descarboxilar el material vegetal para activar todas sus propiedades mediante calor. A continuación, se ha de añadir el aceite a lo descarboxilado para calentar la mezcla a unos 100 grados celsius durante dos horas aproximadamente, en las que el CBD se irá extrayendo poco a poco automáticamente. 

Ventajas e inconvenientes de la extracción con aceites

El principal motivo por el que se suele escoger esta técnica para realizar la extracción del CBD es por su bajo coste para efectuarlo a pequeña escala. También se gana en seguridad, pues estos aceites no son inflamables ni tóxicos para la salud. Además, los aceites añaden propiedades al CBD como ácidos grasos omega. 

Sin embargo, llevar a cabo un proceso de extracción mediante aceites tiene como consecuencia la creación de un producto de CBD menos puro y con cualidades más restringidas. El método tal cual explicado aquí no es apropiado para la extracción comercial. Así mismo, al mezclarse con aceite, el periodo de vida útil del producto es menor, por lo que habrá que darle un adecuado almacenamiento.

Conservación de CBD

A nivel comercial existen productos a base de CBD para todos los gustos y necesidades, sobre todo en cremas, aceites de CBD, geles y champús. Es importante informarse acerca de cómo se ha elaborado cada artículo porque de ello dependen sus propiedades, su eficacia y su nivel de calidad (método de extracción, nivel de CBD y THC, resto de componentes del producto, etc.).

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

2 respuestas a «Extracción de CBD ¿Qué métodos existen?»

Hola. Al ver lo del aceite y los 100 grados he recordado que seguí vuestra receta para el aceite haciéndola al baño maría y este se me quemó, se quedó el aceite en un tono muy negro y con un olor como a quemado.
Medí la temperatura del agua y estaba a 100 grados, el agua hervía constantemente, en mi vitro es ponerlo a tope, no sé si es lo correcto. También usé aceite de oliva virgen extra, el del Mercadona.

Hola buenas tardes, es posible que hayas dejado el aceite demasiado tiempo, yo te diría de hacerlo a fuego lento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *