Todo cultivador busca que sus plantas crezcan y se desarrollen para conseguir producciones de calidad. Para ello, se pueden utilizar diferentes productos que se encuentran en el mercado, como los enraizantes, cuya finalidad es mejorar y facilitar el crecimiento o rendimiento de la planta en todas sus etapas. Estos productos se pueden realizar enraizantes caseros completamente naturales, consiguiendo resultados increíbles. 

Enraizante: ¿Qué es y para qué sirve?

Un enraizante es un producto que se utiliza para potenciar el desarrollo radicular desde el momento de su germinación hasta  unas dos o tres semanas después. El crecimiento de las raíces es necesario para la alimentación de la planta, ya que cuanto más grandes sean, mayor será la cantidad de nutrientes y de agua que podrán absorber. Con estos fertilizantes se consiguen plantas con un desarrollo mucho mayor y de calidad.

Asimismo, los enraizantes permiten generar raíces en los esquejes, ayudando como su nombre indica, a enraizar de forma más veloz. Por este motivo, cuando se trata de esquejes suelen ser utilizados.

¿Cómo funciona un enraizante?

Estos fertilizantes se crean a base de hormonas de enraizamiento, hongos beneficiosos, vitaminas y otras sustancias que impulsan sus raíces. Están disponibles en la formulación líquida o en polvo. En el caso de los líquidos se sumerge la base del esqueje en el líquido, mientras si se hace en polvo se esparce recubriendo la base cortada de la plántula.

Por otro lado, pueden tener una serie de ventajas extra para las plantas: al engordar y aumentar el número de raíces no solo aprovechará más el alimento disponible, también los fertilizantes o productos aportados. 

Realizar enraizante casero

Tipos de enraizantes que existen

En el mercado hay diversos productos comerciales de este tipo. Se puede diferenciar dos tipos de productos:

  • Fitorreguladores: con un origen químico. Según la dosis, éstos tienen distintos modos de aplicación y llegar a producir diferentes efectos en plantas.
  • Otro tipo son los reguladores hormonales. En total, son cinco las hormonas que suelen encontrarse en los enraizantes y que se conocen como fitohormonas: el etileno, las giberelinas, el ácido abscísico, las citoquinas o las auxinas. El equilibrio entre todas ellas, en concreto entre las citoquinas y las auxinas, es necesario para que las raíces se desarrollen correctamente.

Por otro lado, existen diferentes estimuladores orgánicos, como Organic Roots o Root Stimulator.

Enraizante casero: ventajas y desventajas

Entre los beneficios que aportan los enraizantes se encuentra la protección de la planta de patógenos externos durante el cultivo o la capacidad de mejorar la absorción de nutrientes y de agua  de forma considerable, aumentando el tamaño de las plantas y sus frutas.  No obstante, la elección de uno casero puede suponer mayores ventajas.

Ventajas de un enraizante casero

  • Sistema mucho más económico, al realizarse con diferentes artículos que están en casa.
  • Son aptos para huertos ecológicos, que aseguran un máximo aprovechamiento de los esquejes.
  • Los restos de la elaboración de los mismos pueden ser aprovechados para el sustrato o el compostaje y vermicompostaje.

Desventajas del enraizante natural

  • No son tan rápidos como los industriales.
  • Son productos perecederos, que necesitarán de una correcta refrigeración para evitar que se echen a perder.

¿Cómo hacer un enraizante casero?

Más allá de los enraizantes que existen en el mercado, se pueden fabricar aquellos caseros de forma sencilla con diferentes componentes naturales. Para ello, se deben buscar determinadas fuentes que estimulen la emisión de raíces. Algunos de los más utilizados son los siguientes:

Enraizante casero a base de café

Los principios activos del café permiten estimular el crecimiento. Los pasos a seguir son:

  • Hervir los granos de café hasta que lleguen al punto de ebullición, en cantidades de unos 60 gramos por cada medio litro de agua.
  • Se cuela para retirar los restos y se deja enfriar antes de  rociar la base del esqueje.
Enraizante casero de café

Enraizante casero con canela

Se trata de uno de los más usados para estimular las raíces. Lo primero que se hace es sumergir 25 gramos de canela (unas tres cucharadas) por cada litro de agua y dejarlo reposar durante una hora. Se filtra y se deja enfriar pudiendo guardarlo en la nevera para refrigerarlo. Al igual que con el café una vez listo se introducen los tallos de los esquejes durante unos minutos.

Canela enraizante

Enraizante a base de lentejas

 Muchas de las semillas liberan una gran cantidad de hormonas durante su germinación, perfectas para el desarrollo radicular. Las lentejas son una de ellas.

  • Se añade a un cazo con agua unos 100 gramos de lentejas en un litro de agua durante 24 horas, tras las cuales se escurre y conserva el agua en otro recipiente cerrado, en un lugar oscuro y a temperatura ambiente. Lo mismo con las lentejas.
  • Dejar reposar 24 horas y volver a poner a remojo durante 15 minutos. Se separa el líquido de la legumbre y se repite el proceso hasta que las lentejas germinen y echen raíces.
  • Se tritura, cuela y se echa el líquido resultante en un pulverizador para rociar la base del esqueje.
Enraizante lentejas

Cualquiera de estos métodos permite obtener un enraizante casero y de calidad para añadir a las plantas, siendo perfecto para el cultivo ecológico. Así, las raíces de las plantas de cannabis obtendrán un crecimiento mayor, absorbiendo más alimento y desarrollándose de forma vigorosa.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *