Usos alternativos de las plantas macho

Usos alternativos de las plantas macho
5 (100%) 1 voto

Las plantas de marihuana pueden presentarse en diferentes sexos; macho, hembra o hermafrodita, aunque la hembra suele ser la variedad elegida por la mayoría de cultivadores. Esto se debe a que la hembra es la que contiene el THC, principal cannabinoide responsable del efecto psicoactivo del cannabis, aunque las plantas macho podemos utilizarlas con un fin diferente. A continuación te exponemos una lista de usos alternativos de las plantas macho, ya que el efecto psicoactivo es únicamente una de las múltiples opciones que nos presenta esta gran planta.foto de planta macho

  1. Crear nuevas genéticas o preservar las existentes

Para que la planta se reproduzca necesitará el polen de los machos, o de otra forma morirá sin llegar a dar semillas, por lo que no tendrá descendencia. En la naturaleza el polen viaja con el aire, llegando directamente hasta las plantas hembra y llenando sus frutos de semillas, que cuando caen al suelo germinan, haciendo nacer una nueva generación. A día de hoy algunos bancos crean sus cruces a partir de semillas feminizadas, a las que revierten el sexo para que produzcan polen, y puedan realizar sus cruces. Esto hace que las semillas obtenidas no cuenten con el 100% de las propiedades originales de las madres, por lo tanto puede que pierdan algo de fuerza en cuanto a la potencia, al sabor o a la capacidad de producción. Si tienes idea de realizar tus propios cruces te recomendamos el uso de las semillas regulares, ya que obtendrás machos muy vigorosos y fuertes, perfectos para realizar tus cruces.foto de marihuana hibrida

  1. Realizar extracciones medicinales

Como hemos comentado antes, las plantas macho no contienen THC, por lo tanto no son capaces de ofrecer un efecto psicoactivo o cerebral. Esto no significa que no contenga otros cannabinoides como el CBD o el CBN, capaces de ofrecer múltiples propiedades medicinales, pero sin alterar el estado de ánimo del consumidor. Podemos realizar desde cremas y pomadas a todo tipo de tinturas, que únicamente aplicando sobre nuestra piel, pueden ofrecernos todas las propiedades medicinales de esta planta.foto de crema cannabica

  1. Extraer tela de cáñamo

Las fibras extraídas del cáñamo se encuentran entre las más fuertes del mundo, por lo que se ha utilizado desde hace cientos de años, para todo tipo de prendas de vestir, bolsas e incluso cuerdas. Los primeros pantalones vaqueros conocidos eran de cáñamo, puesto que la dureza de las fibras los hacía prácticamente irrompibles, aportándole una resistencia mayor que otras telas como la pana. Las cuerdas de cáñamo son de las más resistentes conocidas, por lo que su uso nunca se ha visto afectado, ya que se utilizan principalmente para escalada, pesca y construcción. A día de hoy podemos encontrar productos de todo tipo fabricados en cáñamo, a un precio algo superior al de los productos normales, pero que nos garantizan la máxima duración, por lo que será una inversión de la que no nos arrepentiremos.foto de cuerda de cañamo

  1. Papel de cáñamo

Gracias al rápido crecimiento de las plantas del cannabis, al poco espacio que ocupan y a la calidad de sus fibras, podría utilizarse como una importante fuente de papel, y acabaríamos con el problema de la deforestación descontrolada. Está demostrado que gracias al cáñamo podríamos tener un papel más barato y resistente, que no necesita demasiados procesos químicos para desarrollarse correctamente, siendo uno de los papeles más ecológicos y menos contaminantes del mundo. Las primeras campañas en contra del cannabis las hicieron precisamente empresarios del papel, dueños de imprentas y aserraderos. Conocían la capacidad de producción de papel del cannabis, y estaban dispuestos a decir lo que fuera sobre esta planta con fin de quitarse de en medio a su duro competidor, lo cual causó una ola de difamaciones en contra del cannabis que a día de hoy seguimos padeciendo sus consumidores.

  1. Semillas comestibles

Las semillas de cáñamo son una importante fuente de vitaminas, energías y fibra, cada vez mejor vistas y aceptadas por la sociedad, ya que la gente prefiere criticar las ‘’semillas de marihuana comestibles‘’, antes de informarse y conocer sus propiedades. Sus niveles de cannabinoides son mínimos, por lo que no es capaz de causar un efecto de subida al consumidor. Cuentan con la mejor proporción de proteínas y vitaminas de todas las semillas del mundo, lo que facilita su absorción, convirtiéndolas en una gran fuente de energías para muchos deportistas profesionales, entre las que destacan las altas dosis de vitamina E. Además sus elevados niveles de fibra hacen que se encuentren entre los 50 elementos básicos de la medicina tradicional china, ya que es uno de los mejores y más antiguos sistemas conocidos para combatir el estreñimiento. El sabor que caracteriza a estas variedades es muy similar a las pipas de girasol o a las almendras, haciéndolas perfecta para consumir en cualquier tipo de comida, ya sea dulce u salada.foto de semillas de cañamo

  1. Raíces medicinales

Las raíces igual que las semillas, cuentan con propiedades muy favorables para el cuerpo tanto humano como de los animales, y tampoco ofrecen unos niveles de THC superiores al 1%, por lo que ni se notará su efecto cerebral. Por lo contrario cuentan con otras propiedades como el triterpeno pentacíclico, friedelin o epifriedelanol, que favorecen la conservación y la duración de hígado, evitan el crecimiento de tumores y actúan efectivamente como diurético y antiinflamatorio. En la medicina tradicional china se utilizaba para aliviar todo tipo de dolores y para reducir la hemorragia de las mujeres en el parto.foto de raices de marihuana

Todos estos usos y muchos más se conocen desde hace siglos u incluso milenios, pero por culpa de una sociedad que vive con miedo a esta planta y que la ha atacado desde la mayoría de los sectores, no se han aprovechado ni se aprovechan la mayoría de sus propiedades. Esperamos que con el paso de los años y el avance de la sociedad en cuanto a este tema, haga que se relancen los cultivos industriales de cáñamo, ya que podríamos aprovechar un papel o una ropa mejor, a un coste inferior para nuestro planeta.