Tipos de extracciones

Existen muchos tipos de plantas de marihuana con unos altísimos niveles de resina, a los que les podemos realizar diferentes tipos de extracciones, para poder disfrutar más de nuestra hierba. Algunas solamente muestran un poco de resina en sus cogollos y en las hojas más pequeñas, mientras que otras acaban cubriendo toda la planta de una espesa capa blanca, que cubre hasta las hojas más grandes y el tronco. Estas hojas lógicamente no nos las vamos a fumar, pero sí que podemos aprovechar y extraerle su resina, de esta manera conseguiremos sacar un extra de nuestra producción.Tipos de extracciones

Extracciones en seco: Es una forma muy sencilla de extraer el polen de nuestras plantas, ya que consiste simplemente en golpearla sobre una malla, permitiendo que el polen caiga por debajo de la malla quedándose la marihuana sobre ella. Es una buena forma de extraer el polen, ya que el producto no se echa a perder, permitiéndonos utilizar cogollos y no solamente hojas. Es el método clásico que utilizan en Marruecos, donde lo que hacen es colocar grandes mallas y sobre estas plantas enteras, que cubren con mantas y golpean con palos, haciendo que caiga una cantidad espectacular de polen.

A día de hoy existen lavadoras que se encargan de realizar estas extracciones por nosotros, que en cuestión de un rato, se encargará de extraer todo el polen de nuestra hierba. Aunque pensemos que cuestan mucho dinero y a lo mejor no nos vale la pena, con un par de veces que la utilicemos veremos cómo hemos conseguido amortizarla. Un dato importante a tener en cuenta con estas lavadoras es el tiempo de utilización, ya que si pasamos de 10-15 minutos, conseguiremos extracciones más grandes, pero perderemos bastante en la calidad final del producto.

Los grinder con rejilla son una forma minúscula de extraer la resina de un cogollo, ya que cuando cae es ella con su mismo peso la que golpea la rejilla, permitiendo que el polen caiga al depósito automáticamente. También tenemos una gran gama de Shakers en el mercado, que nos permiten realizar extracciones rápidas, y que no echará a perder los cogollos.

Extracciones con hielo: Cada vez son más las personas que congelan sus hojas cuando terminan de cortar sus plantas, ya que se ha demostrado que los tricomas se desprenden mejor de la planta en estado congelado. Para este sistema se suele utilizar solamente las hojas, ya que si se añade cogollo el resultado será muy superior, pero quedarán totalmente inservibles. Es un sistema de extracción que se basa en aislar la resina de las hojas y cogollos en diferentes mallas, cada una con un filtro mayor a la anterior. Obtendremos resultados diferentes en cada una de las mallas, mostrando en la última un resultado bastante inferior a la primera, pero de muchísima más calidad. Existen diferentes sets de bolsas con filtros de diferentes tamaños, asique cuantas más bolsas utilicemos, mejores resultados obtendremos. Se utiliza metiendo las bolsas en un cubo, donde la bolsa con la rejilla más pequeña será la primera e irá incrementando su tamaño hasta la última que es de donde sacaremos los restos de hojas y cogollos. Cuando ya tengamos las bolsas en orden, llenaremos el cubo de agua fría, preferiblemente destilada y añadiremos el hielo. Dejaremos reposar unos 10 minutos y cuando el agua ya esté completamente fría añadiremos las hojas y los cogollos. Removeremos con un palo muy despacio durante 10 minutos, para dejarlo reposando 10 minutos más. Repetiremos este proceso varias veces, siempre removiendo muy despacio y dejando reposar bien. Cuando hayamos terminado sacaremos la primera bolsa con los restos de marihuana. Debemos dejar que escurra ella sola, sin forzarla, pero esperando a que todo el agua caiga de la malla. Al levantar la segunda bolsa ya veremos cómo tenemos algo de polen esperando, tendremos que dejar que cuele el agua por si misma. Si lo forzamos puede que arrastremos el polen a la siguiente malla, haciendo que pierda pureza. Deberemos apartar el polen con una cuchara, y dejarlo reposar sobre un plato y una servilleta durante varios días. Podemos volver a filtrar nuestras hojas una segunda vez, no obtendremos tanto como la primera, pero siempre saldrá algo más. No mezclar el polen de las diferentes mallas ya que así solo conseguiríamos embrutecer el polen de mayor calidad.

Extracción de BHO: Aquí tenemos la joya de las extracciones, con poco tiempo de vida, el BHO se ha convertido en uno de los tipos de extracción más utilizados. Consiste en la extracción de cannabinoides con gas butano, que al ser un disolvente apolar, es capaz de arrastras las glándulas de la planta. Deberemos usar un gas que sea 0% de impurezas, ya que afectará en gran parte la calidad de la extracción, además que nos aseguraremos de que no nos metemos nada tóxico en el cuerpo. Existen diferentes procesos para extraer el BHO, en los que obtendremos resultados muy diferentes. Necesitaremos una bomba de vacío, para que nuestra extracción termine lo más limpia posible, manteniendo los terpenos a una temperatura perfecta para que no se vea afectado su sabor.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 3)