Quimioterapia y cannabis

Quimioterapia y cannabis
3.7 (73.33%) 9 voto[s]

Quimioterapia y cannabis son 2 conceptos que están cada día más unidos, ya que se estudian más y más los cannabinoides, haciendo que se abra un mundo nuevo a sus usos medicinales. El cáncer es un tipo de enfermedad que últimamente se encuentra siempre mas frecuentemente, sea por nuestra alimentación, sea por los cultivos que llegan hasta nuestras mesas, sea por nuestro estilo de vida, esa enfermedad esta aumentando su presencia de forma significativa. Otto H. Warburg afirmó que no hay virus o bacteria que pueda sobrevivir a un entorno alcalino, incluyendo el cáncer, según el premio nobel, nuestro ph está en 7,356, con una dieta no controlada podríamos variar nuestro ph en tan solo 48h, echo comprobado también por Cambell, autor del The china study (el estudio china). Este cambio de ph puede también ser derivado de una falta de oxigeno en la sangre, cosa que parece ser en el ojo de mira de los médicos también como causa de infartos.

Sea cual sea el cáncer, muchas veces puede provocar bastante dolor físico y debilidad, si a esto le sumamos los efectos secundarios de la quimioterapia, nos encontraremos con un cuadro que para el organismo será difícil interpretar. Los efectos secundarios de la quimioterapia varían desde la nausea, mareos, vómitos, cansancio crónico, insomnio, perdida de apetito, son los mas conocidos, y que afectan de forma directa a la vida del paciente.foto cancer expandiendose

En estos años hemos sido testigos de una gran revolución sobre el tema cannábico, haciendo hincapié sobre sus efectos beneficiosos para el organismo, de echo, se ha comprobado como el THC estimula determinados receptores que tenemos en el cuerpo, el cb1 y el cb2, para que se estimule un proceso de apoptosis celular sobre las células dañadas. Pero esta vez no nos concentraremos sobre los efectos del cannabis sobre las células cancerígenas, si no que nos concentraremos sobre los efectos del cannabis sobre los efectos secundarios de la quimioterapia.

Empezando por el insomnio, muchos de los usuarios de cannabis, habrán experimentado una sensación de sueño después de haber fumado ciertas variedades, ese efecto puede compensar el insomnio que puede provocar la quimioterapia, y como si no fuera suficiente, con la falta de sueño se pueden crear neuropatias bastante grave, con ese método, protegeremos eventuales nervios dañados debido a la quimioterapia, este tipo de neuropatias pueden ser debido a la inhibición de la asimilación del magnesio.

 

foto vaporizador

El cannabis proporciona un alivio desde moderado hasta fuerte, haciendo que el paciente pueda acercarse a sus ritmos naturales de descanso. Si el paciente no quiere fumar, elección muy sabia de su parte, se puede asumir tanto vaporizado como también en pastillas, extractos, comprimidos, capsulas, en pasteles o comida varia, lo importante es activar los cannabinoides con calor, para que puedan ser activos en nuestro organismo.

No solo contra el insomnio, si no también contra la pérdida de apetito el cannabis se muestra muy útil, todo aquel que tuvo una experiencia con esta sustancia, a pesar de que le haya gustado o menos, habrá notado una sensación de hambre después del efecto, esta sensación de hambre es debida a la relajación del musculo simpático, el cual envía la señal a nuestro cerebro de que hay mas espacio en el estomago y podamos comer, aunque hayamos recién comido, este musculo volverá a contraerse en cuanto demos el primer bocado a la comida en caso hayamos recién comido, si no, hasta tener saciedad, este musculo seguirá relajado dando el estimulo suficiente para que podamos volver a comer, así mismo funcionan los endocannabinoides de la leche materna en un bebé.

El cansancio crónico que puede provocar la quimio, puede tener un respaldo o mas bien una ayuda con alguna variedad sativa, posiblemente vaporizada, de esta forma entrará antes en el cuerpo, y el efecto se notará de forma explosiva, para que levante el animo y nos quite posible depresiones ocasionadas por el desequilibrio hormonal que puede provocar la quimio, este desequilibrio se puede manifestar en una perdida del pelo debido a una oxidación de la testosterona, en este caso el cannabis, hasta ahora, parece que no tiene ayuda o ningún tipo de aporte positivo, pero en cuanto el animo y el cansancio, para una sativa de efecto “limpio” sin el efecto físico secundario, esta si que nos puede despertar las ganas de seguir luchando contra este terrible enfermedad.

Hay que recordar que la decisión de usar en combinación el cannabis junto a la quimioterapia, tiene que ser estrictamente personal, comentándolo con el medico que siga el caso, por si a caso, según el, puede ser incompatible con la terapia que estáis siguiendo. Podremos encontrar en la red varios testigos que hablan maravillas del aceite de Rick Simpson, eso ya depende de vosotros abrazar esta teoría o no, hay resultados que defienden esta terapia, también para regenerar el cuerpo después de un tratamiento de quimioterapia, se ha comprobado que la quimio puede bajar los niveles de células k, linfocitos y todo el sistema inmunologico, por meses o hasta un par de años después, ese aceite os puede ayudar mucho, tanto como tratamiento principal, como tratamiento secundario.

La inflamación general que se puede producir como respuesta al tratamiento, puede ser controlada tanto con cannabinoides como endocannabinoides, ellos rebajaran notablemente el dolor general que puede ser producido por los “medicamentos”. Como dicho antes, también protege las terminaciones nerviosas, estos 2 ultimos efectos, podemos encontrarlos no solo en la resina o en la flor de esta planta, si no también en el zumo de las hojas de la planta, conocido en ingles con el termino “raw cannabis juice” (zumo crudo de cannabis), este poderoso jugo, sin necesidad de pasar por calor, podrá servir para aliviar estas síntomas, podemos recordar Mykala, famosa niña enferma de leucemia, la cual le hicieron un documental aposta los chicos de Vice, ya que fue una de las primeras menor de edad en usar productos derivados del cannabis para luchar contra la leucemia, y consiguió ganar su batalla con la edad de 8 años.

foto de cancer neuronal

Como ultimo, entre los tantos, pero no ultimo por importancia ya que este síntoma se manifiesta también con la simple radioterapia, son los mareos, vómitos y nauseas. Los vómitos se manifiestan al recibir un estimulo en la pared estomacal, o también del centro del vomito, en la médula alargada. Las nauseas se pueden manifestar debido a la subida de presión cerebral, sabemos que el cannabis relaja físicamente, una variedad mas que otras, si conseguimos relajarnos físicamente con esa sustancia, ya estaríamos controlando los vómitos, mientras que las nauseas, estarían controlados a la vez que se controlan los vómitos, mas de un fumador de cannabis habrá probado algún malestar inicial debido a una bajada repentina de presión, bien, si aplicamos este conocimiento, al porque se generan las nauseas, tendremos resuelto otro problema que puede generar la quimio.

Esta claro que el cannabis puede ayudar no solo como fármaco principal, si no también como fármaco secundario para aliviar las síntomas de otros medicamentos que pueden generar, el cáncer es una enfermedad que da mucho de que hablar, hasta hace 30 años quien tenia cáncer, tenia y alas horas contadas, hoy en día, se comparte mas rápidamente la información sobre esta enfermedad, de esta manera aumentan las posibilidades de conseguir vencer esta enfermedad, de toda manera, no hay que olvidar lo que dijeron Otto H. Warburg y Cambell, un cuerpo alcalino, suele tener buena salud.