Las plagas en las plantas de cannabis son habituales y pueden llegar a perjudicarlas gravemente. Uno de los parásitos más temidos por los cultivadores es el pulgón, que aparece en las plantas de marihuana en la época de primavera-verano por ser su período natural de reproducción. Además, se sienten cómodos en ambientes cálidos y secos.

El pulgón o áfido es un insecto minúsculo, de unos 3 mm; con cerca de 3500 especies diferentes, lo que provoca que puedan observarse pulgones blancos, amarillos, rojizos, verdes, rosas, marrones, grises o negros. A pesar de su diminuto tamaño su anatomía se divide en tres partes: cabeza, abdomen y tórax. 

Se reproduce con rapidez, por lo que puede causar grandes daños en poco tiempo. De hecho, es capaz de criar entre 3 y 10 larvas al día que pueden vivir hasta 25 días. Además, algunas nacen aladas y capaces de trasladarse hasta otras plantas e infectarlas, por lo que una identificación precoz del pulgón puede ser crucial para evitar un agravio irreparable en la planta de marihuana.

Identificación del pulgón 

El pulgon atrae hormigas

Identificar una plaga de pulgón en una planta de marihuana puede ser difícil en un principio, pues se sitúan en el envés de las hojas y, si son del mismo tono verde, se camuflan muy bien en ellas. Una vez empiezan a atacar al vegetal las consecuencias son perfectamente visibles: las hojas se decoloran y comienzan a amarillear, se pegan entre sí o se enrollan. Incluso pueden arrugarse, secarse y acabar muriendo. 

Sin embargo, para no llegar a este punto se debe vigilar regularmente el estado de la planta de marihuana. El pulgón suele crear grandes asentamientos en el reverso de las hojas de la planta o en el tallo interior. Es posible que este hecho pase por alto los primeros días de la infección. El pulgón también impregna la planta con una sustancia espesa, pegajosa y dulce conocida como mielato, que utiliza para protegerse de sus depredadores, una método más para identificar a este parásito.

El dulzor del mielato suele atraer a algunos insectos como abejas y avispas, pero sobre todo se pueden avistar hormigas incitadas por ese delicioso aroma. En el momento en el que se vean hormigas rondando las plantas de marihuana, hay que sospechar de la presencia de una plaga de pulgón.

Cómo afecta el pulgón a la planta de marihuana

zoom pulgon marihuana

El pulgón, y sobre todo, sus crías antes de pasar a la etapa adulta (ninfas), se alimentan de la savia de la planta de marihuana, lo que causa graves problemas en el desarrollo del vegetal. La savia contiene los nutrientes y carbohidratos de los que se alimenta la planta de cannabis. Su déficit provoca una disminución de la cantidad y calidad de los cogollos, además de causarles estrés: detendrá su alimentación y crecimiento normal para dedicar toda su energía a combatir al invasor. 

Las fisuras que crea el pulgón para llegar hasta la savia provoca, al mismo tiempo, una herida en el tejido de la marihuana que la planta ha de reparar. Asimismo es el entorno perfecto para la transmisión de cualquier tipo de virus. Por último, una práctica habitual del pulgón es segregar mileto sobre los cogollos impidiéndoles respirar, lo que fomenta la interrupción de su crecimiento y la aparición de hongos.

Cómo prevenir el pulgón

Las plagas de pulgón atacan las plantas de marihuana cuando el ambiente se torna cálido y seco, por lo que los cannabicultores que estén en zonas climáticas con estas características han de vigilar habitualmente sus plantas, revisar las hojas, el tallo y si se ha producido un cambio de coloración en alguna de estas zonas. Es la mejor manera de poder actuar con la mayor antelación posible ante una plaga.

Los cuidados básicos deficientes también son una causa común de la aparición del pulgón. La poca ventilación, la falta de riego o de humedad aumenta la aparición de estos parásitos, así como el exceso de nitrógeno en el abono, que puede atraer  plagas típicas de la marihuana, como la oruga o los trips. En los cultivos de interior es importante cambiarse de ropa cuando se ha estado en la calle antes de acercarse a las plantas, para eliminar la posibilidad de trasladar parásitos en la ropa. 

Pulgon enves hoja

Las trampas amarillas sirven para detectar la presencia del pulgón ya que las hembras voladoras quedarán atrapadas en las cintas. Asimismo se pueden utilizar productos sin pesticidas tóxicos para estimular la aparición de enemigos naturales del pulgón sin dañar la planta de marihuana, productos a base de tierra diatomea o aceite de Neen que actúan como preventores y plaguicidas naturales. Otra opción es usar productos como Canna cure para crear una película en la planta que obstaculice la instalación de plagas.

Cómo eliminar el pulgón de una planta de marihuana

Cuando el pulgón está instalado en el cultivo de marihuana, sólo queda luchar contra él. Si la planta o plantas afectadas se encuentran en fase de crecimiento se puede utilizar algún plaguicida o insecticida para marihuana de origen químico que termine rápido con la plaga, aunque es más aconsejable uno orgánico siempre que sea posible. 

Existe la posibilidad de usar aceite de colza para asfixiar los huevos del pulgón y prevenir la aparición de otras plagas, o vaporizar piretrinas orgánicas. Cuando la plaga se ha producido en interior es recomendable limpiar la sala de cultivo con un nebulizador automático.

En cambio, si las plantas se encuentran en fase de floración únicamente se han de utilizar productos de procedencia natural, pues el riesgo de que queden restos tóxicos en la plata es mucho mayor. El árbol de Neem es un perfecto preventor y eliminador de plagas orgánico, que termina matando al insecto cuando entra en contacto con él. 

Tras aplicar cualquiera de los tratamientos se recomienda pulverizar jabón potásico dos o tres días después para eliminar el mielato y restos de exoesqueletos.

Mariquitas comiendo pulgon

Otra alternativa es usar depredadores naturales en el cultivo para que terminen con los parásitos.

  • Parasitoides: sus larvas crecen en el interior del pulgón que termina muriendo.
  • Hongo entomopatógeno: tipo de hongo que causa una afección letal a algunos insectos.
  • Crisopas: insectos que depositan sus huevos cerca de las colonias de pulgones en las hojas de la planta de marihuana. Las larvas son caníbales y nada más nacer presentan un hambre tan feroz que acaban con todos los pulgones que encuentran alrededor. 
  • Mariquitas: aunque parezcan inofensivas, estos insectos son grandes fans de los pulgones. Tanto que son capaces de acabar con toda una colonia. 

Por último, se pueden emplear remedios caseros como un preparado con hojas de tomate, un extracto de ajo, un spray de hojas de tabaco o caldo de ortigas, también eficaz contra la mosca blanca y la araña roja, entre otros.
Por consiguiente, el mejor remedio para combatir una plaga de pulgón en las plantas de marihuana es la prevención. En el caso de necesitar combatirla, lo más recomendable es utilizar productos orgánicos para evitar incorporar residuos tóxicos que puedan mantenerse en las flores

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 3)

Erik Collado

Con más de 10 años de experiencia en el sector del cannabis, sus vivencias y aprendizaje son la base del éxito de GB The Green Brand.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Una respuesta a «Pulgón en la Marihuana, ¿Cómo combatirlo?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *