Propuesta para la regularización del cannabis

Propuesta para la regularización del cannabis
4 (80%) 2 voto[s]

La regularización del cannabis es un tema que está dando que hablar en todo el mundo, ya que son muchos los países en los que ya pueden disfrutarlo, mientras que en otros sigue siendo un tema tabú.  La persecución que el cannabis ha recibido durante las últimas décadas, es el motivo por el que a día de hoy muchas personas siguen viéndolo como algo demoníaco en vez de una simple planta con cientos de usos medicinales o recreativos. Las medidas tomadas por el Gobierno Español, nos han llevado a un punto en el cada vez son más los consumidores de cannabis, lo que lleva a un incremento de cultivadores con fines comerciales, ya que la demanda es mayor. Esto nos ha llevado a que organizaciones realicen alguna propuesta para la regularización del cannabis en España, ya que hemos llegado a un punto en el que es necesario cambiar la ley vigente.

El Grupo de Estudio de Políticas sobre el Cannabis (GEPCA) ha trabajado en un sistema de regularización, con el que pretende cambiar el actual panorama nacional. Este grupo está formado principalmente por abogados, psiquiatras y farmacéuticos, que mediante diferentes estudios, aseguran que tienen una eficaz alternativa al pésimo y fracasado sistema actual. Xabier Arana, miembro integrante de GEPCA y doctor en Derecho afirma que el cannabis ha estado, está y estará presente en nuestra sociedad, por lo que para conseguir un consumo más responsable en el que se reduzcan daños, es importante contemplar los derechos y el libre desarrollo de la personalidad, como ejes principales de la regulación.

Pretenden hacer que llegue al Congreso de los Diputados presentándolo a todos los partidos políticos actuales, donde se espera que tenga un buen recibimiento, ya que la regularización del cannabis entraba en las proposiciones de varios partidos.

Mientras estos nuevos partidos (Podemos y Ciudadanos), muestran un punto de vista más abierto e innovador, otros como el Partido Popular mantiene su postura tradicional y conservadora, manteniéndose totalmente contrario a la regularización. En GEPCA están convencidos de que las leyes impuestas por el PP en lo relacionado al cannabis, son las responsables de que a día de hoy cualquier persona que tenga dinero y quiera consumir marihuana, pueda hacerlo en cualquier punto de España, aun siendo menor de edad o sin tener ningún conocimiento sobre la sustancia que  va a consumir.

Algunas de estas leyes son por ejemplo las modificaciones añadidas con la Ley de Seguridad Ciudadana (Ley Mordaza), que dictan que cualquier persona que sea culpada por consumo o tenencia ilícita de drogas, será acusada de infracción grave y será sancionada con multas de 601 a 30.000€, aunque vaya a ser utilizada con fines recreativos o medicinales. Arana expone Holanda como ejemplo, un país donde la regularización llegó hace mucho años, y a día de hoy cuentan con una tasa de consumo menor que España o USA.

Gracias a una correcta regularización, los jóvenes podrían recibir información sobre el cannabis en la escuela, para que fueran totalmente conscientes de que sustancia van a consumir. A día de hoy, la mayoría de chavales que comienzan a fumar lo hacen sin tener ninguna idea sobre que tipo de sustancia consumen, o que efectos secundarios puede llegar a causarles. Si desde la escuela los niños lo consideraran algo normal, y recibieran información detallada sobre el correcto uso del cannabis y los efectos que pueden llegar a causar, quizá bajaría el número de consumidores habituales.

Entre algunas de las proposiciones aportadas por GEPCA entran la libertad para el auto cultivador, permitiendo cultivos controlados siempre que sean para el autoconsumo (un máximo de 6 plantas cada 5 personas), ya que las penas por tráfico aumentarían. Para todos aquellos que no disponen de las condiciones necesarias para realizar un cultivo, se crearía un mercado que abarcara todos los procesos que eso conlleva, lo que haría que se crearan empresas que se dedicaran a todos los procesos de crianza y desarrollo del cannabis, y otras que se dedicaran exclusivamente a su distribución. También hay puntos relacionados con la regularización de los clubes cannábicos, ya que estas asociaciones han supuesto una gran revolución entre los consumidores nacionales. Se les ofrecería la posibilidad de producir sus propias plantas, siempre que se produjera una cifra controlada, con la que suministrar a todos los socios de su club anualmente.

Todavía deberemos esperar para ver como acaba desarrollándose todo esto, ya que tenemos diferentes opciones, por lo que esperamos que se desarrolle todo correctamente. Esperamos que no llegue una regularización en la que los consumidores y cultivadores no salgamos bien parados, ya que contamos con la posibilidad de que regularicen el uso del cannabis, pero que prohíban totalmente el auto-cultivo, como ya han hecho con el tabaco. De esta manera nos obligarían a pagar los precios que consideraran oportunos, con sus respectivos impuestos.