Las mutaciones cannábicas

Las mutaciones cannábicas son debidas a las expresión de genes modificados o alterados de forma natural o inducida por el hombre. Como todo ser viviente, el cannabis, por ser clasificado como tal, tiene que respetar unos estándar preciso, genética a parte, también estéticamente tendrá que respetar un estándar: forma de la hoja, color, forma del tallo, germinación, semilla, floración y forma de las flores, olor… En este artículo nos gustaría compartir las mutaciones más extrañas que podemos encontrarnos en el mundo cannábico.

Hace unos años se hizo bastante famosa la leyenda sobre la marihuana albina; largos cogollos blancos que aumentaban el efecto visual de la resina aparecían en la red, foros y redes sociales se rebotaban esta variedad aumentando así el interés de la gente sobre esta variedad. Cogollos blancos que daban a imaginar una planta completamente blanca, quien llevaba la idea de que ese tipo de planta funcionaria también con claridad solar o con escasez de luz, en caso contrario hubiera sido muy cómoda para los cultivos de guerrilla. El albinismo no es nuevo en el mundo animal, tanto en seres humanos como en los animales, el albinismo se manifiesta en cuanto falte en parte o en su totalidad de pigmento melánico, tanto en ojos, piel, pelo… En el mundo vegetal se manifiesta de manera diferente, lo que faltaría serían los carotenos, pigmentos orgánicos relacionados con la fotosíntesis, esta relación tan estricta con la fotosíntesis nos hace entender como no puede existir una planta totalmente albina, una planta cualquiera necesita hacer fotosíntesis, sin los carotenos no podría sintetizar los fotones, de consecuencia no podría desarrollar sus funciones básicas.Las mutaciones cannábicas

Las plantas albinas se manifiestan tanto en parte de los cogollos como en parte del follaje, son plantas que llaman mucho la atención por su falta de coloración, debido a la falta de clorofila. No es de confundir con una decoloración debido a la cercanía del foco, esto no es un tema genético si no físico debido a la irradiación de la bombilla, esto degradará la clorofila ya que su intensidad de onda es mucho más alta de lo que puede soportar la planta, “quemando” los foto-pigmentos, regalándonos efectos visuales muy bonitos pero afectando el vigor de la planta de tal manera que puede reducir la producción ya que no podrá sintetizar la misma cantidad de fotones. El albinismo se puede manifestar desde la germinación, así obligando casi instantáneamente a la planta a morir, más fácilmente que se pueda manifestar durante el crecimiento de la planta, o durante la floración. Las plantas albinas que eventualmente puedan existir, se estima que puedan vivir de manera parasitaria, atrapando o quitando el alimento de otras plantas cercanas.

Aparte las plantas albinas, podemos encontrarnos plantas “rastreras” al igual que en romero, solo tendremos que tener cuidado con el riego durante la floración, de toda manera no será tan rastrero como el romero rastrero, si no que se queda por lo menos a 1 metro de altura y después se desarrolla a por lo ancho antes que a por lo alto, es como si tuviese el sol por el lateral, claramente el peso de ellas y su anatomía les obliga en apoyarse al suelo, propagándose por el jardín, y al igual que un ficus, donde pueda, echar raíces! Este tipo de mutación se encuentra más fácilmente entre sativas que entre indicas.

Juntas a ellas podemos encontrarnos plantas que pueden tener alteraciones en la filotaxis, hay raras veces donde ellas coinciden siendo triploides, plantas que no tienen solo un par de genes si no un trío de genes, tendremos una planta xxx o xxy o xyy, estas suelen manifestar desde la germinación 3 cotiledones así dando a imaginar que haya una alteración de la estructura, al igual de una planta que tenga una mutación de la filotaxis verticilada. Hay varias tipologías de filotaxis, claramente dependiendo la tipología de planta podemos encontrarnos una manifestación u otra, en este caso, la alteración está en la presencia de 3 o más hojas en cada piso. Muchas veces nos encontramos con la idea o la esperanza que por tener más cantidad de hojas puedas hacer una súper fotosíntesis y de consecuencia dándonos una súper producción, cosa que no siempre es así. Esta mutación no es muy común.

Cogollos que salen de las hojas, ojala fuesen todas así las mutaciones, donde se juntan todos los foliolos de la hoja, en esta palmita, cuando nadie se lo espera, hay individuos que pueden a veces desarrollar y manifestar pequeños cogollos, inflorescencias de no muy grande tamaño, bañados en resina al igual que sus hermanos mayores. Las causas de esta mutación aún no se saben pero si es cierto que se encuentras cada vez más frecuentemente, y claramente se intenta trabajar en esta línea para aprovechar más los cultivos y sacar más producción.

Todas estas mutaciones, hasta el momento, casuales, son debidas a un cambio del código genético, pero a veces la naturaleza, nos hace un juego genético que llama mucho la atención, y son los gigantes verdes. Estos gigantes suelen presentar, a nivel genético, una cadena de cromosomas más amplia, se conocen como poliploides. Los seres vivientes suelen ser diploides (xx- xy), anteriormente hemos tratado con triploides (xxy- xxx – xyy), mientras que los gigantes suelen ser poliploides (xxxx – xxyy – xyyy – xxxy), estos últimos 2 grupos suelen ser estériles, los triploide por un obvio motivo de genética, mientras que los poliploides no pasan el gen de gigantismo en las siguientes generaciones, ni siquiera cruzándola con otra variedad diploide. Los poliploides suelen ir mucho más rápido que sus hermanos, eso es debido a su rápido desarrollo en crecimiento aportando un mayor follaje que las diploides, en estos individuos, las flores, no se suelen formar al igual que las otras plantas. Las ramas suelen salir de 4 en 4 en cada internudo, las inflorescencias irán de consecuencia, así que muchas veces formaran “crestas” antes que colas, se forman flores más anchos que largos, muy particulares y llamativos, a los cuales habrá que darle una atención particular para evitar que se pueda podrir.

La suerte del principiante la hemos oído muchas veces, y se puede manifestar bajo la forma de una gran cosecha sin tener muchos cuidados, o tener un “descuento” en la semilla que hemos comprado, un caso cada 10000 o más, las semillas mellizas, 2 plantas de una sola semilla, caso que en el mundo vegetal no es nada común pero que funciona de manera muy parecida que en el mundo animal, de los 2 embriones, 1 siempre será más débil, el hecho de que sea más débil no quiere decir que irá a morir, pero si habrá que tener más cuidado con él. El mejor momento para separarlas, será después de la germinación, antes de ponerlas a tierra, con paciencia y mucho cuidado tendremos que separar sus raíces que suelen salir enroscadas entre ellas, ponerlas en macetas diferentes y seguir el cultivo normalmente. En este caso se habla de semilla poliembriónica, nada a que ver con la semilla siamésica (2 plantas con 1 sola raíz).

En Australia encontramos la patria de las mutaciones cannábicas, la Australian Bastard Cannabis, planta de origen desconocida y que subió una mutación de las hojas donde es más pequeña y redondeada, esta forma le permite aguantar de mejor manera el frío de las montañas de Sidney. Variedad que no presenta mucho THC y tampoco se le recuerda por su gran sabor, pero si por su forma tan diferente, al igual que la Duck Foot, planta estabilizada por el breeder Wally Duck, es la planta perfecta para cultivar en guerrilla o tener una planta discreta, es una planta que no tiene aspecto de cannabis hasta que no florece. Sus hojas tienen los foliolos unidos entre ellos, no están separados como la clásica hoja de cannabis, esto le convierte en una planta muy discreta de los ojos de los curiosos. Al igual que su compañera, no tiene valores elevados de THC, y el sabor tampoco es lo que llama la atención de este cultivo, la forma tan original de su hoja es el valor añadido de esta variedad, bancos de semillas holandeses ya sacaron partido de este tipo de mutación.

Si queremos discreción en el cultivo de cannabis, tendremos que irnos en un rincón del mundo donde se puede encontrar la marihuana más discreta que el hombre haya conocido nunca, al límite entre mito o realidad, el cannabis subacuático es la variedad que más discreción nos puede proporcionar, allí estamos casi seguros que no hay cámara que nos verá. Es un cannabis que se encuentra en aguas saladas, tiene un aspecto más parecido a una alga pero, a diferencia de las otras algas, presenta un valor muy bajo de THC, aun así se quedaría ilegal antes los ojos de la ley. Conocida como “la amiga de los pescadores” haciendo honor a sus descubridores. La planta presenta flores femeninas y con resina, sabemos que la resina no es hidrosoluble, aun así nos sorprende la mutación que tuvo esta planta para poder sobrevivir cambiando su fotosíntesis desde oxigénica a fotosíntesis anoxigénica, la primera es la típica fotosíntesis de las plantas terrestres, mientras que la segunda es más típica de bacterias y algas. Poca información se encuentra sobre este tipo de mutación dominante, quizás puede ser más leyenda que cuento real.

Autor: Fabio Inga

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 3.4)