Jiffys los grandes aliados de los cultivadores

Jiffys los grandes aliados de los cultivadores, ya que todos sabemos lo que son y para lo que sirven. Los Jiffy siempre han estado ahí para ayudarnos a todo, desde enraizar nuestros esquejes a cuando empezamos a germinar semillas. A todos nos pareció raro la primera vez que lo vimos y nos pareció increíble que de ahí saliera un tipo macetita donde germinar nuestras semillas, ya que es un disco duro y compacto.

Se trata de unos discos de turba o de coco prensado, que hay en varios tamaños y que se usan para distintas cosas dentro del cultivo, sobretodo para germinar semillas o para enraizar esquejes. Para poderlos usar lo único que debemos hacer es sumergirlos en agua para que empapen y se hinchen, así tendremos suficiente sustrato para poder enterrar nuestra semilla o nuestro tallo del esqueje.

Tienen muy buena aireación, pero cuando los mojamos hay que escurrirlos para que un exceso de agua no nos pudra la semilla o el tallo del esqueje. Una vez escurrido transpira bastante bien, con lo que tendremos que estar atentos para que no se nos seque en exceso. Cuando nuestra semilla ya a germinado o nuestro esqueje empieza a mostrar las primeras raíces, ya podremos trasplantarlo a tierra directamente.

Al usar Jiffy nos ahorramos mucho tiempo y espacio al no tener que hacerlos en maceta y podremos poner muchas más semillas o esquejes en menos espacio. Lo que tenemos que tener muy en cuenta es que no se nos quede muy mojado, ya que si tienen un fallo es ese, que no se escurren solos.

Los tienes de turba, para cuando vamos a trasplantar después a tierra, y de coco, por si donde cultivamos es en sustrato de coco. Dentro de ellos hay de varios tamaños, dependiendo para que los usemos nos vendrá mejor uno que otro. Si tenemos que germinar semillas los mejores son los Jiffy de 41mm, ya que son bastante anchos para asegurarnos que no se nos seca antes de que salga la plántula al exterior al ser más ancho y retener algo más la humedad.

Los finos de 33mm nos vendrán mejor para los esquejes, ya que no necesitaremos mucho espacio para hacer cientos, a parte al ser más finos airean mejor y no corremos peligro de podrir el tallo los primeros días.

Y ahora que ya sabemos un poco más de los Jiffy´s, los podremos usar mejor o por lo menos sabremos cual es el que necesitamos, y el porqué hay más grandes y más pequeños. A parte de que ya no tendremos que llenar nunca más semilleros de tierra para germinar nuestras semillas ni para enraizar esquejes.

Autor del Artículo: Javi Chinesta, del equipo de GB Valencia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 7 Promedio: 4)