Cómo hacer infusión de Marihuana

Os presentamos la infusión de marihuana, una receta que puede servirnos mucho ahora que vamos de camino al frío, ayudándonos a aliviar los resfriados o cualquier síntoma negativo. Bastará con una simple infusión para aprovecharnos de todas las propiedades del cannabis, ya lo queramos para fines medicinales o recreativos, notaremos como esa gran relajación invade nuestro cuerpo, y nos aporta un estado de ánimo muy especial.

Se puede preparar con hojas o cogollos de marihuana, ya que ambas contienen THC, la sustancia que provoca el efecto psicoactivo de la planta. En los cogollos encontramos una presencia de THC mayor que en las hojas, por lo que si queremos realizarlo sin desperdiciar nuestros cogollos, deberemos utilizar las hojas, cuanto más cargadas de resina mejor.

Es importante saber que esta infusión se prepara con leche y agua, ya que el THC no es soluble en el agua. A continuación, explicamos los ingredientes y su sencilla preparación:

Ingredientes para hacer infusión de marihuana (1 Ración)

  • Un vaso de agua y medio de leche.
  • De 0.5 a 1 gr de cogollos de marihuana o de 2 a 3g de hojas con bastante resina.
  • Azúcar o miel.

Cómo hacer una infusión de marihuana

En primer lugar lo que deberemos hacer es poner únicamente agua a hervir, añadir nuestra marihuana, y remover muy despacio durante 10 minutos. De esta manera conseguiremos que suelte toda la suciedad y la clorofila, material que le aporta un sabor levemente amargo a la infusión. Así nos aseguramos de que nuestra hierba está totalmente saneada, por lo que nuestra infusión mostrará un sabor único y cargado de matices.

Una vez tengamos la hierba limpia, tendremos que poner otro cazo, donde haremos nuestra infusión definitiva. Como ya hemos comentado en otras recetas, el THC es hidrofóbico y fipófilo por lo que necesitará una sustancia grasa como la leche para unirse a la infusión. Deberemos controlar los vasos de agua que añadamos, ya que deberemos añadir entre 1/3 y 1/2 del total de agua en leche. 

Cuando el contenido comience a hervir, deberemos bajar la potencia del fuego y ponerlo al mínimo, ya que en caso de que la temperatura sea muy elevada el THC podría llegar a degradarse, por lo que no acabaríamos teniendo el efecto deseado. Añadiremos nuestro material vegetal, sea en hojas o en cogollos, y lo dejaremos a fuego lento durante 10 minutos.

Una vez pasados los 10 minutos será el momento de filtrar nuestra mezcla con la ayuda de un colador, y la dejaremos reposar unos minutos, ya que estará demasiado caliente y no apreciaremos bien los agradables sabores que esta infusión deja en el paladar. Por último, solo queda endulzar la infusión al gusto, con miel o azúcar, y ya estará lista para tomar.

Si deseamos beberla fría solo tendremos que esperar a que alcance la temperatura ambiente, entonces podremos meterla en la nevera sin ningún problema, ya que no se verá alterado por un cambio drástico en la temperatura.

Hay que tener cuidado con la dosis de la infusión de marihuana, ya que el cannabis ingerido por vía oral tarda más en hacer efecto, sobre una o dos horas. Además cuando lo fumamos nuestro cuerpo no recibe más que un 15% del THC total, mientras si lo consumimos por ingestión puede llegar hasta casi el 40%, por lo que acabaremos notando una potencia. Así que deberás ser paciente si consideras que la dosis que has consumido es suficiente y no notas nada, ya que puede tardar un rato en hacer efecto, y las consecuencias de abusar pueden ser muy negativas.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 41 Promedio: 4)
Resumen
recipe image
Nombre de la receta
Infusión de Marihuana
Publicado
Tiempo de preparación
Tiempo de cocina
Tiempo total