Galletas de marihuana en la Iglesia

A finales de diciembre de 2016, un hombre de 74 años es arrestado por dar galletas de marihuana en la Iglesia. Los hechos han ocurrido en el pueblo de Bloomington, en el estado de Indiana, USA.

Todo ocurrió un domingo después de misa, cuando el acusado ofreció unas galletas que el mismo había hecho, con fin de celebrar la navidad con sus compañeros parroquianos. El acusado, conocido como Mr. Jones, es un hombre de 74 años, habitual parroquiano de la iglesia de St. Jonh´s Apostle Catholic Church.

Mr. Jones admitió haber hecho el mismo las galletas, aunque negó totalmente haberles añadido ningún tipo de sustancia ilegal.

Galletas de marihuana El padre de la iglesia de St. Jones, Daniel Mahan, asegura conocer bien a Mr. Jones, y afirma que no es capaz de realizar tal acción. “Estamos orando por todos los involucrados, estamos orando por todos aquellos que enfermaron el pasado domingo, estamos orando por el señor Jones y estamos orando por la justicia justa pero con misericordia”. Declaraba el Padre Daniel a un periódico local.

Los afectados eran 6 parroquianos de la Iglesia, con edades comprendidas entre los 12 y los 70 años, que estaban disfrutando de unas deliciosas galletas. Los afectados no sabían lo que estaba a punto de sucederles, ya que aunque luego confesaban que las galletas estaban extrañamente saladas, no se imaginaban que podían contener restos de marihuana.

Al cabo de un rato, comenzaron a sentir unos efectos algo extraños, entre los que afirmaban tener mareos, náuseas y muchos sudores. Al final acabaron en la sala de urgencias del hospital, diciendo que habían consumido unas galletas, que les estaban provocando unos efectos algo extraños.

La policía de Bloomington autorizó el registro de la casa de Mr. Jones, donde encontró una botella naranja llena de unas cápsulas, con un contenido marrón y aceitoso. El contenido de estas cápsulas fue analizado en los laboratorios de la policía, donde descubrieron que mostraba un alto contenido del cannabinoide THC.

No se trataba de otra cosa más que de una extracción de hachís, por lo que el señor Jones fue detenido, acusado de imprudencia criminal y posesión de aceite de marihuana. En un par de meses conoceremos la sentencia final, ya que en el estado de Indiana, la marihuana sigue siendo ilegal.

De momento el señor Jones sigue diciendo que desconoce la procedencia de esas cápsulas, y sobre todo que no ha añadido nada extraño a las galletas, por lo que la investigación policial continúa.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)