Fumar o no fumar Shakespeare

Fumar o no fumar Shakespeare, dramaturgo ingles que nació en 1564, fue un precursor de los mas conocidos “poetas malditos”, no solo escribía textos que aun hoy en día son ejemplo de arte literaria, si no que también aprovechaba los frutos de los viajes de Francis Drake.

Noticia reciente afirma que Shakespeare consumía varios tipos de sustancias que hoy en día son ilegales, analíticas de un instituto de Johannesburgo afirman que en los fragmentos de pipa encontrados cerca de la casa del autor tenían restos de nicotina, cocaina y cannabis. Estudios afirman que en el siglo XVII se fumaban varios tipos de tabaco en Inglaterra, es posible que estas sustancia viniera de los viajes que hacían los ingleses hacia el nuevo continente.

Como todos sabemos, el cannabis es una sustancia estimulante, al igual que la cocaína o el tabaco, este ultimo, quizás es mas estimulante a nivel físico, a nivel cerebral quizás no estimula la imaginación y la creatividad, posiblemente estimula mas otros aspecto del cerebro que a un artista no siempre le viene bien.

La cocaína es mas bien estimulante físico, a parte que cerebral, pero sus efectos se pueden ver atreves del cuerpo, energía ilimitada aumentando la resistencia del cuerpo ante el cansancio, el cannabis, estimulante mas cerebral que físico, mas propio de un artista, posiblemente tendremos que agradecer la existencia de esta planta si hoy en día tenemos tantas obras literarias y no solo.

Hemos visto, como en el curso de los años, muchos artistas que no venían reconocidos por sus calidades, empezaban un estilo de vida muy provocatorio, atrevido, peligroso y hasta autodestructivo, así venían etiquetados los poetas malditos, artistas que tenían un estilo de vida casi bohemio y tenían éxito en la vida, la sociedad contemporánea no permitía esto, y no lo permite aun hoy en día.

Estos artistas no solo usaban cannabis, si no que opio, cocaina, alcohol, láudano, todas sustancias que solían estimular la creatividad, entre ellos podemos recordar Edgar Alan Poe, Charles Boudelaire, Vicent van Gogh, son tres nombres que abarcan pintura, literatura, periodismo y crítico de literatura.

Esto debería hacernos por lo menos pensar si de verdad, estas sustancias, dañan tanto el cerebro como para usar las obras de estos “drogadictos” como modelos de arte a imitar y contemplar, seguramente el abuso de toda sustancia, aunque beneficiosa, puede ser a largo o corto plazo, muy dañina hasta ser mortal, pero quizás un equilibrio correcto entre droga y medicamento nos permita una estimulación suficiente como para producir obras, que en un futuro, pueden ser ejemplo de maestría.

Autor: Fabio Inga

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)