Estados Unidos protesta con 4.200 porros

El pasado seis de noviembre fue una fecha clave para los EEUU, en ella, además de la consabida elección de Donald Trump como el 45º presidente de una de las potencias mundiales de la actualidad, fue una fecha clave por muchas otras razones. Otra de las medidas que se aprobó en la, tal vez, elección con el resultado más extraño de la actualidad fue, la aprobación del consumo de la marihuana con fines terapéuticos y lúdicos hasta un número de gramos marcado, en diversos Estados parte.

Esta noticia, mucho más influyente para lo que nosotros nos interesa, fue aplaudida por gran parte de los consumidores de cannabis de los Estados Unidos, que ven cómo ya no deberán acudir al mercado negro para conseguir la marihuana, sino que, la podrán comprar en establecimientos o cultivarla, según sus posibilidades y gustos.

Aunque, una de las cosas más extrañas del país es que, a pesar de contar con un mismo presidente para todos, las leyes no son las mismas en todos los Estados, por eso, hay algunos en los que el autoconsumo con fines lúdicos o terapéuticos no está legalizado, pero si permitido hasta un cierto número de gramos, en otros está totalmente permitido, o tan sólo los fines terapéuticos, y por último están los que no está legalizado y además está perseguido. Todo esto es bastante molesto para visitantes y los oriundos, que ven cómo cada vez que cambian de Estado, también lo hacen sus leyes, y quisieron protestar por ello.

Una de las mejores maneras de protestar

Y qué mejor manera de protestar que en uno de los actos con más visibilidad nacional e internacional del año, la investidura de Trump como 45º presidente de los Estados Unidos. Por ello, la Coalición de la Marihuana en el Distrito de Columbia, DCMJ siglas en inglés, repartió el pasado 20 de enero 4.200  porros entre los asistentes a la protesta pro-legalización de la marihuana para usos terapéuticos y lúdicos en la totalidad de los Estados, para que lo encendieran todos juntos en el minuto 4:20 del discurso, como referencia al código canábico.

Como toda buena reunión que se precie, la quedada que se produjo en la rotonda de Washington, la  Dupont Circle, uno de los puntos más conocidos y emblemáticos de D.C, contó con una mascota propia, una hoja de marihuana, que amenizó la espera mientras todos los asistentes recogían su porro. A pesar de que, se habló de una posible fumada de porros masiva en el mismo lugar, aunque desde la organización explicaron que se les podría detener, ya que las leyes en este distrito son muy curiosas. A pesar de que se puede portar hasta 28 gramos por persona mayor de 21 años, y se pueden tener hasta seis plantas destinadas para el autoconsumo, no se puede comercializar con la marihuana, y la compra-venta está penada por la ley, así como el consumo en lugares públicos, dejando tan sólo la posibilidad de fumar en los domicilios particulares.

A pesar de lanzar esta propuesta de esta curiosa manera en un momento tan puntual, desde DCMJ explican que ellos no entran en polémicas a favor o en contra del nuevo presidente de los EEUU, sino que aprovecharon un momento de tanta expectación y visibilidad para hacerse oír.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)