El fin del cáncer en manos de los cannabinoides

El fin del cáncer en manos de los cannabinoides, cada vez se estudian más y con mejores resultados del tratamiento del cáncer con marihuana, ya que contiene una potente medicina compuesta por sus componentes activos, los cannabinoides.

La marihuana es una planta que lleva miles de años usándose como planta medicinal, pero hasta hace bien poco no se a podido estudiar como se debe, sea por falta de medios ya que no es una planta legal en la mayoría de los países y hay cierto prohibicionismo en su entorno, o sea por la negación de muchas personas poderosas contrarias a ella.

Hace unos años lo que escuchábamos sobre la marihuana medicinal iba enfocado todo hacia lo mismo, hacia la relajación y el dolor en enfermedades, poco más se sabía. Ahora y cada vez más, gracias a países que han regularizado su uso se estudian cada vez más sus efectos en las personas.

Ya no trata de un simple relajante muscular o una solución contra el insomnio con una infusión, sino que está demostrado que los cannabinoides son capaces de conducir a las células cancerígenas tumorales como las del cáncer de mama a su muerte causándole varios trastornos;

  • Impide que nuevos vasos sanguíneos abastezcan las nuevas células, evitándo que el tumor siga creciendo al no poder reproducirse.
  • Ataca fuertemente a las células haciendo que su metabolismo avance a gran velocidad causando su muerte digamos “haciendo viejas a las células cancerígenas” con un agresivo ataque.
  • Se bloquea el proceso de expansión del cáncer tumoral por el resto del cuerpo, anulando la capacidad de desplazarse que tienen las células cancerígenas, invadiendo otras partes del cuerpo y órganos, proceso más conocido como metástasis.

A parte de para lo que sirve, también se han investigado distintas y cómodas formas de suministrar los cannabinoides a los pacientes terapéuticos. Ya no hace falta fumarse un porro para obtener sus beneficios, sino que hay muchos medios en los que ni siquiera te das cuenta que eso se a sacado del cannabis ya que carecen de olor y sabor, ni tienen el típico aspecto, se puede tener en casa sin que nadie sepa ni siquiera que es y tomarlo en cualquier parte.

Antes solo teníamos la esperanza de fumarnos un porro y esperar cierto efecto, que podía que llegara o no. Todo dependía de la marihuana que usemos, y esa marihuana depende de las manos que la cultiven y el proceso que hayan tenido hasta acabar en tus manos. Nunca teníamos una medicina por que no se podía dosificar.

Ahora hay muchos tipos de tinturas y aceites que pueden ayudarte en el caso que sufras de ésta terrible enfermedad, ya que ya no es una especulación y no es dar esperanzas a alguien para nada, es que su nivel de vida y su salud pueden mejorar y mucho gracias al cannabis y eso no se debe ni se puede esconder.

Esas tinturas tienen una gran concentración de cannabinoides, con lo que hace falta muy poca dosis para que hagan efecto, hay que medirlo a gotas. Al poderlo dosificar ya nos sirve como medicamento, además de que podremos hacerlo siempre con la misma variedad obteniendo siempre los mismos efectos. Al hacer la tintura será todo prácticamente puro, con lo que no variará mucho el efecto de una tintura a otra con la misma variedad aunque sea otra cosecha. Además al usarse tan poca dosis las tinturas duran mucho tiempo, no se compraría ni se haría todos los días, ni siquiera todos los meses.

Se han hecho estudios con ratones con tumores, a unos les hicieron pruebas solo con quimioterápia, a otros solo con cannabis, y a otros las dos cosas. A los que trataron en combinación les mejoraba muy rápido, e incluso a algunos les desapareció el cáncer. A los que suministraron solo cannabinoides mejoraron mucho más que los que solo recibieron quimioterapia.

Se a probado en humanos, se ha suministrado THC a pacientes con cáncer terminal y sus resultados han sido sorprendentes. El 50% de los pacientes redujo el tumor a gran velocidad comparado con otros tratamientos y en otro 20% hubo mejoría más que considerable, pero seguro que funciona mucho mejor en estados mucho menos avanzados y con más probabilidades de exterminarlo.

También se a probado con éxito en otras enfermedades como la epilepsia, que dependía de potentes fármacos y a veces incluso dejaban de hacer efecto en poco tiempo o ni siquiera lo tienen. Sin embargo se controlan mucho mejor los ataques tratándolos con ciertos cannabinoides que con los medicamentos.

Cierto es que también tiene efectos secundarios, pero se alejan mucho de los que llega a producir la quimioterapia o los medicamentos. Sus efectos secundarios no van más lejos de los que puede producir fumar hierba, encima podemos quitar la parte de la combustión, podríamos dejarlo en los efectos secundarios que puede tener ingerir hierba, apenas ninguno.

Con unas simples gotas de una medicina que puedes hacerte tu mismo en casa puede que tengas otra salida a lo que creías que no, una nueva esperanza que te hará mirar la vida con otros ojos. Y aunque no se puede decir que sirva en todos los pacientes ni en todos los tipos de cáncer, ninguna persona que lo sufra debe quedarse sin la oportunidad de probarlo. Los gordos se niegan a poner ésta medicina barata y accesible a nuestro alcance en dispensarios o dejando que la cultivemos libremente para nuestro consumo, eso no lo podemos seguir permitiendo.

Solo nos queda escondernos un poco para no contribuir con sus fuertes multas y esperar que algún día mande alguien con cabeza que nos permita evolucionar en el campo de la marihuana de uso terapéutico en España, ya que hasta ahora y como mucho, algún médico que otro hace informes de que el cannabis a mejorado la salud de su paciente, sobretodo en enfermedades musculares y óseas contra el dolor, pero no se a ido mucho más lejos de ahí. Los de arriba no quieren escuchar y por mucho que nos manifestemos y hagamos lo que hagamos por una oreja les entra y por otra les sale.

Deberíamos tener en las farmacias o dispensarios tinturas de máxima calidad, con las que poder tratar enfermedades tan graves sin tener conocimientos de cultivo y sin que nos engañen en la calle, ya que por falta de información hasta muchas asociaciones proporcionan como marihuana medicinal cogollos para fumar de cualquier hierba, tinturas que se basan en un simple BHO disuelto en aceite de oliva sin limpiar y sin descarboxilar (osea de poco efecto ingerido si no es que se calienta a más de 100º) o símplemente muy mala calidad para luchar contra enfermedades tan graves.

Necesitamos análisis de componentes activos y saber que cantidades tiene lo que consumimos, necesitamos saber que propiedades tiene cada cannabinoide medicinalmente hablando y contra que enfermedades se puede luchar con ellos (ya se conocen más de 100 cannabinoides y sus efectos en el cuerpo y contra enfermedades) Necesitamos que el cannabis se regularice YA!

Autor del artículo: Javi Chinesta, del equipo de GrowBarato Valencia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 10 Promedio: 4.9)