>> Iluminación>> Balastros

Balastros

 Balastros

Balastros para conectar tus lámparas de descarga. Los balastros actúan como un transformador que le da la potencia necesaria a la bombilla para encenderse. Cada balastro es de una potencia, y debe ir acorde a la potencia de la bombilla.

Si colocamos un balastro muy potente para la bombilla que le colocamos podremos fundirla por la alta corriente que pasa por su interior. Si es más baja la bombilla no dará el máximo de potencia que podría emitir, pero no se estropea la bombilla a no ser que la hagamos trabajar con potencias muy bajas como una bombilla de 600w a 150w, sería tan baja que acabaría por no hacer bien el recorrido la corriente y fundirla, al chocar el negativo con el negativo continuamente.

Hay balastros que solo tienen una potencia de salida y otros balastros que tienen un regulador de potencia. Los que tienen una sola potencia se pueden usar en cualquier tipo de cultivo, pero lo suelen elegir los cultivadores para colocarlos en cultivos donde no se necesitan diferentes potencias. En una sala de madres siempre necesitamos la misma luz, no hace falta que subamos de potencia, al igual que en las salas de floración. 

Hay balastros regulables en potencia que podemos usar en salas donde hacemos la fase completa de la planta, ya que se regulan normalmente sobre el 50%, 75%, 100% y 110%. Si elegimos un balastro de 600w regulable, normalmente se regula a 250w, 400w, 600w y 660w aunque los hay que se regulan a 400w, 440w, 600w y 660w dependiendo modelos. Todas las potencias se usarían con la misma bombilla de 600w sin problema. En la potencia más baja germinamos o enraizamos los esquejes, en potencia 75% las crecemos, al 100% en floración y 110% en la fase de engorde.

Dentro de éstos balastros los hay Electrónicos y Magnéticos. Los Electrónicos amortizan más la energía consumida, ya que dan hasta un 30% más de luz, además que son los que suelen ser regulables, ya que magnéticos no hay con regulador de potencia. Los Magnéticos son más económicos, pero se calientan y perdemos energía que podría ir a nuestras plantas.

Los balastros electrónicos siempre serán más silenciosos, ya que cambia la bobina y varios componentes de los balastros magnéticos por piezas electrónicas que apenas emiten sonido alguno. La luz que emite tiene muchos más hercios que los balastros magnéticos, la luz no parpadea al funcionar. Si enfocas con la cámara del móvil la luz de un balastro magnético veremos como hay franjas de luz por que no es continua, sino que parpadea. La luz continua de los balastros electrónicos son los que hacen que reciba mucha más luz nuestra planta. A parte no se calientan nada, con lo que los podremos tener dentro del cultivo sin problema.

Los balastros magnéticos si se calientan bastante, y ya que la energía no se destruye sino se transforma, estamos perdiendo energía que debería ir a nuestras plantas. La luz que emiten es doscuntinua, por culpa de los bajos hercios a los que emite la luz, con lo que recibiremos un 30% menos de luz en nuestras plantas, aunque a la vista parezca lo mismo. Al calentarse no se deben meter dentro del cultivo, para evitar que suba la temperatura. No suelen ser regulables, aunque hay un modelo que es 600 + Boost que lo sube a 660w.

Todos los balastros de nuestro catálogo tienen sus características en su descripción, para que aunque vayas un poco perdido sepas que balastro se acopla mejor a ti.

Cada uno como vemos tiene diferentes pros y contras, solo debes elegir el que más te convenga en tu cultivo.