>> Iluminación>>Lámparas de descarga

Lámparas de descarga

Lámparas de descarga

Las lámparas de descarga tienen un vapor ionizado por dentro o un gas, el cual excitado con un electrodo establece una corriente eléctrica. Las descargas eléctricas que se producen en el tubo, es debido a la diferencia de potencial entre los electrodos.

La descargas eléctricas que se producen a su interior provocan un flujo de electrones que, si chocara con otro flujo de electrones, podría provocar un efecto en cadena y destruir la lámpara por exceso de corriente. La otra opción es que no reciba suficiente energía, en este caso el electrón ocuparía otro orbital y tendría una corriente no estable. De esta manera la energía que libera es energía UV, como los rayos del sol, por esto los electrones no pueden tener un estado energético cualquiera, sino que tiene que tener un estado energético bien preciso para que el espectro de luz de esta bombilla sea también estable.

Estas lámparas no son autosuficientes, necesitan otros artículos para poder funcionar, como un balastro o cebador y un reflector con casquillo. El balastro limita las subidas y bajadas de corriente y estabiliza su curso para que la lámpara pueda funcionar, para evitar así un exceso de electrones que aumentarían el valor de la corriente hasta producir la destrucción de la lámpara. Mientras que el segundo, el cebador, funciona totalmente del revés, suministra un breve pico de corriente para que pueda arrancar la bombilla, una vez encendida el gas se estabiliza y nos encontraremos con un consumo superior al declarado hasta que se estabilice el gas respetando el consumo declarado.

Los reflectores, como ya dice el nombre, reflectan la luz hacia un sitio especifico.  A parte hacer este importante trabajo, lo que hacen realmente es pasar corriente a la bombilla a través del casquillo. Los reflectores suelen aumentar la eficacia de estas bombillas, cada una tiene un tipo de rendimiento en base a sus características. Como se evalúa esto? Midiendo lúmenes. Las bombillas con menos rendimiento son las de 19-28 lúmenes por vatio, esto lo hacen las bombillas mixtas (en este caso, bombilla mixta no se refiere a crecimiento y floración, se refiere a tecnología mixta de funcionamiento). Las bombillas más eficaces según mediciones son las de sodio de alta presión, llegan alcanzar hasta 100 – 183 lúmenes por vatio.

Ventajas e inconvenientes de las lámparas de descarga

Desde unos años hasta ahora, su mayor competidor es la luminaria de led. Ésta luminaria a diferencia de la primera, no calienta, es una luz fría, permitiéndonos acercar mucho más el foco a la planta aprovechando mejor los lúmenes. A parte de esta gran ventaja, la durabilidad es mucho mayor. Según cálculos de cultivo continuo con 1 mes de media de crecimiento y 2 meses de floración sin parar, duraría 11 años!!!!! Su frecuencia hace que profundice algo menos que las bombillas de descarga, esto se refleja en cogollos más largos o más productivas las partes de abajo de la planta en los cultivos con lámparas de descarga, pero con Led haremos cultivos excelentes utilizando técnicas como el Sea Of Green.

Otra gran ventaja que nos proporciona un cultivo con led antes que un cultivo con lámparas de descarga es un cultivo anónimo a los ojos de las cámaras térmicas, todo el calor generado en las grandes salas por la concentración de lámparas de descarga será también un problema menos al cual pensar. Después todas estas ventajas, alguna desventaja tiene que mostrar, y es por su frecuencia de luz y su falta de temperatura que muchas veces el desarrollo tanto en crecimiento como en floración sea lento. En floración su lentitud no está en la maduración, si no en la producción de nuevas flores, el metabolismo parece verse afectado. De alguna manera necesita menos nutrientes, y siempre por esta falta de calor, la tierra permanece más tiempo húmeda, factor positivo si se tiene poco tiempo, factor negativo a la hora de respetar la proporción de aire-agua-tierra.

Las lámparas de descarga estimulan un desarrollo más rápido en comparación no solo al led, sino que también a las lámparas de bajo consumo, lámparas que tienen pocos lúmenes, se solían usar para guardar madres y esquejes. En los últimos años han salido lámparas de bajo consumo con el espectro más anaranjado y rojizo apto para la floración, aun así, la falta de intensidad lumínica y la frecuencia a la cual funciona, no suele dar resultado satisfactorios. Los lados positivos en el usar este tipo de bombilla es acercarla a las plantas sin dañarlas, poder cultivar en sitios cálidos o en condiciones más calientes de lo recomendado.

Posiblemente por muchos años todavía, los cultivadores de interior estarán aún casi obligados en usar lámparas de descargas para seguir viendo sus plantas parecerse a las fotos que vemos en los catálogos de los bancos de semillas.