>> Cosecha y secado

Cosecha y secado

Cosecha y secado

Encuentra todos los utensilios e instrumentos que necesitas para hacer la cosecha y el secado de tus plantas de marihuana. Tienes una amplia selección de productos con los que podrás hacer todo el proceso desde que cortas la planta hasta que te la fumas.

En el apartado de microscopios podrás escoger uno para ver si tus plantas están listas para el corte. Los pelos marrones son un factor que puede engañar a la hora de cosechar, sin embargo si la cortamos según el color de los tricomas estaremos seguros de que estamos cortándola en su momento.

Tienes tijeras de todos los tamaños, para que puedas cortar los troncos de tus plantas sin problema o manicurar las hojas. Así cuando pongamos a secar nuestras plantas estarán libres de hojas y tardará menos en secarse, ya que en las hojas hay una gran cantidad de agua y humedad.

Otra forma que tenemos de quitarle las hojas y manicurar nuestra marihuana es con las peladoras. Las peladoras de marihuana nos ayudarán a quitar todas las hojas que rodean las flores sin tener que hacerlo a mano, cosa que te quita mucho trabajo y tiempo. Hay de diversos modelos, desde peladoras pequeñas manuales para un cultivador pequeñito, hasta las más grandes máquinas donde metes las ramas enteras y te salen por otro lado totalmente peladas y listas para colgar. Las hojas también las podemos secar a parte para hacer extracciones.

Una vez le hayamos quitado las hojas necesitamos secarla en el mejor espacio posible. Debemos dejarla en un lugar oscuro, algo ventilado sin que les de el viento directamente y que no tenga más de 25º de temperatura máxima. Podemos o tenderla de cuerdas, o secarla en mallas de secado colgadas del techo o apiladas en el suelo, según modelos. Al hacerlo en mallas de secado la marihuana estará bien ventilada, y ocuparemos muy poco espacio para una gran cantidad de hierba. Se puede colocar en un armario de secado o en una habitación, controlando la humedad que no se eleve demasiado, o necesitaremos un deshumidificador.

Cuando tengamos toda seca podemos ponerla a curar dentro de botes herméticos donde irá alcanzando un nivel de potencia más alto que simplemente secada. Con las hojas podemos hacer extracciones de resina, que será una concentración del sabor y potencia de tu misma hierba.

Luego podremos envasarla al vacío una vez terminado todo el proceso, donde se puede almacenar hasta 2 años sin que pierda propiedades.